Artrosis lumbar - Síntomas

Julio 2017


Definición

La artrosis es un desgaste crónico del cartílago de una articulación. Las articulaciones sometidas a fuerzas importantes de tensión como las rodillas, las caderas o las situadas entre las vértebras, especialmente las más bajas, son las más expuestas a la artrosis. En caso de artrosis lumbar son las zonas entre la articulación de las vértebras (disco intervertebral o carillas articulares en la parte posterior de la vértebra) las son víctimas de este desgaste.
La artrosis lumbar es relativamente frecuente porque esta parte del cuerpo (la parte baja de la espalda) está muy solicitada y sostiene una gran parte del peso del cuerpo. Pueden ser responsables diferentes deportes (halterofilia, musculación, etc.) pero también los esfuerzos importantes cotidianos como los que realizan los mozos de mudanzas o los camioneros, por ejemplo.

Síntomas

La principal manifestación de la artrosis lumbar (que también lleva el nombre de discopatía degenerativa) es el dolor de la parte baja de la espalda (dolor de riñones). Se acompaña de una rigidez articular y de una disminución de la movilidad lumbar.
Si la artrosis comprime nervios, también tendremos una ciática por compresión del nervio del mismo nombre, que puede provocar dolores en las piernas y puede ir hasta los dedos del pie. La artrosis lumbar puede también ir asociada con una hernia discal, protuberancia anormal del disco que provocará los mismos síntomas.

Diagnóstico

El diagnóstico de la artrosis lumbar empieza con la observación del paciente y de sus dolores lumbares. Nos interesamos particularmente por su edad, por sus antecedentes de dolores lumbares y por las circunstancias en la aparición del dolor.
El examen clínico explorará la flexibilidad de la espalda y eventualmente los reflejos de los miembros inferiores. La fuerza muscular también debe ser evaluada. También se busca un dolor a lo largo del nervio ciático a través de la denominada maniobra de Lasègue que consiste, con la persona estirada, en buscar un dolor que aparezca detrás de la pierna durante la elevación de la pierna.
Para confirmar el diagnóstico generalmente procedemos a un balance radiológico que permite objetivar la artrosis. Un escáner o una RMN son excepcionales, pero pueden ser necesarios para la puesta en evidencia de una hernia discal.

Tratamiento

La artrosis no tiene cura pero se pueden controlar los dolores que causa. El tratamiento de la artrosis lumbar está basada en el cese de las actividades, así como la toma de analgésicos. El paracetamol y los antiinflamatorios son los prescritos la mayoría de las veces. Los relajantes musculares, destinados a relajar los músculos de la espalda, también pueden ser utilizados.
La prescripción de corticoides puede ser contemplada en forma de infiltraciones (inyección directamente cerca de la zona afectada por la artrosis) o de comprimidos. Una solución quirúrgica puede ser necesaria en los casos de artrosis evolucionadas, invalidantes y no controlables por otros tratamientos.

Prevención

Es posible limitar los efectos de la artrosis atacando desde la aparición de los primeros síntomas. El cuidado de las articulaciones que tienen riesgo de evolucionar hacia la artrosis debe ser realizado en la medida de lo posible.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por DRA. MARNET. Última actualización: 3 de junio de 2013 a las 18:40 por Jeff.
El documento «Artrosis lumbar - Síntomas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.