Prueba de embarazo: ¿orina o sangre?

Noviembre 2016

La prueba de embarazo es una técnica cuyo objetivo es buscar los signos hipotéticos que permiten confirmar un embarazo.


Cuándo realizar una prueba de embarazo

Todas las pruebas de embarazo pretenden detectar la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG) -también llamada hormona del embarazo- presente tanto en la orina como en la sangre de las mujeres embarazadas diez días después de la concepción.

Las células de la placenta producen esta hormona que ingresa por primera vez al torrente sanguíneo cuando el óvulo fecundado se implanta en el útero, aproximadamente unos seis días después de la fecundación.

Cómo se hace un test de orina para detectar un embarazo

Estos test de embarazo, también llamados HTP o pruebas caseras, se compran en farmacias. Son baratos y tan fáciles de usar que se pueden hacer en casa.


Los resultados se obtienen rápidamente y garantizan entre un 97 % y un 99 % de acierto en el pronóstico.

Se recomienda realizar esta prueba con la primera orina de la mañana. Consiste en colocar una gota de orina en una banda o tira química preparada. Muestran el resultado en uno o dos minutos.

Las pruebas de embarazo en orina solo serán positivas cuando haya suficiente cantidad de HCG en la orina. Si apenas ha empezado el embarazo y el nivel de HCG está por debajo de 25-50 mlU/mL, el resultado será negativo. Si el resultado es positivo, debes acudir al médico para que pueda confirmarlo por medio de un análisis de sangre y un examen pélvico.

Cuándo puedes hacer un análisis de sangre para detectar un embarazo

Los análisis de sangre, a diferencia de las pruebas de orina, son capaces de detectar la hormona HCG más cerca del comienzo del embarazo. Se pueden realizar dos tipos de pruebas.


La prueba de HCG cualitativa en sangre mide si existe o no HCG en la sangre, es decir, dará un resultado positivo o negativo. Su exactitud es parecida a la de las pruebas de orina.

La prueba de HCG cuantitativa en sangre mide la cantidad exacta de HCG en la sangre. Las pruebas de HCG cuantitativas pueden detectar niveles muy pequeños de esta hormona por lo que son pruebas muy exactas. El resultado será positivo si la concentración de la hormona HCG en la sangre supera los 5mlU/ml.

Cómo saber si estás embarazada: ¿prueba de orina o análisis de sangre?

Mientras que el análisis de sangre es capaz de detectar si la mujer está o no embarazada entre seis y ocho días después de ovular, para el test de orina es necesario que transcurran, al menos, dos semanas.

No obstante, existen pruebas de orina más sensibles que pueden ofrecer resultados una vez transcurridos seis días desde la concepción, o incluso un día después, si no se ha tenido el periodo menstrual.

Cuáles son los valores normales de la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG) en el embarazo

Los niveles de HCG aumentan rápidamente durante el primer trimestre del embarazo y luego disminuyen ligeramente. Deben duplicarse cada 48 horas al comienzo de la gestación.

Si los niveles de HCG no se elevan adecuadamente puede haber un problema durante el embarazo.

Del mismo modo, cuando los niveles de GCH son muy elevados pueden indicar un aborto espontáneo o un embarazo ectópico. Si los niveles de HCG son extremadamente altos indicarían la presencia de una mola hidatiforme o un embarazo de más de un feto (gemelos).

Cuál es la fiabilidad de los test de embarazo cuando se realizan el día en que debería haber comenzado el periodo menstrual

La mayoría de las pruebas de embarazo caseras dicen tener "una precisión superior al 99 %" y sugieren que puedes hacértelas en el primer día en que te falta el periodo.


Sin embargo, un estudio publicado en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology en el año 2004 demostró que aunque algunas pruebas pueden detectar la hormona en la orina en ese momento y dar un resultado positivo, la mayoría no son lo suficientemente sensibles como para garantizar un resultado preciso.

Por otra parte, investigadores de la Universidad de Nuevo México estudiaron 18 pruebas y hallaron que solamente una era lo suficientemente sensible como para detectar los niveles de HCG que la mayor parte de las embarazadas suelen tener en el primer día de ausencia de su periodo menstrual (la cantidad de HCG en la orina en ese momento puede variar mucho de una mujer a otra). El resto de pruebas solo podían detectar el 16 % de los embarazos en esta fase tan temprana.

Las posibilidades de obtener un resultado fiable aumentan si se espera una semana después de la fecha en que hubiera debido llegar la menstruación.

¿Pueden fallar las pruebas de embarazo?

Pese a ofrecer resultados bastante fiables, las pruebas de orina y los análisis de sangre pueden fallar en determinadas circunstancias.


Si el test de orina se realiza muy cerca del comienzo del embarazo, la presencia de hormonas HCG puede no ser lo suficientemente elevada como para dar un resultado positivo. Se recomienda repetirlo cuando se obtiene un resultado negativo a pesar de padecer síntomas de embarazo. Para mayor fiabilidad, se aconseja realizar esta prueba al menos dos semanas después de la fecha de ovulación.

También pueden darse falsos positivo del test de orina o del análisis de sangre si se han estado tomando medicamentos que contienen la hormona del embarazo en su composición.

Consulta también :
El documento « Prueba de embarazo: ¿orina o sangre? » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.