Qué es un electroencefalograma (EEG) y para qué se emplea

Julio 2017


Qué es un electroencefalograma

El electroencefalograma es una prueba médica en la que un aparato médico, el electroencefalógrafo, recoge la actividad eléctrica del cerebro en situación basal y con métodos de activación, como la hiperventilación y la fotoestimulación y expide un gráfico en el que se muestra una curva.

En ocasiones, y en función del paciente, será conveniente registrar la actividad del cerebro durante el sueño.

Existen patrones normales y patrones anormales de funcionamiento del cerebro que permiten saber si el paciente puede tener una lesión o enfermedad cerebral.

Qué mide el EEG

El electroencefalograma permite registrar las diferencias de potencial eléctrico producidas en el cerebro.

Para realizar este examen es necesario adherir electrodos al cuero cabelludo. El resultado del electroencefalograma (EEG) es una curva que permite detectar posibles anomalías en el funcionamiento del cerebro.

Para qué se emplea el electroencefalograma

El EEG sirve para observar el funcionamiento eléctrico cerebral. Esta prueba médica ayuda a detectar alteraciones de todo el cerebro o de algunas áreas.

Además, se utiliza para observar lesiones localizadas como los tumores, hemorragias, encefalitis o traumatismos y lesiones difusas, como por ejemplo, las lesiones tóxicas, metabólicas e infecciosas.

Cómo detectar una enfermedad cerebral mediante un electroencefalograma

El electroencefalograma se emplea para diagnosticar enfermedades del cerebro y se puede realizar como estudio complementario a otros estudios, especialmente a los radiológicos (TAC, resonancia magnética).

Cuándo es conveniente realizar un electroencefalograma (EEG)

Es necesario realizar el EEG en pacientes que experimenten síntomas de deterioro del nivel de conciencia (somnolencia, estupor, coma), pérdida de las facultades intelectuales (memoria o demencia) o episodios que hagan sospechar crisis epilépticas.


Asimismo, el EEG es muy útil en caso de intoxicación y otras enfermedades que puedan afectar al cerebro de forma indirecta.

Además, es esencial realizar un electroencefalograma a los niños, particularmente a los recién nacidos, tanto para detectar anomalías como para estudiar la maduración y el crecimiento cerebral.

Los médicos también aconsejan efectuar un EEG para conocer la causa de una cefalea, nerviosismo o inestalbilidad, ya que pueden ser manifestaciones de enfermedades leves o de lesiones más graves.

Por qué se realiza un electroencefalograma durante el sueño

En ciertas ocasiones, el especialista de la salud necesita saber cómo funciona el cerebro del paciente durante la etapa del sueño, de modo que, a veces, el electroencefalograma puede prolongarse durante más de 24 horas.


Los resultados de la prueba dirán si existe actividad que haga sospechar la presencia de procesos epilépticos.

Cómo detectar una epilepsia mediante un electroencefalograma

Se recomienda realizar un electroencefalograma (EEG) en aquellos pacientes que sufren episodios peculiares. En este caso, el EEG debe efectuarse durante un episodio de crisis pero también en un momento de calma con el objetivo de comprobar si las crisis son fruto de la epilepsia o tienen otras causas.

En efecto, existen enfermedades cuyos síntomas recuerdan a los de la epilepsia, como los síncopes, las migrañas, los trastornos del sueño, los trastornos del control motor (tics, mioclonías), los procesos psiquiátricos o algunos trastornos endocrinos como el feocromocitoma o el síndrome carcinoide.

Cómo realizar un electroencefalograma EEG - Técnicas

El EEG es un procedimiento sencillo. No requiere ninguna preparación especial ni ayuno y suele durar entre quince y veinte minutos.


En primer lugar, se colocan los electrodos al paciente (con un gorro de goma o plástico o con electrodos pegados individualmente).

A continuación, el paciente se sienta en un sillón y empieza el registro de la actividad cerebral, realizada en reposo, primero con los ojos cerrados y después con los ojos abiertos. También durante maniobras de activación como la hiperventilación (respiración profunda durante tres minutos) y la estimulación con una luz tipo flash a distintas frecuencias.

Una vez que la prueba ha finalizado, se retiran los electrodos y el paciente puede hacer vida normal.

Si el médico está investigando alguna patología que puede relacionarse con la falta de horas de sueño es posible que le pida al paciente que duerma poco la noche antes de la prueba.

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 3 de febrero de 2016 a las 13:11 por CaminoCCMSalud.
El documento «Qué es un electroencefalograma (EEG) y para qué se emplea» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.