Tos ferina o coqueluche

Septiembre 2015

Definición


La tos ferina es una infección bacteriana muy contagiosa provocada por una bacteria llamada Bordetella pertussis. Esta enfermedad contagiosa afecta a niños y a bebés, especialmente a aquellos que no han sido vacunados. La tos ferina afecta cada vez más a adultos y a niños mayores, sobre todo a aquellos que no recibieron en su momento la dosis de recuerdo.
Una rinofaringitis precede en muchas ocasiones a la aparición de los primeros síntomas de la tos ferina.

Síntomas


El diagnóstico de la tos ferina es difícil porque esta enfermedad puede parecerse, por ejemplo, a la bronquitis.
  • Muchos niños sufren de esta forma durante varias semanas una tos ferina antes de que el diagnóstico sea efectuado.

Duración

  • La incubación suele ser de entre 7 y 14 días.
  • El periodo de invasión dura 10 días.
  • Una rinofaringitis precede normalmente a la aparición de los primeros síntomas de la tos ferina.

Ataques de tos


Los ataques de tos son característicos de la tos ferina.
La tos ferina comienza por una tos que se vuelve cada vez más frecuente, terminando en ataques de tos violentos.
  • Los ataques de tos son repetitivos y violentos con dificultades respiratorias.
  • Terminan con unas sacudidas respiratorias ruidosas que recuerdan al canto de un gallo.
  • Estos ataques pueden llegar a tener lugar hasta 20 veces al día y son agotadoras.
  • Entre dos ataques de tos, el niño inspira profunda y ruidosamente.
  • Una tos ferina en los recién nacidos puede implicar el tener complicaciones respiratorias graves.
  • Los periodos de ataques duran alrededor de 2 a 3 semanas.
  • Los episodios de tos seca agravados por los esfuerzos, el frío o el tabaco pueden prolongarse después de los ataques de tos.

Diagnóstico


El diagnóstico de la tos ferina es, en muchas ocasiones, difícil de determinar.
  • Es necesaria una extracción de la nasofaringe para una búsqueda de la bacteria junto con un análisis de sangre.
  • Estas extracciones de sangre sirven para efectuar una serología de la tos ferina que habrá que volver a realizar alrededor de 3 semanas más tarde para confirmar el diagnóstico de la tos ferina.

Tratamiento


El tratamiento de la tos ferina consiste en tomar varios medicamentos entre los cuales los antibióticos son los más importantes.

Antibióticos


El tratamiento antibiótico está aconsejado dentro de las 3 primeras semanas de evolución. El tratamiento antibiótico permite reducir rápidamente la contagiosidad. El antibiótico más frecuentemente utilizado es la eritromicina.
  • Se prescribe por vía oral en forma de jarabe o de comprimido durante un periodo de unas 2 semanas.

La contagiosidad provocada por la bacteria que origina la tos ferina desaparece al final de las 4 ó 6 semanas, aunque no hace desaparecer de forma rápida los síntomas, especialmente la tos.
  • Las betalactaminas (penicilinas, cefalospirinas) son ineficaces.

Aislamiento del enfermo y el entorno


Los enfermos deben estar aislados con el fin de prevenir toda contaminación hasta el quinto día después del comienzo del tratamiento.

Todo su entorno debe ser tratado preventivamente con antibióticos, durante 10 días, con el fin de evitar la transmisión de la enfermedad.

Otros medicamentos


Aún quedan otros métodos terapéuticos (bronco dilatadores, corticoides) por probar contra la tos ferina.

Los antitusivos son ineficaces.

Complicaciones respiratorias


En los casos graves, la prescripción de corticoides permiten reducir la intensidad de los ataques de tos. Los antitusivos resultan ineficaces.

La aparición de ataques de tos asfixiantes hace necesaria la hospitalización.

Vacuna contra la tos ferina

  • La vacuna contra la tos ferina debe ser administrada a la edad de 2, 3 y 4 meses y las dosis de recuerdo deben ser alrededor de la edad de 18 meses y entre los 11 y 13 años.

Retraso de la vacunación


El retraso de la vacunación es el origen del 50% de los casos de tos ferina en los bebés.
La dosis de recuerdo está recomendada en todos los adultos que se vacunaron hace más de 10 años.
Con el fin de evitar el posible aumento de la tos ferina en los adultos, Le Haut Conseil de la Santé Publique, recomienda en 2008: "la vacunación contra la tos ferina en los adultos que a lo largo de los diez últimos años no lo hayan hecho, especialmente aquellos que deban tomar la dosis de recuerdo de los diez años de la difteria- tétanos- polio de los 26-28 años con la vacuna dTcaPolio."(BEH 16-17 / 22 de abril de 2008)
Consulta este artículo sin tener que estar conectado, descárgalo gratis aquí en formato PDF:
Tos-ferina-o-coqueluche .pdf

Consulta también


Coqueluche - Symptômes et traitement
Coqueluche - Symptômes et traitement
Whooping cough
Whooping cough
Este documento intitulado « Tos ferina o coqueluche » de Ccm (salud.ccm.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.