Psicooncología: apoyo a mujeres que desean tener hijos después de un cáncer

Haz una pregunta



Muchas mujeres que logran superar un cuadro de cáncer desean tener un bebé y, en consecuencia, necesitan resolver muchas dudas sobre su futuro y sus posibilidades de tener un embarazo normal: ¿los tratamientos que seguí para tratar mi cáncer impiden o permiten un embarazo?, ¿existe la posibilidad de que mi bebé tenga algún tipo de problema?, ¿existe algún riesgo de reaparición del cáncer? Las interrogantes son muchas y la angustia, notoria.
Además, un embarazo puede demostrar que el cuerpo de la mujer, maltratado por la enfermedad y los tratamientos, es capaz de reaccionar positivamente. Esta demostración de vitalidad permite que las parejas tengan proyectos a largo plazo y lleven la misma vida que llevaban antes de la enfermedad.

El rol del especialista en psicooncología

El psicooncólogo es un psicólogo o un psiquiatra que ha recibido una formación complementaria para tratar a personas con cáncer. Este profesional trata a pacientes que presentan problemas psicológicos tales como una depresión o una angustia provocada por la enfermedad, el tratamiento, o por la alteración de la imagen corporal a consecuencia de una cirugía (extirpación de seno, por ejemplo).

La sexualidad

El psicooncólogo puede ayudar a las mujeres a manejar las repercusiones de la enfermedad en la pareja o invitar al cónyuge a participar de las sesiones.
Estas sesiones proporcionan un ambiente oportuno para abordar el tema de la sexualidad.

El deseo de ser padres

El apoyo de un especialista en psicooncología permite que la mujer y su pareja reflexionen y analicen si el deseo de tener un bebé es genuino.
Es indispensable asegurarse de que el proyecto de paternidad proviene de una motivación real y no del deseo de tranquilizar la situación después del estrés provocado por la enfermedad.

Otras dudas por resolver

Las sesiones de psicooncología también permiten manejar temas como:
  • la imposibilidad de concebir y sus consecuencias para la pareja;
  • los riesgos de reaparición del cáncer;
  • las complicaciones vinculadas a las técnicas médicas de reproducción asistida.

Tener un bebé después de un cáncer: fecundación in vitro (FIV) y congelación de embriones
¿Qué es el cáncer?