Problemas visuales en el niño: Riesgos y prevención

Julio 2017


En el niño, la aparición de problemas visuales puede ser la causa de dificultades en las actividades escolares.

A continuación un panorama sobre los diferentes problema, sus consecuencias y las modalidades de prevención.

Los problemas visuales del niño

Según la Asociación nacional de Francia para el mejoramiento de la vista, el 25 % de alumnos de primaria presentan un problema visual. Puede tratarse de miopía (dificultades para ver de lejos), hipermetropía (alteración de la visión de cerca), astigmatismo (visión deformada de cerca o de lejos), estrabismo (defecto de convergencia) o de ambliopía (falta de desarrollo de un ojo).

Entre los síntomas que pueden alertar sobre la existencia de un problema visual en el niño, están guiños frecuentes, dolores de cabeza de regreso de la escuela, una mala coordinación de los gestos, escribir muy cerca del cuaderno o una lectura con el libro muy cerca de los ojos, una confusión de ciertas letras o una hipersensibilidad a la luz.

Consecuencias des problemas visuales en la escolaridad

Los primeros problemas de vista son generalmente sentidos en la escuela porque la visión del niño es particularmente solicitada a través del aprendizaje de la lectura y de la escritura en la pizarra, al tomar notas o frente a la pantalla de un ordenador.

Si no es detectado y corregido tempranamente, un problema visual puede desarrollarse con tiempo y afectar los resultados escolares del niño. El ASNAV (Asociación nacional de Francia para la mejora de la vista) reconoció por otra parte la existencia de una relación entre las anomalías de la visión y las dificultades de aprendizaje de la lectura. A largo plazo, estas dificultades pueden impactar la vida profesional.

¿Cuándo hay que consultar?

Los problemas eventuales de vista son más fáciles de corregir si son detectados tempranamente.

Es recomendado vigilar la visión del niño a la edad de dos años, antes de la entrada al jardín de niños y consultar un oftalmólogo. Una consulta que hay que renovar a la edad de seis años, antes de la entrada a la escuela primaria. En el momento del examen médico, el médico escolar puede también recomendar la consulta con un oftalmólogo.

Un seguimiento regular es preferible, porque los problemas visuales pueden evolucionar de un año a otro. En todos los casos, es importante poder detectar un problema visual antes de los 12 años, porque la visión se estabiliza a esta edad. La reeducación y la corrección de un defecto, generalmente efectuadas por el ortoptista, pues son más eficaces si son realizadas de modo precoz.

Es aconsejado a los padres que han tenido correcciones visuales conceder una atención totalmente particular a la visión de su niño ya que ciertos trastornos son hereditarios.

Foto: © Alinute - Fotolia.com

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 1 de noviembre de 2014 a las 03:20 por Carlos-vialfa.
El documento «Problemas visuales en el niño: Riesgos y prevención » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.