El cáncer, una enfermedad relacionada con nuestra alimentación,

Agosto 2015



Sólo en torno al 15% de los cánceres tienen un origen genético.
Un gran número de enfermos que no están predispuestos genéticamente probablemente podrían evitar la enfermedad modificando sus hábitos de vida.

Numerosos expertos estiman que la evolución de nuestro modo de vida y de nuestro entorno en el transcurso de las últimas décadas, participan en el aumento del número de personas afectadas por el cáncer.

El sedentarismo y la insuficienciente actividad física así como una profunda modificación de nuestra alimentación, representan factores de riesgo que hay que saber.

El consumo excesivo de azúcar así como de grasas han desequilibrado nuestras costumbres alimenticias y han participado en este incremento del número de enfermos.

Dormir mejor, saber pararse en un momento dado, vivir menos estresado, tener una actividad física regular y una alimentación equilibrada, pueden contribuir, aunque ciertos cancerólogos no se atrevan a decirlo, a limitar los riesgos de aparición de la enfermedad.

22 expertos científicos mundiales publicaron en el marco del Fondo Mundial para la investigación sobre el cáncer, FMRC, en Noviembre de 2007, un informe sobre el modo de vida que cada uno debería adoptar para evitar la aparición del cáncer. Efectuaron durante 5 años, cerca de 7.000 estudios sobre miles de personas.
Establecieron que cambiar nuestro modo de vida podría influir en la aparición de la enfermedad en numerosas personas. Por ejemplo, el sobrepeso sería un factor de riesgo que podría comportar una aparición del cáncer de colon, de esófago, de riñón, del endometrio del útero, de páncreas y de mama después de la menopausia.
Por otra parte, los científicos parecen confirmar la función importante de los alimentos que contienen fibras (legumbres y cereales completos) en la prevención de riesgos que comportan cáncer de colon.

Según un estudio publicado en 2002 por la World Cancer Research Fund International (Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer)100.000 nuevos casos de los 240.000 que aparecen podrían ser evitados en Francia modificando las costumbres alimenticias.

Las 10 recomendaciones anti cáncer propuestas por el FMRC

  • Practicar una actividad física de 30 minutos cada día
  • Evitar el sobrepeso y también la delgadez extrema manteniendo el IMC, índice de masa corporal, entre los 21 y los 23.
  • Evitar las bebidas azucaradas
  • Limitar el consumo de alimentos hipercalóricos, en particular los productos que tienen una gran cantidad de azúcares añadidos, o con bajo contenido en fibra, o ricos en materia grasa.
  • Aumentar el consumo de legumbres, frutas, cereales completos y legumbres secas : consumir mínimo 400 gramos por día.
  • Limitar el consumo de carnes rojas y grasas (buey, cerdo, pato) a 500 gramos por semana. Evitar la charcutería, carnes ahumadas y saladas.
  • No consumir más una bebida alcohólica al día para las mujeres y dos para los hombres.
  • Limitar el consumo de alimentos salados y de productos que contienen sales añadidas, como las papatas fritas y los cacahuetes por ejemplo.
  • No tomar suplementos dietéticos
  • Las madres deberían dar el pecho a sus hijos exclusivamente durante los seis primeros meses.


Después del tratamiento, las personas afectadas por el cáncer deberían seguir estas recomendaciones.

No olvidar las recomendaciones respecto al tabaco, el cannabis,…

Les alimentos anti cáncer

La nutriterapia es una ciencia reciente que permite aconsejar qué tipos de alimentos tomar para disminuir los riesgos de aparición de un cáncer. El doctor R. Béliveau, profesor de la cátedra "traitement et cancer (tratamiento y cáncer)" en la Université de Quebec (Universidad de Quebec),determinó en Noviembre de 2007, en el PUNTO, que ciertos alimentos contienen moléculas que permiten mantener los tumores en un estado latente e impiden su desarrollo y que se conviertan así en un cáncer.

Algunos alimentos anti cáncer

  • El té verde: disminuye los riegos de padecer cáncer de colon, cáncer de vesícula y cáncer de próstata.
  • La soja: disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama.
  • Las zanahorias : disminuyen los riesgos de padecer cáncer de laringe
  • La col y el brócoli : disminuyen los riesgos de padecer cáncer de mama.
  • El ajo : protege de los cánceres digestivos.
  • La Cúrcuma: especie que disminuye los riesgos de padecer un cáncer digestivo y de piel : la salsa de cúrcuma preparada con aceite de oliva y pimienta negra (aumenta la actividad de la cúrcuma) se puede utilizar con numerosos alimentos (legumbres, carnes…)
  • Numerosos alimentos anti cáncer se pueden utilizar en la sopa de brócoli : brócoli, cúrcuma y ajo.

El informe del FMRC, el Fondo Mundial para la investigación del cáncer, publicado a principios de 2008

  • Este informe, fruto de un análisis de publicaciones científicas hecho por 200 expertos durante 5 años, concluyó que ciertos alimentos como el alcohol aumentan el riesgo de padecer cáncer en las vías aerodigestivas superiores (esófago, laringe, boca, faringe), y cáncer de mama y de colon. En cuanto a la carne roja, autores del informe han confirmado que aumentan el riesgo de padecer cáncer de colon.
  • Alimentos que protegen "probablemente" los riesgos de ser víctimas de ciertos cánceres:
    • los alimentos que contienen betacaroteno o vitamina C (el pimiento, el kiwi, la grosella negra, el brócoli, la naranja…)tienen un efecto protector con respecto al cáncer de esófago.
    • Los guisantes, las lentejas, las espinacas… ricas en ácido fólico protegen del cáncer de páncreas
  • Mantenerse delgado con un IMC comprendido entre los 21 y los 23 permite protegerse de ciertos cánceres.
    • La grasa alrededor del vientre es también un indicio a tener en cuenta.

La actividad física cuando estamos afectados por un cáncer

La ausencia o insuficiencia de actividad física pueden influir en el desarrollo de una enfermedad así como su curación
En su libro « Anticancer », el doctor David Servan- Schreiber recomienda la práctica de una actividad física como elemento fundamental para combatir mejor la enfermedad y evitar los riesgos de recaída.
La actividad física recomendada depende del tipo de cáncer.
El doctor David Servan- Schreiber aconseja por ejemplo a las mujeres afectadas por un cáncer de mama, hacer 6 veces por semana 30minutos de marcha y a los hombres afectados por un cáncer de próstata hacer 30 minutos de jogging.
Consulta este artículo sin tener que estar conectado, descárgalo gratis aquí en formato PDF:
El-cancer-una-enfermedad-relacionada-con-nuestra-alimentacion .pdf

Consulta también


Cancer et alimentation
Cancer et alimentation
Cancer and lifestyle factors
Cancer and lifestyle factors
Krebs und Ernährung
Krebs und Ernährung
Este documento intitulado « El cáncer, una enfermedad relacionada con nuestra alimentación,  » de Ccm (salud.ccm.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.