Schwannomas: tumores nerviosos

Agosto 2017


Los schwannomas o neurinomas son tumores que se desarrollan a partir de las células de Schwann. Estas células forman parte del recubrimiento de los nervios y son las encargadas de producir la mielina.
Son más frecuentes en la quinta década de la vida y aparecen con más frecuencia en los hombres.
Los más frecuentes se asocian al nervio vestibular o acústico (VIII par craneal); con menos frecuencia al nervio trigémino (V par), al nervio facial (VII par) y al nervio glosofaríngeo (IX par). Es muy raro que aparezcan asociados a otros pares craneales o en otra localización (intraespinales o en relación con nervios periféricos).

Síntomas


Los primeros síntomas que suelen aparecer son una pérdida de audición y la aparición de ruidos (tinnitus) unilaterales, que pueden aparecer bruscamente, ser episódicos o ir apareciendo a lo largo de unos años. Con los años pueden aparecer otros síntomas como hipoestesia facial, parálisis facial o dificultad para tragar (o disfagia).
Cuando se diagnostican de forma tardía pueden aparecer síntomas como inestabilidad de la marcha, cefalea y vómitos, debidos a la hipertensión dentro del cráneo (intracraneal).

¿Cómo se diagnostican?


Con excepción de los nervios ópticos, todos los nervios poseen células de Schwann y son lugares donde pueden aparecer estos tumores. Los schwannomas vestibulares a medida que crecen invaden el conducto auditivo interno y posteriomente comprimen el troncoencéfalo y el cerebelo.
El diagnóstico se realiza por la clínica del paciente y a través de una resonancia magnética cerebral que confirmará el diagnóstico.

¿Qué tratamientos se pueden proponer?


En algunos casos unicamente es necesario un seguimiento ya que son lesiones benignas de lento crecimiento: esto estaría indicado en pacientes mayores de 70 años, con lesiones muy pequeñas y con enfermedades sistémicas serias o tumores que cursan sin dar síntomas.
La radiocirugía está especialmente indicada en pacientes mayores y/o en tumores pequeños (los mejores resultados aparecen en tumores menores de 2cm. de diámetro máximo). La principal desventaja es que esta técnica no permite la curación, solo el control del cremiento y puede dificultar cirugías posteriores si fueran necesarias. También pueden causar neuropatías del nervio facial o del trigémino. Las ventajas son que el paciente no requiere ingreso hospitalario, puede incorporarse al trabajo en días o semanas y el riesgo de paresia facial es menor.
En cuanto a la microcirugía es el único tratamiento que puede conseguir una curación completa y está indicada en tumores medianos y grandes.
A veces se pueden combinar microcirugía y radiocirugía.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 21 de marzo de 2014 a las 11:22 por DRA. MARNET.
El documento «Schwannomas: tumores nerviosos» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.