Cómo calcular la ovulación en los ciclos irregulares

Julio 2017

Por lo general, los ciclos menstruales no son tan regulares, ya que la mujer no siempre tiene la menstruación el mismo día cada mes. Hay meses en que el periodo se adelanta y otros en que se retrasa uno, dos o más días.


Cuándo hablamos de ciclos menstruales irregulares

Bajo condiciones normales, los ciclos menstruales duran entre 24 y 35 días. Sin embargo, también pueden tener una duración inferior a los 24 días o superior a los 35 días. Además, la duración de cualquier periodo puede variar entre un mes y otro. En estos casos, se habla de ciclos irregulares. Las mujeres cuyo periodo menstrual varía de un mes a otro tienen más dificultades para predecir el momento exacto de la ovulación y, por esta razón, es complejo evitar o conseguir un embarazo.

Causas de ciclos menstruales irregulares ocasionales

La irregularidad puede deberse a factores emocionales asociados con episodios de estrés, ansiedad, preocupación y angustia, entre otros. Estas situaciones pueden provocar alteraciones en los ciclos menstruales, que se pueden corregir con un tratamiento.

Causas de ciclos menstruales irregulares permanentes

Entre las causas de un ciclo menstrual irregular permanente, se encuentran la diabetes, la anemia, problemas de la glándula tiroides o un exceso de prolactina (hórmona que estimula la producción de leche), también se cuentan los trastornos alimenticios como anorexia o bulimia. Estos problemas deben diagnosticarse y tratarse antes de recibir un tratamiento que regularice los ciclos menstruales.

Cómo saber cuándo se produce la ovulación si eres irregular

Por lo general, la ovulación ocurre 14 días antes de la menstruación. Si los ciclos son más o menos regulares se puede saber con cierta exactitud el período de fertilidad.

Días fértiles de una mujer irregular

Si una mujer tiene ciclos irregulares, puede saber cuándo está ovulando, si reconoce los llamados síntomas ovulatorios.

Cambios en las características del flujo vaginal durante la ovulación

Durante el ciclo menstrual, el flujo vaginal sufre cambios que se pueden percibir. En primer lugar, se debe notar que, durante los días no fértiles, normalmente no hay flujo vaginal. Cuando el flujo se presenta, tiene un color blanquecino y una textura densa, que impide el paso de los espermatozoides a través del cuello uterino. A medida que se acerca la ovulación —hacia la mitad del ciclo— el flujo vaginal se torna más transparente, menos denso y más líquido: este es el momento de la ovulación. Después, el flujo se vuelve de nuevo más pegajoso, similar a la clara de huevo, lo que indica que la fertilidad ha disminuido.

Dolor abdominal durante la ovulación

A veces, aparecen dolores abdominales en el momento de la ovulación, que son parecidos a los dolores premenstruales.

Sangrado vaginal o spoting ovulatorio

Aparece un pequeño sangrado vaginal de color rosa o marrón que se produce por la implantación del óvulo fecundado en el útero.

Aumento de la temperatura basal durante la ovulación

La temperatura basal se refiere a la más baja que alcanza el cuerpo en reposo, es por esto que la temperatura se debe tomar antes de levantarse de la cama. La temperatura normal antes de la ovulación se sitúa entre 36,5 ºC y 36,7 ºC. Después de la ovulación, la temperatura basal sube alrededor de 0,5 ºC. Este aumento de temperatura se mantiene hasta que comienza la menstruación. Si la mujer está embarazada, el aumento de la temperatura basal persiste durante todo el embarazo. Algunas mujeres sienten escalofríos cuando la temperatura basal aumenta.

Papel de la hormona luteinizante (LH) en la ovulación

La hormona luteinizante (LH) es una proteína que controla la ovulación y la secreción de progesterona, entre otras funciones. Por medio de un examen de orina es posible identificar esta hormona entre 24 y 36 horas antes de la ovulación. Este es un test que se vende en farmacias y es fácil de utilizar en casa.

Falta de ovulación o ciclos anovulatorios

Si los ciclos son muy largos, puede ser que en algunos meses no ocurra la ovulación; se denominan ciclos anovulatorios. En estos casos, son necesarios tratamientos especiales para conseguir ovular. Uno de los medicamentos más utilizados para tratar la falta de ovulación es el clomifeno, un fármaco que estimula la ovulación. Es importante remarcar que este medicamento eleva las posibilidades de gestaciones múltiples.

Foto: © Mirinae – Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 2 de mayo de 2017 a las 21:15 por gslaura.
El documento «Cómo calcular la ovulación en los ciclos irregulares» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.