Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Junio 2017

La gonorrea es una infección de transmisión sexual a través del contacto genital y oral, anal o vaginal. Es muy contagiosa y es causada por un patógeno bacteriano Neisseria gonorrhoeae, el gonococo. Puede ser una infección benigna, si se trata temprano, pero es una fuente de diversas complicaciones, si se ignora o no es tratada (ver más adelante). También es una de las causas de la inflamación de la uretra y la clamidia. En esta ficha conocerás los síntomas más frecuentes en hombres y mujeres y cómo se diagnostica.


Prevención de la gonorrea

El sexo sin protección o con parejas en situación de riesgo aumenta la posibilidad de contagio de gonococo. Al igual que con otras enfermedades de transmisión sexual, el uso del condón es esencial (aunque, por desgracia, no es suficiente) para asegurar la prevención de la gonorrea.

Síntomas de la gonorrea

El período de incubación es generalmente de dos a siete días y, a menudo, la gonorrea es asintomática, especialmente en las mujeres. Existen diferentes síntomas en hombres y mujeres.

Síntomas en el hombre

Las manifestaciones sintomáticas de la gonorrea en el hombre son sensación de quemazón durante la micción, fugas de pus de la uretra (blanca o amarillenta), dolor testicular y picazón en la uretra.

Síntomas en la mujer

La mayoría de las mujeres con gonorrea pueden confundir los síntomas con una infección vaginal o de la vejiga. Pero los síntomas visibles son flujo vaginal, dolor o ardor al orinar, inflamación de la uretra, cuello del útero y el recto.

Un aumento del flujo vaginal o hemorragia vaginal entre períodos (intermenstrual) también es posible. Las mujeres con gonorrea corren el riesgo de tener graves complicaciones por la infección, aun cuando no presenten síntomas o sean leves.

Diagnóstico de la gonorrea

El diagnóstico bacteriológico destaca la presencia del germen, a través de muestreo y un examen bajo el microscopio, que se produce a nivel de la uretra en los hombres y del útero en las mujeres. También se puede hacer con hisopos anales y de la faringe, o en lo relativo a la gonorrea del cuello uterino y la uretra, pueden tomarse las muestras de la orina.

Complicaciones de la gonorrea

Sin tratamiento, como se ha mencionado, es posible que se encuentre un riesgo grave. Los hombres podrán presentar inflamación de la próstata o del epidídimo. Las lesiones en el tracto genital también pueden causar infertilidad (en casos raros). En las mujeres, sin embargo, las complicaciones de la gonorrea se pueden ver con una inflamación de las trompas de Falopio (salpingitis) que puede causar infertilidad y aumentar el riesgo de embarazo ectópico. En caso de contagio de gonorrea durante el embarazo, es necesario saber que las complicaciones en los niños pueden ser letales. Rara vez la infección por gonorrea puede propagarse en el torrente sanguíneo y las articulaciones y aumentar el riesgo de infección por el VIH.

Cuidado

En cuanto a la infección bacteriana, se pueden ingerir antibióticos por vía intramuscular u oral con base en la cepa de la bacteria.


Foto: © didesign021 – Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 26 de octubre de 2016 a las 03:06 por gslaura.
El documento «Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.