Resfrío, gripe y alergia: diferencias

Junio 2017


¿Resfrío, gripe o alergia? Diferencias

Los síntomas del resfrío y de la gripe pueden ser similares aunque existen diferencias en cuanto a su duración e intensidad.

El resfriado común, de origen viral, es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes y una de las principales causas de absentismo laboral y escolar. Es trata una enfermedad muy contagiosa y sus síntomas más típicos son los ojos llorosos, el dolor de garganta (odinofagia) y de cabeza (cefalea), la tos, la congestión nasal, el malestar general y, a veces, una fiebre moderada. Una persona resfriada expulsa el virus al toser y estornudar por lo que el virus se puede propagar con mucha facilidad. Sus síntomas duran entre tres y seis días.
La gripe está provocada por un virus, el Influenza. Existen tres tipos de virus influenza: el A, B y C. Éstos a su vez se subdividen en varios subtipos. Aunque es un virus que muta cada año, siempre pertenece a una misma familia, por lo que se puede prevenir la aparición de la gripe gracias a las campañas de vacunación que ponen en marcha las autoridades sanitarias.
Los síntomas de la gripe son la aparición súbita de cansancio, pérdida de apetito, escalofríos, dolores a nivel de los músculos y las articulaciones, fiebre elevada, tos seca, congestión y secreción nasal y dolor de cabeza. La gripe puede ser banal pero también una enfermedad que puede cursar con mayor gravedad.
En cuanto a los síntomas de la alergia: la manifestación más frecuente es la rinitis alérgica. Cursa con una inflamación de la mucosa nasal caracterizada por síntomas nasales como rinorrea, estornudos, congestión nasal y/o picor nasal. ...Los agentes más frecuentes responsables de la rinoconjuntivitis alérgica son los ácaros del polvo, pólenes, mohos y epitelios de perro y gato.

Reflujo, alergia y microorganismos: causas de faringitis

La faringitis o inflamación de garganta es un padecimiento que normalmente se asocia a una infección (invasión de microorganismos). Pero también puede ser debida a la contaminación o a problemas de reflujo gastroesofágico (los ácidos del estómago suben hacia el esófago y lo debilitan desencadenando síntomas como ardor, irritación y tos). El 90% de los pacientes con este tipo de enfermedad ‘debuta’, por así decirlo, acudiendo al otorrinolaringólogo...
La faringitis también puede asociarse a la dificultad para respirar por la nariz y tomar aire por la boca o a infecciones respiratorias como la gripe o a problemas de alergia (rinitis alérgica).

Remedios caseros y naturales para la alergia

El tratamiento mas común para tratar las alergias son los antihistamínicos como la loratadina y el hidrocloruro de difenhidramina.
Para evitar la alergia al polen evita abrir las ventanas por las mañanas (mejor hazlo por la tarde/noche), tiende la ropa dentro de casa para evitar el polen), en caso de que tengas perro es importante cepillarlo bien antes de entrar en casa (en su pelo se acumula mucho polen), cuando llegues a casa cámbiate de ropa para no estar todo el día con ropa que tenga polen, una ducha nasal con una solución salina al 0.9% alivia los picores y limpia de restos de polen, la bromelina (una enzima de la piña) es muy beneficiosa y efectiva para aliviar la inflamación de la sinusitis alérgica, los vahos con eucalipto pueden ser muy beneficiosos para ayudar a despejar y respirar mejor, una infusión de menta mejora el funcionamiento del sistema respiratorio. Para aliviar el picor, rojez, hinchazón y otras molestias en los ojos se puede realizar un baño ocular con semillas de hinojo. La cúrcuma también es beneficiosa para aliviar los síntomas de la alergia: puede añadirla a tus platos.
Muchas webs y apps te informan sobre los niveles de polen y las zonas con mayor concentración. Esto puede ser de gran ayuda a la hora de planear las actividades fuera de casa.
Para prevenir los ácaros ventilar las habitaciones todos los días, entre 30 y 60 minutos diarios, tanto en invierno como en verano, cambiar las sábanas cada semana y lavarlas a 60 ºC, evitar los radiadores eléctricos, usar somieres de láminas, almohadas y edredones sintéticos, la temperatura de la habitación es recomendable que esté entre 18 ºC y 19 ºC y la humedad entre el 50 % y el 60 %, limpiar la casa una o dos veces por semana con un trapo húmedo y pasar la aspiradora dos o tres veces por semana durante 30 o 40 minutos.

Tos irritativa - qué es, síntomas, tratamiento

La tos irritativa o tos seca es una tos fuerte sin expectoración, es decir, sin segregación de flema (tos improductiva). A menudo cursa en forma de ataques. La irritación de las vías aéres suele provocar tos seca. Encontramos este síntoma en la primera fase de los resfriados y en otras patologías de las vías respiratorias, pero también como efecto secundario de algunos medicamentos (como los llamados IECAS). La penetración de cuerpos extraños, distintas inflamaciones como la laringitis, o una inflamación de la mucosa bronquial (bronquitis) pueden irritar las vías respiratorias y producir una tos seca. Para tratar la tos irritativa se deben tener en cuenta sus causas (en general la tos debería mejorar y desaparecer con el tratamiento de la enfermedad de base). Ante una tos intensa otro tipo de medicamentos que puede sernos útiles son los antitusígenos. En caso de tos seca debida a un cuadro catarral los remedios caseros, como la aplicación de compresas en el cuello y el pecho o los baños aromáticos, pueden ser eficaces.

La esofagitis eosinofílica - qué es, síntomas, tratamiento

La esofagitis eosinofílica (EE) es una afección crónica alérgica del sistema inmunológico que cursa con inflamación del esófago. Aparecen grandes cantidades de leucocitos, llamados eosinófilos, en el tejido del esófago (en condiciones normales no hay eosinófilos en el esófago). Los síntomas de EE varían según la edad.
Otras enfermedades también pueden causar la presencia de eosinófilos en el esófago. Un ejemplo es el reflujo ácido. Actualmente, la única manera de diagnosticar la EE es mediante una endoscopia y biopsia del esófago.
La mayoría de los pacientes con EE son atópicos (una persona atópica es aquella que tiene antecedentes familiares de alergias) que puede manifestarse como asma, rinitis alérgica, dermatitis atópica o eccema y alergia a los alimentos. A menudo también presentan alergias ambientales a ácaro del polvo, animales, polen y mohos o alergias alimentarias.

Los alergistas y los gastroenterólogos condieran que la EE es una afección crónica, cada vez más frecuente y que no tiene cura. Su tratamiento consiste en eliminar los principales alérgenos alimentarios de la dieta (generalmente lácteos, huevos, trigo, soja, maní, nueces y pescado/mariscos). Los corticosteroides, que controlan la inflamación, son los medicamentos más útiles para tratar la EE. El tratamiento más común es la ingestión de pequeñas dosis de corticoesteroides.

Foto: © Borja Andreu - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 27 de febrero de 2017 a las 13:34 por CaminoCCMSalud.
El documento «Resfrío, gripe y alergia: diferencias» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.