Tumores de las glándulas salivares

Agosto 2017




Los tumores de las glándulas salivares se sospechan cuando aparece una tumoración en la zona. Con frecuencia este tumoración no es dolorosa. El diagnóstico se confirma realizando pruebas de imagen.
El tratamiento de los tumores de las glándulas salivares siempre será quirúrgico, asociado o no a quimioterapia o a radioterapia. Si durante la extirpación de la lesión resultase dañado el nervio facial, se pueden realizar técnicas de reconstrucción del nervio facial. Los síntomas más habituales
son la aparición de un bulto en la zona periauricular que se acompaña de molestias en la deglución.

La más afectada, la glándula parótida


La mayoría de los tumores de las glándulas salivares son benignos pero si no se tratan, van creciendo y pueden provocar problemas más importantes además de hacer cada vez más complicada su extirpación.
La más grande las glándulas salivares es la parótida y es la que se afecta con mayor frecuencia. Los tumores en esta zona suelen comenzar con un bulto delante o bajo el lóbulo de la oreja.

Tratamiento quirúrgico


El tratamiento de los tumores siempre es quirúrgico. La extiración de la glándula parótida o parotidectomía es una operación muy delicada ya que la glándula parótida está muy relacionada con el nervio facial. El nervio facial es el responsable del movimiento de los músculos de la cara. Por ello, un cirujano maxilofacial experimentado debe ser capaz de realizar la extirpación de cualquiera de las glándulas sin afectar los nervios, ni las estructuras que la rodean.
Además se trata de una intervención que debe dejar cicatrices bien disimuladas y de un pequeño tamaño sin lesionar el nervio facial.
Los tumores malignos, a veces, precisan tratamientos más agresivos y necesitan la extirpación del nervio facial, ganglios linfáticos del cuello, etc.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 4 de febrero de 2014 a las 16:45 por DRA. MARNET.
El documento «Tumores de las glándulas salivares» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.