Enfermedades de la glándula tiroides: exámenes de diagnóstico

Noviembre 2016



La palpación de la glándula tiroides

  • La palpación es el primer examen que realiza el médico para explorar la glándula tiroides.
  • La palpación permite detectar un agrandamiento de la glándula tiroides (bocio) o la presencia de un nódulo tiroideo.
  • El médico ordenará que se realicen exámenes complementarios si detecta alguna anomalía durante la palpación.

La ecografía

  • La ecografía consiste en colocar una sonda de ultrasonido sobre el cuello para poder visualizar la glándula tiroides.
  • Este examen permite confirmar o descartar la presencia de nódulos tiroideos.

La gammagrafía tiroidea

  • Se trata de un examen no doloroso.
  • Este examen consiste en inyectar un producto radioactivo (de yodo o de tecnecio) que actúa sobre la tiroides y permite diferenciar los nódulos calientes (nódulos que secretan hormonas tiroideas y que generalmente son benignos) de los nódulos fríos.

Los análisis de sangre


Los análisis de sangre más importantes son aquellos que miden la concentración de las hormonas T3, T4 y TSH.

Los análisis de sangre para detectar anticuerpos antitiroideos


El análisis de una muestra de sangre permite determinar si la enfermedad de la tiroides se debe o no a una causa autoinmune.

Punción-aspiración con aguja fina

  • La punción es un examen no doloroso que consiste en introducir una aguja fina en la tiroides para poder extraer una muestra de células.
  • Enseguida, las células extraídas son analizadas a fin de detectar anomalías que podrían indicar la presencia de un cáncer.

Saber más


Consulta también :
El documento « Enfermedades de la glándula tiroides: exámenes de diagnóstico » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.