El cuidado de los pies

Junio 2017


  • Una persona realiza entre 5 000 y 6 000 pasos cada día y, en toda su vida, recorre 2.5 veces la circunferencia de la tierra.
  • Para tener unos pies lindos y sanos es necesario seguir estos consejos:

Una higiene adecuada

  • Lávese bien los pies todos los días.
  • Evite mantener los pies sumergidos en agua durante demasiado tiempo.
  • Seque sus pies cuidadosamente, sobre todo el espacio entre los dedos. De esta manera, evitará que aparezca alguna lesión o una verruga.

Utilice un calzado adecuado

  • El pie está conformado por 28 huesos, más de 30 articulaciones y por muchos ligamentos, nervios y vasos sanguíneos.
  • Las personas utilizan zapatos la mayor parte del tiempo.
  • Para evitar deformaciones o lesiones, sobre todo en la planta de los pies, es necesario que desde pequeños utilicemos un calzado que se adecue a la anatomía nuestros pies.

Asegúrese de que no exista ningún pliegue o saliente en el interior

Es necesario asegurarse de que no exista ningún pliegue o saliente en el interior de los zapatos. De esta manera será posible evitar la aparición de alguna lesión en los pies.

Evite usar zapatos cerrados de plástico

  • Para evitar la transpiración y la aparición de verrugas, es preferible no utilizar zapatos cerrados de plástico.

Tenga cuidado con los zapatos de tacón

Las personas que aman los zapatos de tacón deben saber que este tipo de calzado modifica la distribución del peso del cuerpo en el pie y, por lo tanto, favorece la aparición de callosidades en los talones.

Visite al podólogo

  • Ante la aparición de cualquier tipo de lesión en los pies (una verruga plantar, un callo o una uña encarnada) es necesario visitar al podólogo.
  • Las personas diabéticas, las personas mayores que presentan problemas de artrosis o de arteritis, los deportistas y los niños deben visitar al podólogo por lo menos una vez al año.

Beba suficiente líquido

Beber suficiente líquido (alrededor de 1.5 L de agua cada día) permite conservar nuestros pies en buen estado.

Lime las callosidades

  • Es necesario humedecer los pies antes de empezar a limar las callosidades.
  • Trate de eliminar por completo las callosidades que aparecen en los talones.

Aplique una crema hidratante

Seque bien sus pies y aplique una crema hidratante.

Realice masajes

  • Masajear nuestros pies en las mañanas y, si fuese posible, en las noches permitirá mantenerlos en buen estado.
  • Usted puede masajear sus pies después de limar las callosidades o al aplicar la crema hidratante.

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 25 de octubre de 2016 a las 16:30 por Carlos-vialfa.
El documento «El cuidado de los pies » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.