Aceites esenciales - Utilidad y precauciones de uso

Agosto 2017


Desde la cosmética a la aromaterapia, los aceites esenciales son utilizados en numerosos campos relativos al bienestar y a la salud en la actualidad.

A continuación se responderán las siguientes interrogantes: ¿Cuáles son las propiedades y los principales dominios de aplicación? ¿Cuáles son los riesgos para la salud en caso de sus usos inapropiados?

Fabricación y diferentes tipos


El aceite esencial es un líquido concentrado y oloroso, extracto de compuestos aromáticos vegetales. Es obtenida por extracción de las moléculas volátiles de plantas. Contrariamente a lo que sugiera la denominación, estos extractos no son necesariamente aceitosos.

Los aceites esenciales están formados por componentes de ocho clases, que reagrupan a diferentes familias de plantas. Entre las plantas y los órganos vegetales utilizados para la producción de un aceite esencial están: el árbol de té, enebro, limón, palo de rosa, canela, eucalipto, salvia, tomillo, anís verde, etc.

Campos de utilización y propiedades


Debido a sus múltiples propiedades, los aceites esenciales son utilizados en los campos siguientes:
  • Perfumería e industria cosmética: el principal mercado de los aceites esenciales (difusores de perfume, productos solares, preparados para baños).
  • En farmacia: propiedades antisépticas (por ejemplo: aceites esenciales de tomillo, de clavo de olor), calmantes, emolientes (alivia esguinces, agujetas).
  • Aromaterapia: la aromaterapia es la utilización médica de extractos aromáticos de plantas como los aceites esenciales.
  • Industria agroalimentaria.

Entre las propiedades reconocidas de ciertos aceites esenciales, están las propiedades antibacterianas, antimicóticas, antiinflamatorias, antihistamínicas, analgésicas, digestivas, etc.

Modos de administración


Los modos de administración de los aceites esenciales son los siguientes:
  • Difusión atmosférica e inhalación (vía respiratoria).
  • Vía transcutánea.
  • Vía oral.
  • Vía rectal (supositorios).

Precauciones de uso y riesgos


La utilización de los aceites esenciales no es anodina. Ciertos aceites contienen componentes muy activos que insuficientemente diluidos o impropiamente utilizados (sobredosificación, modo incorrecto de administración) son tóxicos para el organismo.

Los aceites esenciales que contienen fenol, cetona o aldehídos deben ser objeto de precauciones particulares debido a sus propiedades irritantes para las mucosas (por ejemplo: los ojos) o neurotóxicos.

Aceites esenciales que contienen fenoles


Canela de ceilán, clavo de olor y tomillo timol.

Aceites esenciales que contienen cetona


Salvia officinalis, tuya, artemisa y menta pimentada.

Aceites esenciales que contienen aldehídos


Eucalipto cítrico y citronela. En todos los casos, se recomienda seguir escrupulosamente las precauciones de uso para cada aceite esencial. Por otro lado, contrariamente a lo que afirmen ciertos abastecedores y productores de aceites esenciales, estos no son descontaminantes.

Saber más

  • Aceites esenciales descontaminantes: prudencia.


Foto © Elena Gaak

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 7 de octubre de 2013 a las 18:32 por Jeff.
El documento «Aceites esenciales - Utilidad y precauciones de uso» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.