0
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Automedicación responsable


Lo que hay que saber sobre la automedicación



¿Qué es la automedicación?

  • Hay medicamentos que podemos adquirir sin receta médica.
  • Se trata de medicamentos que pueden ser útiles para aliviar pequeñas molestias como el dolor de cabeza ocasional, el dolor asociado a la menstruación, un resfriado, el estreñimiento, etc.
  • Utilizar estos medicamentos por iniciativa propia es lo que llamamos automedicación pero no está exenta de riesgos.
  • Por eso, antes de tomar un medicamento por iniciativa propia, hay que tener en cuenta unas precauciones básicas para garantizar una automedicación responsable.

Cuando vaya a la farmacia

  • Hay que preguntarle al farmacéutico si la molestia que quereis tratar requiere de la visita de un médico.
  • Si estais tomando otros medicamentos o productos naturales hay que decirselo al farmacéutico antes de tomar otro medicamento por iniciativa propia porque puede anular o potenciar el efecto de los otros medicamentos o productos naturales que esté tomando.
  • Si existen problemas de alergias a cualquier producto hay que consultar con el farmacéutico si este producto que quereis adquirir tiene algún componente que pueda ser perjudicial.

Cuando esteis en casa

  • Primero hay que leer atentamente el prospecto del medicamento y, si existe alguna duda, hay que volver a la farmacia y consultarla antes de tomarlo.
  • Nunca hay que ingerir una dosis superior a la indicada en el prospecto.
  • Nunca hay que sobrepasar la duración indicada del tratamiento, especialmente cuando se trata de personas mayores o niños.
  • Si las molestias persisten o se agravan después de unos días de tratamiento hay que consultar con el médico.

Siempre hay que recordar

  • Que las mujeres embarazadas o que estén en período de lactancia no han de tomar ningún medicamento que no haya sido prescrito por un médico.
  • Si tomais un medicamento sin prescripción médica podeis enmascarar los síntomas de la enfermedad y posteriormente puede ser más dificil que se pueda diagnosticar y tratar correctamente.
  • Nunca hay que aconsejar ningún medicamento a nadie.
  • Se debe seguir unicamente las recomendaciones del médico ya que muchas enfermedades bien diferentes pueden tener síntomas parecidos: lo que la vá bien a una persona puede no irle bien a otra.
  • Sólo deben tomarse medicamentos en los casos que sean inprescindibles.
  • Es importante conservar el prospecto y las instrucciones de uso del envase original.
  • Proteger los medicamentos del calor, la humedad y la luz directa.
  • Mantener los medicamentos fuera del alcalce de los niños.

Saber más


Uso incorrecto de los antibióticos
Automedicación responsable
El paciente, protagonista del cuidado de su salud
La automedicación responsable

0 Comentario