Lo que no debería producirse en nuestro país



Diagnósticos demasiado tardíos


Numerosos asmáticos presentan un asma durante meses, incluso años, sin que el diagnóstico de su enfermedad se haya llevado a cabo.

Muchos estudios que tienen que ver con el tratamiento del asma demuestran que a los asmáticos aún no se les trata suficientemente.
El estudio europeo (AIRE : Asthme insights and reality in Europe) llevado a cabo en 2002 a 753 niños europeos ha concluido que los niños asmáticos europeos no están correctamente controlados y tratados lo suficiente o que su seguimiento es incorrecto.

Muertes evitables

Incluso si las cifras de muertes tras una crisis de asma se han estabilizado a lo largo de estos últimos años y tienen una tendencia a bajar, más de 1500 personas mueren todavía a causa del asma cada año.
Sin embargo, una gran parte de estas muertes podrían evitarse.

Tratamientos no adecuados

  • Algunos médicos de cabecera proponen tratamientos alternativos, la llamada « medicina dulce », destinados a aliviar y a evitar que la enfermedad asmática se agrave.
  • Estos tratamientos no son aconsejables para los asmáticos porque éstos corren el riesgo de ver cómo su enfermedad evoluciona hacia un asma más grave.
  • Los tratamientos del asma son objeto de consensus internacionales reconocidos por todos los expertos.
  • Los tratamientos de naturoterapia, de aromaterapia o de homeopatía pueden representar por ejemplo un peligro si están prescritos sin ningún control de las pruebas de capacidad respiratoria y si representan el único tratamiento del asma.
  • Los médicos de cabecera tratan el asma de ciertos pacientes mediante aceites esenciales o técnicas « de superposición de manos».




Recordemos que la exploración funcional respiratoria permite medir la función respiratoria de un asmático y que este examen debe realizarse una vez al año como mínimo, incluso cuando la enfermedad está estabilizada y no se tienen síntomas.