Prevenir las electrocuciones en el hogar

Julio 2017


Siempre que presencie una electrocución pida rápidamente ayuda médica



El contacto con una corriente eléctrica puede tener peores consecuencias que el típico calambrazo que todos hemos sufrido en alguna ocasión: desde graves quemaduras hasta una parada respiratoria o cardiaca
Las consecuencias van a depender de la intensidad de la corriente y del tiempo de exposición a la misma
  • En las viviendas existe un riesgo importante de electrocución.
  • Las tensiones que alimentan los electrodomésticos (220 ó 125 voltios) son peligrosas.
  • En caso de aplicarse por accidente a una persona puede producir desde el conocido "calambrazo" hasta la muerte por paro cardíaco.
  • El peligro aumenta cuando la persona está en ambiente mojado o descalza sobre el suelo.
  • Son lugares especialmente peligrosos:
    • El cuarto de baño.
    • El lavadero.
    • La cocina.
  • Cualquier lugar después de fregar el suelo o regar.

Los accidentes en el hogar

  • Por existir cables pelados, con aislantes defectuosos o insuficientes.
  • Por conectar aparatos con cables desprovistos de la clavija correspondiente.
  • Al cambiar fusibles o tratar de desmontar o reparar un aparato sin haberlo desconectado.
  • Al introducir los niños tijeras o alambres en los agujeros de los enchufes.
  • Por manejar aparatos que carecen de tapas protectoras y, por consiguiente, tienen partes eléctricas accesibles.
  • Cuando se toca la carcasa o la parte exterior metálica de algún electrodoméstico enchufado como consecuencia de una deficiencia en los aislamientos interiores. Esto suele ser frecuente en nevaras, lavaplatos, televisores, tostadoras de pan,etc.


No son peligrosos los aparatos electrodomésticos que lleven el símbolo de doble aislamiento en su chapa de características, a no ser que se mojen.

Medidas para prevenir la electrocución

  • No conectar aparatos que se hayan mojado.
  • Procurar no usar ni tocar aparatos eléctricos estando descalzo, incluso cuando el suelo esté seco.
  • No tener estufas eléctricas, tomas de corriente ni otros aparatos eléctricos al alcance de la mano en el cuarto de baño y a menos de 1 metro del borde de la bañera.
  • Utilizar enchufes giratorios o de enclavamiento profundo para proteger a los niños.
  • Antes de realizar cualquier reparación o manipulación de la instalación eléctrica desconectar el interruptor general situado en el cuadro general de la casa y asegurarse de la ausencia de tensión.
  • El cuadro general debe disponer de un interruptor diferencial de 30 mA (0,03 A) que corta la corriente de toda la casa y que "salta" en caso de defecto a tierra (derivación).
  • Hay que comprobar su funcionamiento periodicamente pulsando el botón que lleva incorporado.
  • Este aparato jamás debe eliminarse o "puentearse": cuando salta es que existe una derivación y, por tanto, un peligro inminente.
  • Tanto las clavijas como los enchufes deben disponer de un conductor de "puesta a tierra".
  • Este conductor debe llegar a las carcasas de todos los electrodomésticos que no lleven grabado el símbolo de doble aislamiento.
  • Comprobar que las tuberías de agua (caliente y fría), desagües del baño, fregadero, lavabo, etc., estén conectados entre sí y a tierra mediante un conductor.
  • No manipular aparatos con tubos de rayos catódicos (monitores, televisores, etc.) ya que en su interior existen tensiones de hasta 20.000V. que permanecen aún después de apagar el aparato.

Las quemaduras causadas por la electricidad

  • Reconocer una quemadura eléctrica es relativamente sencillo ya que tiene unas características particulares: la lesión de entrada está bien definida, es pequeña, indolora, de un color blanco grisáceo y con apariencia de piel endurecida. La lesión de salida es más grande, más oscura, hundida en el centro y elevada en la periferia y puede que haya más de una, todo depende de las propiedades de la corriente.
  • Su buen aspecto y tamaño es engañoso: la verdadera lesión se produce debajo la piel, afecta a músculos y huesos y es tan potente que puede llegar a destruir toda la musculatura de una extremidad. De todo ello, el responsable es el efecto térmico de la electricidad.

La reacción en los músculos

  • En las zonas del cuerpo por donde pasa la corriente los músculos se enfrentan a violentas contracturas que producen fracturas y luxaciones, pues la fuerza muscular vence la resistencia de huesos y articulaciones e impiden que el herido suelte lo que tanto daño le está haciendo.
  • Al no poder librarse del agente conductor, el tiempo de exposición a la corriente aumenta y por tanto también la gravedad de las lesiones.
  • Cuando la descarga eléctrica incide sobre la musculatura del corazón puede que sobrevenga un paro cardiaco con facilidad y cuando la corriente atraviesa el tórax puede producir asfixia.

Más vale prevenir que curar

  • Cuando esté descalzo, no use ni toque aparatos eléctricos, incluso cuando el suelo esté seco.
  • En el cuarto de baño, no tener estufas, radios y tomas de corriente a menos de un metro del borde de la bañera.
  • No cambie fusibles ni desmonte un aparato sin antes haberlo desenchufado.
  • Si hay niños en casa, ponga protectores a todos los enchufes.
  • No conecte aparatos que se hayan mojado.
  • Ante cualquier reparación en la instalación eléctrica de su hogar, desconecte el interruptor general situado en el cuadro general de la casa. Lo mejor es que delegue estos trabajos en un profesional cualificado.
  • Incluso cuando quiera cambiar una bombilla es preferible cortar la electricidad.
  • Para evitar problemas, tenga en perfecto estado el interruptor diferencial de la vivienda y si la instalación es antigua y carece de él pida a un profesional que se lo instale.
  • También es muy importante disponer de toma de tierra: algunas casas antiguas no la tienen.
  • No manipular monitores de ordenador ni televisores: en su interior existen tensiones de alto voltaje que permanecen aún después de apagar el aparato.
  • Si hay una persona adherida a un cable de alta tensión no intente retirarla ni tocarla: para poder separarla del cable hay que cortar antes la electricidad. Si puede desconecte de inmediato la corriente o retire los cables ayudándose de un palo de madera.

Saber más



Saber más


Electrocución: cómo actuar
Electrocutación
Prevención de accidentes en el hogar
Qué hacer en caso de electrocutación

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 14 de marzo de 2011 a las 09:35 por DRA. MARNET.
El documento «Prevenir las electrocuciones en el hogar» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.