Diagnóstico y tratamiento del flujo anormal

Julio 2017



Diagnóstico del flujo vaginal anormal

  • En general es la propia mujer la que detecta que presenta un flujo vaginal anormal.
  • Se debe tener en cuenta el momento de aparición del flujo según el momento del ciclo menstrual.
  • Se observan las características del flujo en la propia consulta del ginecólogo.
  • Se coloca una muestra del flujo en una lámina y se observa al microscopio.

Cultivo del flujo

  • En algunos casos se requiere un estudio de cultivo para obtener una mayor precisión en el diagnóstico.

Tratamientos

  • Los tratamientos que se proponen pueden ser:
    • o bien locales, a través de la aplicación de óvulos y cremas.
    • o bien generales, es decir por vía oral (comprimidos).
    • o bien una combinación de ambos a la vez.
  • Debido a que son frecuentes las infecciones mixtas, producidas por hongos y gérmenes a la vez, muchos de los productos que se utilizan para el tratamiento del flujo vaginal anormal tienen acción bactericida y antimicótica simultáneamente.

¿Se debe tratar también a la pareja?

  • El ginecólogo es quien evalúa en cada caso si es necesario que la pareja de la mujer reciba también tratamiento.
  • En general esto sucede sólo con algunos tipos de microorganismos o en infecciones recidivantes.

Flujo rebelde al tratamiento

  • Siempre que haya un flujo rebelde al tratamiento hay que descartar que no esté asociado a una enfermedad como tumores ginecológicos que pueden producir secreción maloliente.
  • Es muy importante que el ginecólogo indague y la mujer esté pendiente de los síntomas.

La automedicación

  • El primer y peor error que cometen las mujeres cuando observan un cambio en el flujo vaginal es automedicarse.
  • Se aplican un óvulo o una crema que tenían en casa y de este modo enmascaran el cuadro.
  • En todos los casos lo mejor es recurrir al médico sin automedicarse previamente.

Consejos de los profesionales para llevar un control del flujo vaginal

  • Estar atenta a los cambios notorios en el color, la consistencia, el olor y la cantidad de flujo vaginal.
  • También pueden aparecer otros síntomas como ardor, picazón o inflamación que pueden llamarnos la atención.
  • Mantener una buena higiene íntima de la zona vaginal:
    • utilizar siempre jabones neutros.
    • nunca utilizar desinfectantes puros.
    • no limpiarse exageradamente.
    • evitar la contaminación anal, es decir, nunca limpiarse de atrás hacia delante.
  • Preferir la ropa interior de algodón, y evitar el uso de pantalones ajustados: es aconsejable utilizar prendas sueltas y aireadas.
  • Si se nota que las toallas femeninas ocasionan molestias, usar algodón.
  • Realizar los controles periódicos con el ginecólogo para hacer los chequeos de rutina.
  • Ejercer una sexualidad responsable.
  • No compartir ropa interior con otras personas.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 11 de mayo de 2012 a las 11:33 por DRA. MARNET.
El documento «Diagnóstico y tratamiento del flujo anormal» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.