Saturnismo en el niño: el diagnóstico

Agosto 2017

El plomo no desempeña un papel fisiológico en el hombre. Su presencia en el organismo es siempre índice de una contaminación externa. Incorporado por vía digestiva, respiratoria o sanguínea (madre-feto), es responsable de más de 500 declaraciones de saturnismo infantil al año.
Pero antes de ser declarada, esta patología debe ser diagnosticada. Con muy pocos signos clínicos, el diagnóstico de saturnismo infantil puede ser difícil. El Institut de Veille Sanitaire (Instituto de vigilancia Sanitaria) sacó en 2004 (y reactualizó en 2006) un dosier dedicado a esta enfermedad de declaración obligatoria.



Los efectos del plomo


Los efectos de la intoxicación aparecen sin umbral de exposición. Están en relación con la severidad de la intoxicación.

Diagnóstico y localización de los casos

Signos clínicos


Poco numerosos, poco específicos y no siempre presentes, los signos clínicos de saturnismo son los siguientes :
  • trastornos digestivos vagos : anorexia, dolores abdominales recurrentes, estreñimiento, vómitos,
  • trastornos del comportamiento : (apatía o irritabilidad, hiperactividad), trastornos de la atención y del sueño, mal desarrollo psicomotor,
  • palidez relacionada con la anemia.

La Plombemia : ¿A quién se le debe practicar?


Para diagnosticar un caso de saturnismo infantil, hay que hacer una de la plombemia (tasa de plomo en la sangre). Pero esta dosificación sólo la vamos a solicitar si se considera que el niño corre el riesgo de padecer dicha enfermedad. El InVs indica los criterios que hay que seguir para determinar si el niño está, o no, afectado:
  • edad comprendida entre los 12 meses y los 6 años,
  • que resida en una vivienda vieja deteriorada o renovada recientemente,
  • y/o que presente un consumo habitual de substancias no alimentarias o una distribución oral importante,
  • y/o que frecuente espacios conocidos por estar contaminados,
  • y/o que viva cerca de un sujeto intoxicado.

La Plombemia : ¿qué hay que hacer ?


El InVS recomienda las siguientes acciones :
  • Plombemia < 100 mg/L : no hay intoxicación, el niño debe ser controlado (medición de la plombemia) cada 6 meses hasta que cumpla 6 años y las fuentes de intoxicación deben ser suprimidas;
  • Plombemia comprendida entre 100 et 249 mg/L : hay que controlar la plombemia cada 3 a 6 meses, suprimiendo las fuentes de intoxicación y declarando el caso obligatoriamente;
  • Plombemia comprendida entre 250 et 449 mg/L : hay que controlar la plombemia cada 3 a 6 meses, y dirigir al niño hacia una estructura capaz de evaluar la intoxicación y de discutir la indicación de un tratamiento quelante, suprimir las fuentes de intoxicación y declarar obligatoriamente el caso ;
  • Plombemia> 450 mg/L : el niño debe ser dirigido con urgencia hacia una estructura capaz de evaluar y de tratar la intoxicación, suprimir las fuentes de intoxicación y declarar obligatoriamente el caso.



Crédit photo : © Mister Vector - Fotolia.com

Consulta también


Bleivergiftungen bei Kindern
Bleivergiftungen bei Kindern
Última actualización: 18 de diciembre de 2009 a las 11:06 por DR MARNET.
El documento «Saturnismo en el niño: el diagnóstico » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.