Higiene íntima antes y después de una relación sexual

Julio 2017

Tanto la higiene íntima insuficiente como la higiene excesiva son perjudiciales para tu salud. Este artículo ofrece algunos consejos útiles sobre el aseo íntimo masculino y femenino antes y después de una relación sexual.



Por qué es imprescindible asearse correctamente antes y después del sexo

Tanto el hombre como la mujer deben mantener una adecuada higiene genital por dos razones fundamentales. Primero, por respeto hacia la otra persona y para que la relación sexual no se vea frenada por la repuganancia que pueda sentir uno de los miembros de la pareja.

Segundo, para evitar cualquier tipo de infección que perjudique la salud y el bienestar sexual. En efecto, el mal olor proveniente de los genitales suele ser un indicio de infección.

Ahora bien, tanto los hombres como las mujeres se preguntan con frecuencia en qué consiste una correcta higiene íntima, con qué frecuencia hay que asearse, qué productos utilizar y si es necesario lavarse antes y después del acto sexual.

Cómo tener una higiene irreprochable antes de una relación sexual

Los especialistas aconsejan limpiar cuidadosamente los genitales pero no es obligatorio ya que algunas personas prefieren sentir el olor íntimo de su pareja que el del jabón con el que se ha lavado.


A los hombres les suele excitar más que a las mujeres el olor que desprenden los genitales de su pareja, de modo que para respetar las particularidades de cada uno es preferible hablar de este asunto con la otra persona.

La limpieza de los genitales masculinos y femeninos comprende también la zona anal.

Asimismo, se aconseja el lavado de las manos y los dientes antes del acto sexual ya que durante los preliminares amorosos las manos y la boca estarán en contacto con los genitales de la pareja.

Cómo asearse después de hacer el amor

Después del coito no es necesario ir corriendo al baño para ducharse, es preferible aprovechar ese momento de caricias con la pareja.


El esperma, lejos de ser una sustancia sucia, tal como creen algunas mujeres, es un fluido estéril, de modo que una mujer que pasa la noche con un poco de esperma en la vulva o en las nalgas no corre ningún riesgo de infección ni pone en peligro su salud.

El hombre tampoco necesita correr al baño para limpiarse después del coito ya que las bacterias procedentes de la vagina no perjudican a los genitales masculinos.

En general, después del sexo, la pareja puede dormir tranquilamente sin necesidad de ducharse o lavarse los genitales salvo en ciertos casos, si se padece micosis, se tiene la piel sensible o el médico ha recomendado el aseo después del acto sexual. En cualquier caso, se deberá consultar a un médico ante la aparición de cualquier secreción extraña.

Por otra parte, después del coito, el lavado vaginal no solo es ineficaz, desde el punto de vista de la anticoncepción, sino que está fuertemente desaconsejado porque destruye la flora vaginal y aumenta los riesgos de infección.

Los especialistas recomiendan a la mujer beber un vaso de agua y orinar después del acto sexual.

Qué productos utilizar para la higiene íntima

Los productos por excelencia para lavar y mantener nuestra zona genital limpia son el agua y el jabón.

Cómo utilizar un espermicida

Los espermicidas locales no se deben utilizar con agua o jabón porque el contacto con estas sustancias hace que los espermicidas pierdan su eficacia.

Si se desea utilizar espermicidas u otro tipo de productos antes y después del acto sexual, convendría adquirir productos recomendados por los laboratorios o dejarse aconsejar por un farmacéutico.

Por qué ciertos jabones o geles íntimos femeninos pueden ser perjudiciales

Actualmente, se venden en farmacias numerosos productos para el uso íntimo femenino pero no se recomienda su uso porque cuentan con una acidez muy alta o muy baja en relación al pH vaginal por lo que pueden provocar irritaciones, infecciónes o crecimiento de hongos.

Si tu mucosa es frágil o se irrita fácilmente, el médico puede aconsejarte sobre los productos que debes utilizar para tu aseo íntimo.

También se debe evitar el uso de desodorantes íntimos o perfumes por la misma razón: podrían causar alergias o irritaciones.

Foto: © Pixabay.

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 27 de enero de 2016 a las 12:08 por CaminoCCMSalud.
El documento «Higiene íntima antes y después de una relación sexual» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.