Los celos: ¿normales o patológicos?

Julio 2017

  • Aunque los celos son normales y naturales en la conducta humana, existe un lado oscuro en este sentimiento.
  • En ocasiones los celos se vuelven enfermizos y patológicos y pueden conllevar trágicas consecuencias para ambos miembros de la pareja.

¿Cómo distinguir entre los celos normales y los celos patológicos?

Los celos normales

  • Consisten en una preocupación por la posible pérdida de la persona amada.
  • Cualquier persona normal puede sentirlos en un momento dado.
  • Se manifiestan como un malestar por la relación (real o imaginada) que la pareja tiene con otra persona.
  • Quienes sienten este tipo de celos prefieren que sus parejas permanezcan con ellos y no desean que tengan una relación demasiado íntima con nadie más.
  • Esto a veces causa algunos problemas en la pareja pero no son demasiado serios ni producen un malestar intenso a ninguno de los miembros de la pareja.

Los celos patológicos

  • Se acompañan de:
    • intensos sentimientos de inseguridad.
    • auto-compasión.
    • hostilidad.
    • depresión.
    • estos sentimientos impiden que la persona que los padece reconozca, acepte, y crea en los valores del ser amado.
    • el celoso patológico se manifiesta con amargura y cinismo.
    • suelen acabar destruyendo la relación de pareja.

El perfil psicológico de la persona celosa

  • La persona se cree dueño de los sentimientos de su pareja.
  • Tiene una autoestima muy baja.
  • Sufre ataques de ira y siente pánico de ser abandonado.
  • Es muy inseguro, manifiesta una necesidad de cariño exagerada.
  • Demanda continuamente la aprobación de su pareja.
  • Manifiesta el deseo de ser amado incondicionalmente pero es incapaz de sacrificarse por el otro.

Aparece un "rival imaginario"

  • Cualquier modificación en el contexto de pareja (un cambio de look, una manifestación de cansancio o cancelar una cita) puede llegar a ser motivo para una reacción de celos, ya que en la mente se crea un rival imaginario.
  • El celoso puede llegar a acusar y a espiar, registrando la ropa y los artículos personales de su pareja en busca de evidencias que comprueben la infidelidad que sospecha.
  • Puede llegar a malinterpretar los actos de la pareja para justificar su sospecha.
  • Interrogatorio constantes y la comunicación se ve reducida exclusivamente a las preocupaciones y pensamientos del celoso, lo que provoca el deterioro de la relación.

Algunas recomendaciones

  • Identificar primero si realmente hay razones para sentir celos: en caso afirmativo lo mejor es hablarlo con la pareja.
  • Hacer un lista de las sospechas describiendo los fundamentos que se tiene para considerarlas válidas.
  • Reflexionar sobre las "pruebas" que piensa tener en su poder.
  • Evitar tomar decisiones precipitadas y emitir insultos que pueden dañar para siempre la relación: siempre es preferible proponer el diálogo.
  • No acorralear a la persona amada al intentar buscar evidencias.

Consultar con un profesional

  • Cuando estas medidas no dén resultado será necesario recurrir a un psquiatra o a un psicólogo.
  • Estos especialistas nos pueden proponer algunas terapias que incidan en nuestros pensamientos, sentimientos y conductas.
  • Nos pueden ayudar a razonar y a reflexionar objetivamente sobre la situación conflictiva.
  • Pueden devolvernos el bienestar y la estabilidad emocional salvando nuestra relación de pareja.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 24 de mayo de 2011 a las 11:31 por DRA. MARNET.
El documento «Los celos: ¿normales o patológicos?» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.