Absceso dental: causas, síntomas y tratamiento

Diciembre 2017

La manifestación de un absceso dental puede causar fuertes dolores y un aumento de la temperatura. Si no se cuida rápidamente, puede causar complicaciones graves.


Qué es un absceso dental

El absceso es una lesión infecciosa del tejido periodontal que requiere tratamiento dental, con el fin de minimizar la aparición de complicaciones más o menos graves. El absceso dental es una infección bacteriana purulenta que se localiza en el tejido periodontal. Sin el tratamiento apropiado, puede conducir a la destrucción de las estructuras de apoyo dentario. El absceso puede ser agudo o crónico; en el segundo caso, se caracteriza por la evacuación continua de pus en la cavidad bucal.

Causas de un absceso dental

Las causas de un absceso dental son diferentes, como la caries dental, traumatismo dental, aparición de una muela del juicio, acumulación de sarro en las encías, desprendimiento de los dientes y después de una periodontitis no tratada.

Entre los factores que aumentan el riesgo, se encuentran el estrés, la diabetes y una infección reciente de las vías respiratorias superiores.

Tipos de abscesos dentales

Dependiendo de la ubicación del absceso dental, se conocen varios tipos, como el absceso gingival, a menudo resultado de un traumatismo en la encía; absceso periodontal, situado en los tejidos periodontales formando una bolsa periodontal (espacio que se crea entre el diente y la encía en caso de periodontitis); y absceso pericoronal, ubicado en los tejidos que rodean la corona de un diente.

Cómo identificar un absceso dental

En presencia de un absceso dental, los síntomas que pueden ocurrir son diferentes, como un dolor repentino, intenso y punzante, que normalmente se encuentra en la raíz del diente; inflamación de las encías; mal sabor en la boca y mal aliento; un aumento de la movilidad de los dientes; fugas de pus por las caries o las encías (eventualmente). En los casos graves, donde la infección se ha extendido, aparece un bulto debajo de la piel que puede conducir a consecuencias adicionales, como molestias al abrir la boca, fiebre, fatiga y escalofríos. Si el absceso es latente o inactivo, se habla de dolor asintomático que sólo se puede detectar a través de una radiografía.

Complicaciones de un absceso dental

Las complicaciones resultantes de un absceso dental pueden causar la destrucción del hueso que rodea el diente y puede llevar a su pérdida posible; o una infección de los senos paranasales (sinusitis) si el absceso conectó con un molar.

En casos raros, la infección puede migrar a otros órganos, como al corazón, provocando una endocarditis bacteriana (una complicación potencialmente grave); a las articulaciones; o a los senos paranasales. En casos excepcionales, puede empeorar causando septicemia.

Cómo tratar un absceso dental

Los tratamientos utilizados para el tratamiento de un absceso dental proponen una incisión para realizar un drenaje del absceso y antibioterapia, si el absceso es la consecuencia. Se recomienda, si es necesario, la extracción del diente y el tratamiento de la periodontitis en curso.

Prevención y antibióticos para absceso dental

Una buena higiene dental y chequeos regulares (destartraje) son esenciales para prevenir un absceso dental.

Foto: © Olena Zaskochenko – Shutterstock.com
Artículo original escrito por sante-medecine. Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 17 de enero de 2017 a las 03:03 por gslaura.
El documento «Absceso dental: causas, síntomas y tratamiento» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
Extracción de las muelas del juicio
Erosión dentaria