Ginecomastia y cirugía: riesgos, complicaciones, consecuencias y resultados

Haz una pregunta


La ginecomastia se define como una hipertrofia de los pechos en el hombre, debido a un desarrollo excesivo de la glándula mamaria.

Riesgos y complicaciones

Las consultas con el anestesista y el cirujano, así como los exámenes preoperatorios permiten anticipar riesgos y complicaciones de una intervención de ginecomastia.

Las consignas preoperatorias deben ser observadas tales como dejar el tabaco y la evicción total de la toma de aspirinas. Un seguimiento postoperatorio riguroso es indispensable.


Entre los riesgos, están las complicaciones debido a la anestesia o a la intervención quirúrgica, como riesgos tromboembólicos (flebitis y embolia pulmonar), la aparición de un hematoma, de una infección, de una hemorragia, una necrosis de la aerola (excepcional), un defecto del resultado y una evolución desfavorable de las cicatrices.

Consecuencias y resultados

  • Una sonda puede ser colocado durante la intervención con el fin de evitar la formación de un hematoma. En ese caso, es retirado al día siguiente de la operación para ser reemplazado por una venda compresiva.
  • Los dolores postoperatorios son habitualmente moderados. Una toma de analgésicos usuales es prescrita.
  • Los hilos son reabsorbibles.
  • Equimosis y un edema (inflamiento de los tejidos en respuesta a una infiltración serosa) pueden presentarse pero desaparecen espontáneamente después de 2 semanas.
  • Una venda compresiva y adaptada a la morfología del paciente debe ser llevada el mes siguiente a la intervención, con el fin de evitar la formación de un hematoma.
  • Un descanso laboral de una semana es prescrita aproximadamente.
  • Las actividades físicas intensas deben ser evitadas por lo menos durante un mes.
  • Consultas de control son programadas.
  • Los resultados son óptimos 6 meses después de la intervención, el tiempo para que la retractación cutánea se efectúe y que el edema consecutivo a la intervención se reabsorba. Las cicatrices son perfectamente disimuladas por la pigmentación natural de la areola y la pilosidad del tórax.


En conclusión, la intervención de ginecomastia es un método fiable que corrige la hipertrofia mamaria en el hombre. Un programa bien definido y una técnica rigurosa permiten una corrección definitiva de la ginecomastia, ofreciendo un beneficio estético como psicológico.

¿Cómo combatir las canas?
Cirugía de orejas: desarrollo de la intervención