Midazolam: indicaciones, posología y efectos secundarios

Julio 2017


El midazolam es una molécula que pertenece al grupo de las benzodiazepinas. Esta sustancia de acción sedativa corta está disponible en forma de inyectable (intravenosa, intramuscular o rectal) y en forma de solución bucal en jeringa predosificada (1 dosis que hay que colocar en la boca entre la encía y la mejilla durante una crisis convulsiva en el niño).

Usos

El midazolam es utilizado en diferentes circunstancias. Es administrado en caso de anestesia (para un fin diagnóstico o terapéutico y en complementos de anestésicos más potentes) y en reanimación. Es indicado durante cuidados paliativos como sedante. Permite, en efecto, calmar la ansiedad y las tensiones musculares, particularmente pacientes que están en fase terminal y para los que esta situación es particularmente insoportable. También se utiliza en la unidad de cuidados intensivos, particularmente en niños.

También se emplea midazolam para el tratamiento de ataques epilépticos y convulsiones en los más jóvenes.

Propiedades

El midazolam posee propiedades ansiolíticas (contra la ansiedad), somníferas y sedativas, anticonvulsivante y miorrelajante (causa un relajamiento muscular). Esta sustancia es de acción corta. Después de una acción sedativa e hipnótica intensa, sus efectos se difuminan rápidamente.

Hay que tener en cuenta también que provoca una amnesia breve cuando alcanza su pico de actividad.

Efectos secundarios

El midazolam es susceptible de arrastrar numerosos efectos secundarios. Puede particularmente causar reacciones alérgicas generalizadas, incluso un choque anafiláctico, trastornos psiquiátricos (confusión, alucinaciones], euforia, agresividad, hiperactividad, exceso de cólera, etc.) y trastornos neurológicos (movimientos involuntarios, espasmos y temblores).

Por otro lado, el midazolam puede provocar una dependencia y un síndrome de destete, en particular después de una utilización por vía intravenosa prolongada y cuando es interrumpida repentinamente. Además, el midazolam puede desencadenar problemas cardíacos, afecciones nerviosas, problemas respiratorios, trastornos digestivos y afecciones cutáneas o incluso problemas más generales como cansancio, dolores e intoxicación.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 4 de julio de 2015 a las 01:30 por Carlos-vialfa.
El documento «Midazolam: indicaciones, posología y efectos secundarios» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.