Niño de 12 años que no se sienta al inodoro

Resuelto
Denunciar
-
 usuario anónimo -
Hola, tengo un niño de 12 años que no se sienta al inodoro y prefiere hacer sus necesidades en la ropa interior, esto lo hace desde los 4 años debido a un estreñimiento que me recomienda?

2 respuestas

Message postés
6790
Date d'inscription
viernes, 23 de abril de 2010
Estatus
Miembro
Última intervención
viernes, 13 de abril de 2012
30.978
Si el problema radica en la falta de control de sus esfínteres entonces es muy posible que tu niño tenga un problema orgánico que necesariamente requeriría una evaluación médica; pero si el problema se debe a que el niño intencionalmente realiza sus necesidades fisiológicas en su ropa interior, entonces el problema podría tratarse de algún trastorno psiquiátrico, mas aún por la edad que tiene. El estreñimiento no es razón para que al niño se le permita un comportamiento así, y si hablásemos de un problema orgánico el estreñimiento tampoco desencadena una laxitud de los esfínteres anales, realmente es todo lo contrario. Te aconsejo lleves a tu hijo con un pediatra para la respectiva evaluación de su problema, y en el caso que el especialista determinase que este problema se debe a un trastorno de la conducta, se le derivará a tu niño con un psiquiatra para que reciba el tratamiento y terapia más adecuados en su caso. Éxitos, hasta pronto.

Hola costurerita,
Los trastornos de la eliminación pueden comprenden a la enuresis (cuando se refiere a la micción) y encopresis (cuando se refiere a la defecación); por lo que nos mencionas tu hijo padece de esto desde los cuatro años, por lo que se trata de causa secundaria, ya que al parecer ya había logrado el control de esfínteres. Te aconsejo llevarlo al Psiquiatra infantil, ya que debe haber algún agente estresor que lo haya llevado a esta situación. Lo mejor es dar confianza al niño, tranquilizarle y quitarle el sentimiento de culpabilidad; normalmente se hace cooperar al niño en la terapia, poniéndole al corriente del mecanismo de la micción. También ustedes, los padres, necesitan palabras de aliento para soportar una afección tantas veces como algo vergonzoso, ustedes necesitan que les informe cómo hay que hacer para educar el esfínter y también deben saber que no deben servirse de este síntoma para finalidad agresiva o de protección, protección a veces buscada y aceptada por el niño. Entre los tratamientos más utilizados destacan los basados en intervenciones conductuales, cuyo objetivo es adquirir un adecuado control del esfínter. La encopresis puede estar asociada al estreñimiento, ventosidades y retención de las heces con el consiguiente rebosamiento. Puede estar provocado por diferentes circunstancias: la ansiedad por defecar en lugares concretos, una actitud negativista a la defecación, predisposiciones fisiológicas, enfermedad o efecto secundario de algún tipo de medicación.
Hasta pronto y gracias por escribir