Piedras en la vesícula

Marzo 2017

Las piedras en la vesícula o cálculos biliares producen fuertes síntomas como dolor intenso y cólico biliar. Las causas de este trastorno son múltiples y el tratamiento se basa en cirugía para extraer los cálculos de la vesícula biliar.


Qué es la vesícula biliar y para qué sirve

La vesícula biliar es un órgano que se localiza en el abdomen (debajo del hígado).

La vesícula biliar libera un líquido producido por el hígado denominado bilis a través del conducto biliar común para ayudar al estómago y al intestino a digerir las grasas de los alimentos.

Qué son los cálculos biliares o piedras en la vesícula

La bilis se produce en el hígado, se guarda en la vesícula biliar y es secretada hacia el intestino a través de los conductos biliares pero en ocasiones este líquido se solidifica y se acumula junto con el colesterol o ciertas proteínas en la vesícula o el conducto biliar dando lugar a lo que se conoce como piedras o cálculos biliares.


Esta patología es más frecuente en mujeres que en hombres.

Qué causa la aparición de piedras en la vesícula

Los cálculos biliares se pueden clasifican en tres tipos según su composición: los cálculos de colesterol, los cálculos pigmentarios (cerca del 20 % de los cálculos se componen de sales cálcicas de pigmentos biliares y de bilirrubina) y los cálculos mixtos (compuestos por la suma de colesterol, pigmentos biliares y calcio).


La formación de cálculos de colesterol depende de muchos factores, tanto internos como externos. La condición para que aparezcan estos cálculos es la saturación de la bilis por el colesterol debido a valores de colesterol altos, cuando la concentración del ácido biliar es baja o cuando la motilidad de la vesícula biliar está dañada.

Por otro lado, los cálculos pigmentarios tienen su origen en una sobrecarga de bilirrubina en el cuerpo, por ejemplo, en el caso de hemólisis crónica. Otros factores que desempeñan un papel importante en la creación de cálculos biliares son aquellos que se describen en la llamada 'regla de las 5F': mujer (female), mayor de cuarenta años (forty), muchos hijos (fertile), sobrepeso (fat) y pelo claro (fair).

Entre los factores de riesgo para la formación de cálculos biliares se encuentran, principalmente, la obesidad y los altos índices de albúmina, así como la alteración metabólica de la bilirrubina, del colesterol o de algún ácido biliar.

Síntomas que aparecen cuando la vesícula está inflamada

Los síntomas fuertes aparecen cuando los cálculos se desplazan porque provocan la inflamación u obstrucción de los conductos biliares.


Cuando un cálculo biliar bloquea el conducto cístico o el conducto biliar común (colédoco) puede producir cólico biliar. Así, el aumento de la presión en el conducto biliar causa dolores, caracterizados por violentos retortijones, sobre todo en la región derecha del epigastrio, que se sienten en la espalda y en el hombro derecho y que el paciente suele describir como insoportables. El dolor suele ser intermitente, con periodos muy dolorosos y periodos de menos dolor. El cólico biliar intenso puede durar más de treinta minutos, prolongarse hasta cinco horas e ir acompañado de náuseas, eructos y vómitos.

Los factores que pueden desencadenar un cólico biliar son los alimentos ricos en grasas, las comidas copiosas después de mucho tiempo en ayunas y las comidas más abundante de lo habitual.

Dieta recomendada en caso de tener piedras en la vesícula

Los especialistas aconsejan evitar el consumo de carnes rojas, fritos y grasas saturadas e incrementar el de frutas y verduras. En general se recomienda seguir una dieta baja en grasas y evitar la carne de cerdo, los huevos, las cebollas, los picantes y los productos que contengan gluten.


El consumo de verduras frescas (remolacha, pepinos, alcachofas, tomates, rábanos o papas), jugos de verduras y frutas como las manzanas, uvas, higos, melones, peras, papaya, entre otras, puede resultar muy positivo para aliviar las molestias procedentes de los cálculos biliares y prevenir la formación de nuevos cálculos.

Cuándo se debe iniciar la operación de piedras en la vesícula

Cuando el paciente tiene síntomas y se detectan cálculos en la vesícula biliar se debe realizar una colescistectomía por laparoscopia, es decir, una cirugía de la vesícula biliar para extraer los cálculos.

Asimismo, cuando los pacientes presentan complicaciones como obstrucción de la vía biliar, pancreatitis biliar o colecistitis, las conductas están siempre bien definidas y entre ellas se encuentra invariablemente la cirugía de extracción de la vesícula biliar como una parte fundamental del tratamiento.

En cambio, cuando el paciente no tiene síntomas, el procedimiento habitual es discutible. La mayoría de cirujanos sostiene que debe operarse al paciente, aunque no padezca síntomas, para prevenir complicaciones que aparecerán tarde o temprano y, sobre todo, para minimizar la posibilidad de aparición de cáncer de vesícula biliar. Además, múltiples estudios indican que cuanto más tiempo permanezca un cálculo dentro de la vesícula biliar mayor riesgo de cáncer de vesícula biliar a largo plazo.

Sin embargo, otros especialistas sostienen que operar a los pacientes asintomáticos incrementa los costos de atención médica, aumenta los riesgos de aparición de complicaciones en procedimientos que podrían diferirse e incrementa la demanda de la cirugía superando en muchos casos la capacidad de algunos centros asistenciales.

Tratamiento natural para prevenir la aparición de piedras en la vesícula

La remolacha, el aceite esencial de manzanilla o de lavanda, la cúrcuma (de forma natural o encomprimidos de 150 mg con cada comida), las alcachofas y las hojas de diente de león en la dieta mejoran el flujo de la bilis.


El aceite de oliva también se ha empleado a lo largo de la historia para mejorar la secreción biliar.

Si las piedras en la vesícula son pequeñas, estos alimentos pueden ayudar a prevenir la formación de más piedras, aliviar los síntomas y en algunos casos, evitar que sea necesaria una cirugía.

Foto: © pathdoc - Shutterstock.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por DRA. MARNET.
El documento «Piedras en la vesícula» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.