Epilepsias graves

Agosto 2017
La epilepsia es causa de minusvalía. Caracterizada por crisis epilépticas repetidas y crónicas, que pueden llegar a agravarse en su forma aguda.
En España existen entre 200.000 y 400.000 personas que padecen algún tipo de epilepsia


Diagnosticar una epilepsia grave



Varios criterios permiten determinar si el paciente sufre de una epilepsia grave:
  • La repercusión cognoscitiva, psicoafectiva, familiar, educativa, escolar o profesional de la enfermedad;
  • La frecuencia, la naturaleza y la resistencia de las crisis al tratamiento;
  • Los efectos indeseables de los tratamientos.


Existen diferentes medios para establecer un diagnóstico inicial:
  • Factores de orientación y antecedentes
    • Edad de inicio de las crisis, antecedentes del paciente y antecedentes familiares
    • Interrogatorio e historia clínica del paciente
      • Descripción de las crisis ( “las manifestaciones breves, estereotipadas y repetitivas deben llamarnos la atención ”);
      • La existencia de episodios neurológicos previos
      • Factores desencadenantes
      • Frecuencia y horario de las crisis
    • Examen neurológico (debe ser practicado por un neuropsicólogo)
    • Diferentes EEG (de siesta, ambulatorio, de noche…)
    • RMN, SPECT, TEP…
    • Exámenes metabólicos y genéticos (en el niño)
    • Exámen neuropsicológico (debe ser practicado por un psicólogo)

Tratamiento

Una vez realizado el diagnóstico por un neuropediatra o un neurólogo al paciente se le debe proponer un tratamiento y un seguimiento.
  • Un tratamiento antiepiléptico
    • Tratamiento farmacológico para las crisis con pérdida de conciencia: posición PLS + benzodiazepina por vía rectal u oral cuando la crisis dura más de 3 minutos (excepto en el anciano).
    • Tratamiento farmacológico de fondo: antiepiléptico asociado, dependiendo de los síndromes causales, a corticoides o piracetam
    • Otros tratamientos
      • Cirugía
      • Régimen cetógeno (este régimen rico en grasas, pobre en proteínas e hidratos de carbono actúa como anticonvulsionante; requiere hospitalización)
    • Tratamiento de las complicaciones
      • Síntomas ansiosos y/o depresivos: antidepresivos, neurolépticos
      • Vitaminoterapia (vitamina D)
      • Contracepción para los adolescentes y las mujeres (recomendada)
      • Ácido fólico (embarazo)
      • Ayuda a la inserción familiar, social…
      • Búsqueda y asistencia de las comorbilidades y complicaciones
    • Una ayuda para mejorar la calidad de vida


Una educación terapeútica debe acompañar a los tratamientos farmacológicos. Debe permitir al paciente:
  • Estar informado de la existencia de asociaciones de personas epilépticas;
  • Comprender su enfermedad;
  • Estar informado sobre su enfermedad, el tratamiento y sus consecuencias;
  • Adoptar una higiene de vida (reducir o suprimir la toma de alcohol);
  • Planificar los exámenes médicos;
  • Conocer los riesgos inherentes a un embarazo y ser informado sobre las contracepciones, en el adolescente y la mujer.

Seguimiento

El seguimiento de los pacientes afectados por epilepsia grave se aconseja con el fin de:
  • Prevenir las complicaciones espontáneas o iatrógenas;
  • Vigilar y adaptar el tratamiento;
  • Ayudar a la inserción profesional, social o escolar;
  • Acompañar al paciente y a su entorno familiar (educación terapeútica…) ;
  • Asegurar el seguimiento del niño que sufre de epilepsia grave hasta la edad adulta.


El seguimiento es clínico - para detectar los efectos secundarios del tratamiento, prevenir un embarazo… - y paraclínico (exámenes biológicos, RMN, EEG…).

Fuentes

Asociaciones de Epilepsia en España: http://todosobreepilepsia.foroactivo.com/...

Foto : © OOZ - Fotolia.com

Consulta también


Prise en charge des épilepsies graves (HAS)
Prise en charge des épilepsies graves (HAS)
Dealing with severe epilepsies
Dealing with severe epilepsies
Última actualización: 25 de noviembre de 2009 a las 16:27 por owliance.esp_002.
El documento «Epilepsias graves » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.