Caries dental - 5 consejos básicos para prevenir la caries

Abril 2018

La caries dental es una enfermedad del diente que experimenta una alteración del esmalte y después de la dentina que conduce a la formación de cavidades en el diente y su destrucción gradual. Es la tercera patología más frecuente en el mundo, en realidad es muy común tanto en los hombres como en las mujeres de cualquier edad, y afecta por igual a caninos, incisivos o molares. Una caries se desarrolla cuando las bacterias de la placa dental transforman los residuos alimentarios en sustancias ácidas que atacan el esmalte dental. Los dos factores más importantes que están detrás de las caries son las dietas ricas en azúcares y la mala higiene bucodental.


Definición

La caries es una enfermedad infecciosa de los dientes que daña la estructural dental. La caries dental es una de las enfermedades más frecuentes en el ser humano. La caries provoca la destrucción progresiva del tejido dental.

Desarrollo

Una placa dental está compuesta de bacterias, de ácidos y de residuos de alimentos mezclados con saliva. Las bacterias transforman los residuos alimenticios en ácidos que atacan el esmalte del diente y provocan la caries.

Causas

  • Mal higiene bucodental.
  • Consumo excesivo de dulces.
  • Tabaquismo.
  • Diabetes.

Síntomas

Una caries dental puede evolucionar durante varias semanas o meses sin provocar dolor. Los primeros síntomas de la caries dental aparecen cuando la caries está muy avanzada y el diente está profundamente picado. Aparecen dolores en el diente con caries. Sensación de mal gusto en la boca.

Si el diente no recibe tratamiento, pueden aparecer complicaciones como la formación de un absceso y la muerte del diente.

Prevención

La prevención de la caries dental implica ante todo:
  • Una buena higiene bucodental.
  • Cepillarse regularmente los dientes (por lo menos dos veces al día, la primera por la mañana y la otra por la noche), pero de preferencia después de cada comida.
  • Evitar las bebidas muy azucaradas como las gaseosas, jarabes y jugos de frutas.
  • Visitas regulares al dentista para poder detectar una caries y curarla en una etapa inicial.

Diagnóstico

Una visita al dentista puede diagnosticar la caries dental. Una radiografía puede detectar con mayor precisión los primeros signos de una caries precoz. Este examen, si se realiza desde la aparición de las primeras señales de dolor, puede facilitar el tratamiento precoz de la caries.

Tratamiento

Depende de la etapa de desarrollo de la caries. Si es detectada a tiempo, la limpieza con taladro dental seguida por un relleno del diente llamada empaste o emplomadura (más frecuentemente hoy en día se utiliza la amalgama) suele ser suficiente. Sin embargo, si la cavidad es muy profunda y llega hasta la pulpa el diente, será necesario desvitalizar la raíz del diente bajo anestesia local, es decir, eliminar la pulpa del diente infectado y rellenar con amalgama. En caso de absceso o infección demasiado extendida, puede ser necesaria una extracción dental.

Prevención

Debe, por supuesto, mantenerse una buena higiene bucodental. Esto implica cepillarse los dientes diariamente para eliminar la placa, idealmente después de cada comida. También evitar el abuso de dulces, especialmente entre las comidas. Por último, una visita anual de "rutina" al dentista es muy recomendable.

¿Cómo cepillarse bien los dientes?

  • Cepillarse los dientes como mínimo 2 veces al día.
  • Primero cepillarse los dientes de la parte superior luego los de la parte inferior.
  • Efectuar un movimiento rotativo al cepillar los dientes, desde las encías hacia los dientes.
  • Colocar el cepillo entre los dientes de manera diagonal para que las cerdas puedan llegar hasta las raíces de los dientes e inclinar el cepillo unos 45 grados sobre las encías.
  • Cepillarse de arriba a abajo.
  • Jamás cepillarse horizontalmente.
  • Colocar el cepillo sobre cada diente y cepillar suavemente.
  • Cepillar la parte posterior del diente de abajo hacia arriba.
  • Cambiar regularmente el cepillo de dientes.
  • Los odontólogos aconsejan cambiar el cepillo de dientes cada 3 a 6 meses.
  • Un cepillo nuevo permite quitar más restos de comida que un cepillo utilizado durante meses o años.



La prevención debe empezar a aplicarse desde los primeros meses de vida de los niños

Medidas dietéticas

  • Tienen como misión disminuir la materia prima (azúcares) sobre la que actúan las bacterias.
  • Disminuir la frecuencia de exposición a azúcares, en lugar de reducir la cantidad total de los mismos.
  • Evitar alimentos que se peguen a los dientes (chicles, caramelos blandos) por su permanencia prolongada en la superficie de los dientes.
  • Evitar el uso de sacarosa. Utilizar, en su lugar, xilitol y sorbitol que desarrollan una flora bacteriana con menor capacidad cariógena.
  • En los lactantes, evitar el contacto prolongado de los dientes con la tetina de los biberones (no más de 15-20 minutos por toma).
  • Evitar dar biberones por la noche o a la hora de la siesta. No endulzar chupetes con miel o con azúcar y evitar la ingesta de zumos de frutas mediante biberón.
  • Favorecer la ingesta de alimentos ricos en fibra como la zanahoria o la manzana.

Medidas de higiene dental

Los padres deben asumir la responsabilidad de la higiene bucal hasta que el niño adquiera la suficiente destreza.

El cepillado de los dientes

  • Se debe iniciar en cuanto aparezcan los primeros dientes.
  • Se debe utilizar un cepillo dental apropiado para niños.
  • Se debe aplicar con una técnica correcta.
  • No es recomendable emplear pasta dental fluorada en niños menores de 5-6 años por la tendencia a tragarla que tienen a estas edades.
  • El uso de cepillos eléctricos no mejora los resultados del cepillado manual .Estarían indicados en personas con dificultades de habilidad manual.
  • Lo ideal es lavarnos los dientes después de cada vez que comamos. Si eso no es posible se recomienda se haga tras las principales ingestas, tres veces al día.
  • El uso de colutorios puede estar indicado en pacientes que no consiguen los resultados deseados con los métodos mecánicos. Su utilización debe ser indicada por un odontólogo ( tienen efectos sobre la flora bacteriana habitual de la boca y sobre los tejidos dentinarios pudiendo producir tinciones algunos de ellos).

El hilo dental

  • Es un complemento perfecto al cepillado dental para eliminar los restos alimenticios que quedan entre los dientes.
  • Requiere un cierto entrenamiento.
  • Como mínimo debería utilizarse cada noche aunque sería mejor después de las tres principales comidas.

Uso del flúor

  • El uso del flúor previene la aparición de la caries interfiriendo en el metabolismo de las bacterias reduciendo su papel patógeno.
  • La presencia de flúor facilita la incorporación de calcio a los tejidos duros del diente y a su remineralización.
  • Existen diversas presentaciones comerciales de flúor desde las pastas dentríficas, colutorios, geles, pastillas o barnices.
  • Dado que existen múltiples formas de administrar flúor a los niños, es conveniente consultar con el pediatra cuál debe ser la mejor opción para cada niño.
  • Algunas de estas presentaciones son de uso profesional y se administran bajo la supervisión de un odontólogo en consulta.
  • En algunas áreas urbanas el agua de consumo se somete a fluoración. Produce una disminución de la incidencia de caries de hasta el 50%. Es el método recomendado por la OMS.

El sellado de fosas y fisuras

El sellado de fosas y fisuras es una técnica de prevención ampliamente extendida en la odontología actual. La modificación de las áreas anatómicas más retentivas de la cara masticatoria de los dientes, las fosas y las fisuras, mediante la utilización de diversas técnicas y materiales, ha sido una de las principales medidas preventivas empleadas para combatir la caries en niños con especial tendencia a sufrirlas.

Saber más

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 4 de abril de 2018 a las 15:38 por Jeff.
El documento «Caries dental - 5 consejos básicos para prevenir la caries» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
Piercings en los labios, ¿por qué son peligrosos?
Mal aliento - Cepillarse la lengua