Tranxene: medicamento para tratar cuadros graves de ansiedad

Tranxene es un medicamento utilizado para tratar cuadros graves de ansiedad. Este medicamento también es prescrito en la prevención y el tratamiento del delirium tremens, una afección que aparece debido a la abstinencia después de un alcoholismo crónico y que se manifiesta por la aparición de fiebre, agitación y temblores.
Tranxene se comercializa en cápsulas que deben ser consumidas por vía oral.

Indicaciones

Tranxene es prescrito a personas que sufren de ansiedad severa que puede llegar a causar discapacidad. Del mismo modo, este medicamento es prescrito para la prevención y tratamiento del delirium tremens o de otros efectos secundarios del alcoholismo. Este medicamento solo puede ser consumido por personas adultas.
La dosis recomendada de Tranxene oscila entre los 25 y los 90 mg según el caso a tratar. La duración media del tratamiento es:

  • de 8 a 12 semanas en pacientes que presenten un cuadro de ansiedad grave y
  • de 8 a 10 días en el caso de pacientes que padecen un delirium tremens.

Esta dosis deberá ser reducida a la mitad en pacientes de la tercera edad y en pacientes con insuficiencia renal.

Contraindicaciones

Tranxene está contraindicado en personas con hipersensibilidad a su principio activo o a una de las sustancia presentes en su composición. Asimismo, este fármaco no debe ser consumido por pacientes con:

  • insuficiencia hepática grave o insuficiencia respiratoria grave;
  • síndrome de apnea del sueño (disminución o interrupción de la respiración durante el sueño);
  • miastenia (trastorno que afecta la comunicación entre las neuronas y los músculos).

Efectos secundarios

Se han registrado algunos efectos secundarios directamente vinculados a la dosis administrada y al nivel de tolerancia del paciente. Tranxene puede causar pérdida de memoria, trastornos del temperamento y del comportamiento (agitación, irritabilidad), dolor de cabeza, mareos, somnolencia, insomnio, alteración del deseo sexual (libido), reacciones cutáneas (brotes o picor) o diplopía (visión doble).

Riesgo de dependencia

El consumo de Tranxene conlleva un riesgo de dependencia física y psíquica. Sin embargo, este riesgo se presenta en los pacientes que consumen dosis elevadas por períodos prolongados.

Haz una pregunta
CCM Salud es una publicación informativa realizada por un equipo de especialistas de la salud.
Consulta también
El documento « Tranxene: medicamento para tratar cuadros graves de ansiedad » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
Únete a la comunidad