Despistaje de la hepatitis C: los exámenes serológicos

La detección de la hepatitis C se efectúa practicando una prueba serológica sanguínea, una prueba de detección de los anticuerpos anti-VHC.

El resultado: anticuerpos anti-VHC positivo

La positividad de esta prueba, presencia de anticuerpos anti-VHC, indica un contacto con el virus de la hepatitis C.

Hacer un segundo análisis de sangre

  • Esta prueba positiva debe ser confirmada por un segundo análisis de sangre.
  • El control de la serología es recomendado por una nueva prueba sanguínea.

Efectuar una búsqueda del virus en la sangre

  • La HAS (Alta Autoridad de Salud de Francia) recomienda la búsqueda del ARN del virus de la hepatitis C en la segunda prueba de sangre.
  • Si el resultado es negativo, indica una búsqueda del virus de la hepatitis C negativa, esto significa que la persona no es portadora del virus y que espontáneamente eliminó el virus. Esta persona es considerada como curada.
  • Si la búsqueda del virus de la hepatitis C es positiva, la persona es portadora del virus y debe recibir tratamiento.

Hepatitis C crónica

Una prueba positiva no significa forzosamente la presencia de una hepatitis C crónica.

Resultado: anticuerpos anti-VHC negativo

Una prueba de despistaje que indica la ausencia de anticuerpos anti-VHC, significa una ausencia de contacto con el virus de la hepatitis C, salvo en caso de infección reciente en donde los anticuerpos todavía no aparecen.

Haz una pregunta
CCM Salud es una publicación informativa realizada por un equipo de especialistas de la salud.
Consulta también
El documento « Despistaje de la hepatitis C: los exámenes serológicos » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
Únete a la comunidad