Radioterapias [Resuelto]

Denunciar
-
Message postés
1943
Date d'inscription
lunes, 3 de enero de 2011
Estatus
Miembro
Última intervención
martes, 8 de noviembre de 2011
-
Hola, Tengo 61 años y me acavan de quitar la prostata y el resultado es adecarcinoma , prostatica (fragmento por RTU ) y tengo duda si de verdad me la quitaron por que me tienen que hacer por 6 a 8 semanas radiociones por favor necesito su criterio

1 respuesta

Message postés
1943
Date d'inscription
lunes, 3 de enero de 2011
Estatus
Miembro
Última intervención
martes, 8 de noviembre de 2011
14.124
El adenocarcinoma de próstata es uno de los tumores más frecuentes en varones. La incidencia de este cáncer aumenta con la edad. Algunos son de crecimiento lento y no tienen manifestaciones clínicas durante toda la vida, mientras que otros tienen un crecimiento más agresivo y pueden metastatizar.

Para diagnosticar el cáncer de prostata se debe medir el PSA.
El antígeno prostático específico (PSA) es una proteína producida por la próstata y que participa en la disolución del coágulo seminal. Su producción depende de la presencia de andrógenos y del tamaño de la glándula prostática. Prácticamente es una proteína de síntesis exclusiva en la próstata. Una pequeña parte de este PSA pasa a la circulación sanguínea y es precisamente este PSA que pasa a la sangre el que se mide para el diagnóstico, pronóstico y seguimiento del cáncer de próstata. Los niveles en sangre de PSA en los varones sanos son muy bajos, del orden de millones de veces menos que el semen, y se elevan en la enfermedad prostática. Los valores de referencia para el PSA sérico varían según los distintos laboratorios, aunque normalmente éstos se sitúan en 4 ng/mL. En un paciente hospitalizado los niveles pueden disminuir hasta un 50%.

El PSA se conoce como un marcador tumoral de cáncer de próstata. La elevación del PSA en plasma es proporcional a la masa tumoral presente y, de esta forma, el PSA en sangre es un gran test para detectar la presencia de un cáncer de próstata. Cuanto más avanzado sea el proceso tumoral será más frecuente encontrar valores por encima de la normalidad y éstos suelen ser más elevados. No obstante, un cierto porcentaje de pacientes con cáncer de próstata tiene unos niveles de PSA normales.

Aunque los niveles elevados de PSA se pueden encontrar en pacientes con cáncer de próstata también se pueden dar en otras patologías prostáticas, como en la hiperplasia benigna de próstata o la prostatitis. De ese modo el PSA, como sucede con otros marcadores tumorales, no es una prueba específica de un adenocarcinoma de próstata y su elevación puede ser también debida a otras patologías.

Por tanto, un valor de PSA elevado en sí mismo no es diagnóstico de un cáncer de próstata, aunque sí que es de gran ayuda al urólogo para su diagnóstico junto con otras pruebas como el tacto rectal. Ante un valor elevado de forma aislada de PSA es recomendable confirmar estos niveles elevados pasado un tiempo, y otra prueba que se puede realizar es el llamado PSA libre.

La forma de descenso de los niveles de PSA sérico depende de la terapia elegida:
- En los pacientes sometidos a prostatectomía radical el PSA ha de bajar a niveles indetectables al cabo de un mes aproximadamente si se ha eliminado todo el tejido. Los niveles de PSA posteriormente se han de mantener en este límite de detectabilidad, pues una elevación significa recurrencia del tumor. Para monitorizar a estos pacientes a los que se le ha retirado la próstata se acude a un tipo de método de determinación de PSA "ultrasensible", que tiene la particularidad de detectar niveles de PSA tan bajos como 0,01 ng/mL.
- Si el tratamiento es con radioterapia los niveles disminuyen lentamente hasta estabilizarse en torno al rango de referencia. Puede haber un incremento transitorio de los niveles de PSA durante la radioterapia, que no es un signo de progresión de la enfermedad. La recurrencia se sospecharía por un incremento de los niveles de PSA.
- La terapia hormonal también disminuye los niveles de PSA a los valores de referencia, esta vez por dos motivos, en primer lugar porque desciende esta producción andrógeno dependiente y, en segundo lugar, porque disminuye la carga tumoral.

Acude a tus sesiones de radioterapia y si tienes dudas consulta con tu médico.