Por qué siento que se me cierra el pecho

Marzo 2017

Las personas que sufren asma, bronquitis y otras enfermedades respiratorias se quejan de un ligero dolor en el pecho y sienten que les falta el aire. Una vez identificada la causa de las molestias, estos síntomas pueden tratarse con fármacos expectorantes y unos eficaces remedios caseros.


Por qué siento que se me cierra el pecho

La sensación de tener el pecho cerrado o apretado puede proceder de una producción de mucosidades por parte de los bronquios o bien del cierre de los bronquios debido a un problema de tipo asmático (broncoespasmo). Entre las causas que pueden provocar este síntoma se encuentran los resfriados, los problemas de alergia, las infecciones de las vías respiratorias, los cuadros gripales, las crisis de asma o las neumonías.


Ante esta sintomatología es importante consultar a un médico o acudir al hospital más cercano. Si se trata de un problema de asma la situación puede desencadenar síntomas mas graves e ir en aumento.

Además, este síntoma puede venir acompañado de tos y opresión o dolor en el centro del pecho, así como dificultad para inspirar y espirar y fatiga.

Por qué siento que me ahogo

Este molesto y angustioso síntoma se denomina disnea. Las causas se encuentran en el aparato respiratorio (asma, EPOC, fibrosis del pulmón, embolia pulmonar, tumores benignos o malignos, aire en la pleura o neumotórax) y en el sistema cardíaco o vascular (isquemia cardíaca, insuficiencia cardíaca, malformaciones del corazón y arritmias).


También produce disnea los problemas de origen infeccioso (cuadro gripal, tos ferina, bronquiolitis, difteria), otros trastornos de la tráquea o la laringe (infecciosos, inflamatorios y obstructivos (por un cuerpo extraño o un tumor) y los problemas de la pleura (derrame de líquido) y de la caja torácica (cifoescoliosis), así como amígdalas prominentes, un bocio o un problema en el esófago.

Una vez descartadas las causas físicas descritas, otro posible diagnóstico es un ataque de ansiedad o el estrés.

Por qué se cierran los bronquios

Entre las causas más frecuentes se encuentra el asma bronquial (provocado por una alergia o no), la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), algunos medicamentos como los utilizados en el tratamiento de la hipertensión arterial (betabloqueantes), ciertos antiinflamatorios, la bronquitis aguda infecciosa (suele acompañarse de tos y mucosidad o flemas) o los problemas de tiroides como el hipo o el hipertiroidismo.

En los niños también hay que descartar la bronquiolitis.

Remedios caseros para aliviar los síntomas de pecho apretado

La inhalación de vapor de agua alivia la sensación de pecho apretado pero debe realizarse varias veces al día.


También se recomienda hacer gárgaras con agua tibia y salada y tomar las infusiones de jengibre o de cúrcuma.

La cebolla también es muy útil, ya sea cruda o cocida, así como el jugo de limón mezclado con agua.

El ajo hervido, crudo o triturado y el vinagre de manzana son buenos para el pecho.

La miel no debe utilizarse en niños menores de un año pero también alivia los síntomas.

Cómo descongestionar el pecho de un bebé

A un bebé no hay que darle medicamentos que no hayan sido prescritos por su pediatra.


Limpia su nariz de mocos con suero fisiológico. Esta maniobra puedes realizarla cada dos horas.

Favorece la humedad en su habitación con un vaporizador o humidificador. Si no dispones de este aparato puedes ducharle con agua caliente para que el vapor de agua le ayude a expulsar las mucosidades y a respirar mejor.

Dale un masaje en el pecho con Vicks VapoRub u otro descongestionante.

Mantén a tu bebé sentado en su sillita para faciliar la expulsión de las secreciones. Evita mantenerlo acostado, si es posible.

Por qué tengo el pecho apretado y toso

Si ambos síntomas aparecen simultáneamente, lo más probabale es que el paciente tenga bronquitis aguda o asma (especialmente cuando se acompaña de silbidos o pitos en el pecho).

Congestión del pecho y flemas

Si la congestión de pecho no se trata a tiempo puede desencadenar una neumonía u otras complicaciones.


La congestión del pecho se trata con expectorantes (salvo en niños menores de 6 años) o con ungüentos descongestionantes aplicados en el pecho con suaves masajes. También se recomienda aumentar la ingesta de líquidos.

El expectorante ayuda a eliminar las secreciones que congestionan el pecho.

No obstante, debe evitarse el uso de fármacos antitusígenos.

Remedios para descongestionar los bronquios

Los inhaladores ayudan a descongestionar los bronquios.


Estos inhaladores son particularmente eficaces para tratar los casos más graves porque contienen un preparado que abre los bronquios, alivia la tos y facilita la respiración.

Los fármacos mucolíticos y expectorantes, así como algunos antibióticos ayudan a descongestionar los bronquios.

Foto: © stockyimages - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET.
El documento «Por qué siento que se me cierra el pecho» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.