Combatir la transpiración - Otros tratamientos

Febrero 2017


La transpiración suele ser un tema que pocas personas se atreven a tratar. Sin embargo, muchas personas presentan problemas de transpiración.

La transpiración o sudoración es un fenómeno fisiológico que permite regular la temperatura corporal y conservar una temperatura constante de aproximadamente 37 ºC. La transpiración permite disminuir la concentración del calor en el cuerpo.

Las gándulas sudorípadas regulan la tempratura del cuerpo a través del sudor que liberan. La actividad física y el calor húmedo aumentan la temperatura corporal. El cuerpo reacciona ante estos estímulos produciendo sudor el cual se evaporará después de unos cuantos minutos.

Cuando el uso de desodorantes y antitranspirantes no es suficiente para controlar la transpiración y sus efectos, la persona afectada puede recurrir a otros tratamientos.

Inyecciones de bótox

¿Cómo funcionan las inyecciones de bótox?

El tratamiento consiste en inyectar el germen botulínico en el tejido subcutáneo. La toxina botulínica tiene grandes beneficios en las personas que presentan una transpiración o sudoración abundante. Esta toxina actúa bloqueando la liberación de acetilcolina (neurotransmisor) en el área de inyección. De esta manera, las glándulas sudoríparas no pueden segregar sudor.

En conclusión, las inyecciones de bótox impiden que el sistema nervioso transmita la orden de secreción de sudor a las glándulas sudoríparas.

Eficacia del tratamiento

La toxina botulínica se activa 2 ó 3 días después de la inyección. El efecto de la inyección dura entre 4 y 6 meses. Después de este tiempo será necesario que las inyecciones se apliquen entre intervalos de tiempo regulares.

Axilas y pies

Las inyecciones de bótox son utilizadas en casos de hiperhidrosis en las axilas y en los pies. En el caso de sudoración abundante en las axilas, será necesario aplicar un promedio de 10 inyecciones.

La iontoforesis

La iontoforesis consiste en penetrar los medicametos en el tejido subcutáneo con la ayuda de una corriente eléctrica. Este tratamiento podría provocar que las gándulas sudoríparas se vuelvan insensibles a los transmisores que ordenan la secreción del sudor.

Este tratamiento se recomienda en casos de hiperhidrosis moderada en las manos o en los pies. Se recomiendan realizar de 2 a 4 sesiones de iontoforesis, de aproxiamdamente 20 minutos cada una, hasta que se compruebe alguna mejoría.

Cada sesión consiste en sumergir los pies y las manos durante 20 minutos en una pila llena de agua en la que se hace pasar una corriente eléctrica. Los dermatólogos recomiendan realizar una sesión a la semana durante algunos meses.

La cirugía

Si todos estos tratamientos no permiten una mejoría, entonces el paciente podrá recurrir a la cirugía. Además, la cirugía es el tratamiento más recomendado para controlar la sudoración abundante en las manos, ya que las inyecciones de bótox en las manos representan un riesgo de parálisis de los nervios que nos permiten coger objetos.

Se pueden proponer varios tipos de intervención: escisión quirúrgica de la zona cutánea, ablación de las glándulas sudoríparas, desactivación de ciertos nervios de los miembros o extremidades superiores...

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 26 de octubre de 2016 a las 00:40 por Carlos-vialfa.
El documento «Combatir la transpiración - Otros tratamientos» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.