Cáncer de colon: Tratamientos de los estadios 0, 1 y 2

Agosto 2017

La cirugía es el tratamiento de referencia del cáncer de colon y permite tratar eficazmente los cánceres de estadio 0 al 2. Puede ser seguida, en ciertos casos, por una quimioterapia si el tumor retirado presenta características agresivas.

Definición


El cáncer de colon es un cáncer que se desarrolla a partir de las células situadas sobre la pared interna del colon. Generalmente proviene de un pólipo adenomatoso, un tumor benigno. Este evoluciona lentamente pero acaba por volverse canceroso.

Cánceres de colon de estadios 0, 1 y 2


El estadio (extensión o grado de extensión del cáncer) es comprendido en una escala que va de 0 a 4.

Los estadios 0, I y II corresponden a los cánceres localizados, limitados al colon. En este caso, ningún ganglio es tocado y no hay metástasis.

Tratamientos del cáncer de colon de estadios 0,1 y 2


Para proponer uno o varios tratamientos adaptados, los médicos determinan en primer lugar la extensión del cáncer en el momento del diagnóstico. Sin embargo, la elección de los tratamientos es adaptado a cada situación y depende de otros factores, como el estado de salud del paciente, sus antecedentes médicos y quirúrgicos.

Los tratamientos se basan esencialmente en la cirugía, y en ciertos casos, la quimioterapia.

Cirugía del cáncer de colon


La cirugía es el tratamiento de referencia del cáncer de colon no invasivos. En este caso, el tratamiento quirúrgico consiste en retirar la parte afectada del colon y los ganglios que dependen de ello.

Dos técnicas quirúrgicas pueden ser utilizadas para operar un cáncer de colon: la laparotomía o la laparoscopia.

Laparotomía


En una laparotomía, el cirujano hace una incisión vertical de unos veintena de centímetros sobre el abdomen, desde el ombligo hasta el bajo vientre. Este gesto le permite al cirujano observar minuciosamente toda la cavidad abdominal, antes de retirar la porción afectada del colon. El gesto es bastante invasivo y es asociado con riesgos de complicaciones más importantes que la laparoscopia a corto y mediano plazo.

Laparoscopia


La laparoscopia es una técnica quirúrgica más reciente, que consiste en operar a vientre cerrado. Consiste, para el cirujano, en realizar tres o cuatro pequeñas incisiones al nivel del abdomen para hacer pasar una pequeña cámara y sus instrumentos quirúrgicos al interior de este.

La cámara está conectada a una pantalla exterior que el cirujano consulta cuando opera, con el fin de ayudarle a retirar las partes enfermas del colon. Esta técnica quirúrgica, menos invasiva, permite disminuir el dolor y las complicaciones después de la intervención, reducir la duración de hospitalización así como el riesgo intestinal futuro de oclusión.

Desarrollo de la intervención


La cirugía de colon (por laparotomía o laparoscopia) se presenta con una fase de observación, que permite confirmar el diagnóstico inicial (por ejemplo: ausencia de metástasis y confirmación del estadio).

El cirujano retira el segmento del colon donde se sitúa el tumor, así como los tejidos grasos, los vasos sanguíneos y los ganglios unidos a este segmento.

En todos los casos, una porción sana del colon (5 centímetros y más) debe ser retirada de alrededor del tumor con el fin de prevenir el riesgo de recidiva.

Ambos extremos del colon luego son recosidos con el fin de reformar el conducto intestinal.

Las partes retiradas durante la intervención son analizadas gracias a un examen anatomopatológico. Este examen permite determinar precisamente hasta donde las células cancerosas se propagaron. Y sobre esta base, decidir si una quimioterapia es necesaria o no después de la cirugía.

La duración de hospitalización una cirugía de colon es generalmente de 7 días.

Complicaciones postoperatorias


Un defecto de cicatrización de la sutura entre ambas partes del colon recosidas (fístula anastomótica) constituye el principal riesgo de complicación postoperatoria. Por lo general, se manifiesta, una semana después de la intervención, mediante dolores intestinales y estreñimiento.

El tratamiento de esta complicación varía según la gravedad, se basa en la toma de antibióticos o realizar una intervención quirúrgica nuevamente.

Entre otras complicaciones posibles: la hemorragia intraabdominal (raras), el absceso de pared, la infección urinaria, la complicación pulmonar (neumopatía) y la flebitis. Los problemas del tránsito intestinal son frecuentes después de la intervención, pero mejoran en el transcurso del primer año, con una dieta equilibrada.

Quimioterapia


En ciertos casos, una quimioterapia puede ser contemplada como complemento de la cirugía, particularmente si el tumor presenta características agresivas.

Nuevos medicamentos anticancerígenos, en forma de inyectable o para ser tomados vía oral, están actualmente disponibles para tratar el cáncer de colon. Los medicamentos de quimioterapia son 5-fluorouracilo (5FU), capecitabina, tegafur y uracilo que es derivado del 5FU, oxaliplatino, irinotecán y raltitrexed. Tres medicamentos que pertenecen a la clase de los anticuerpos monoclonales son también utilizados bajo forma de inyectable: bevacizumab (Avastin), cetuximab (Erbitux) y panitumumab (Vectibix).

Estos medicamentos pueden ser utilizados solos o combinados con otros medicamentos.

Los medicamentos empleados, las dosis administradas y la frecuencia de las curas varían de una persona a otra. Así como para numerosos tratamientos anticancerígenos, los riesgos de efectos secundarios comprenden náuseas y vómitos, diarrea, disminución de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas, lesiones de las mucosas, la boca, pérdida del apetito y caída de los cabellos.

Saber más



Foto: Sebastian Kaulitzki - Fotolia.com

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 21 de junio de 2014 a las 00:15 por Carlos-vialfa.
El documento «Cáncer de colon: Tratamientos de los estadios 0, 1 y 2 » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.