Higiene de las manos: Soluciones hidroalcohólicas

Agosto 2017



Soluciones y geles hidroalcohólicos son actualmente utilizados para prevenir el riesgo de transmisión de virus, bacterias o setas por contaminación de las manos.

A continuación un panorama sobre su utilización, las recomendaciones vigentes y sus riesgos para la salud.

Soluciones hidroalcohólicas: definición y utilidad

Las soluciones o geles hidroalcohólicos son productos desinfectantes cutáneos, que tienen la propiedad de matar las cepas de virus, las bacterias y las setas que pueden ser transmitidas por contacto directo de las manos con superficies y objetos contaminados.

Las soluciones hidroalcohólicas son utilizadas en centros hospitalarios, para prevenir la transmisión de enfermedades nosocomiales durante estancias en el hospital o durante los cuidados. Actualmente, está demostrado que la utilización de productos hidroalcohólicos disminuye la prevalencia de las infecciones nosocomiales y estafilococos dorados resistentes a la meticilina (SARM).

La utilización de geles hidroalcohólicos por el público en general se generalizó desde el 2009, año que coincide con la epidemia mundial de la gripe A (H1N1).

¿Cuándo utilizar un gel hidroalcohólico?

Para reemplazar un lavado de las manos "clásico" en ciertos casos

La Agencia Nacional para la Seguridad de la Medicina y la Salud de Francia (ANSM) recomienda la utilización de geles hidroalcohólicos cuando un lavado de las manos con agua y jabón, no es posible. Sin embargo, este último procedimiento se tiene que privilegiar.

Para prevenir la transmisión de ciertos virus, bacterias y setas

Un gel hidroalcohólico puede ser utilizado para reducir el riesgo de transmisión de ciertos virus gripales, coronavirus, rotavirus (gastroenteritis), herpes, poliovirus (agente responsable de la poliomielitis) y del adenovirus.

Puede ser también empleado para prevenir el riesgo de transmisión de ciertas bacterias o setas.

Según la ANSM, la utilización de un gel hidroalcohólico es recomendado en varios contextos: después de sonarse la nariz, estornudar, estar en un lugar colectivo (por ejemplo: transporte público) o después de haber estado en contacto con superficies u objetos potencialmente contaminados.

Notar: El riesgo de transmisión de estas diferentes infecciones solo disminuye. En efecto, en numerosos casos, los modos de transmisión son múltiples.

Frecuencia de utilización

La frecuencia de utilización depende de la exposición a un entorno potencialmente contaminante. En ausencia de un acceso a una fuente de abastecimiento de agua potable, la ANSM preconiza la utilización de un gel hidroalcohólico varias veces al día.

¿Cómo utilizar un gel hidroalcohólico?

Las soluciones hidroalcohólicas deben ser utilizadas sobre manos no manchadas.

Con el fin de que su eficacia sea óptima, la ANSM recomienda respetar el tiempo de fricción por lo menos de treinta segundos hasta la obtención de manos secas.

Escoger un gel hidroalcohólico: eficacia

Normas recomendadas

En el marco de la prevención de la gripe A/H1N1 la ANSM preconiza la utilización de productos hidroalcohólicos presentados en forma de soluciones o en forma de gel que responde a las exigencias de la norma NF EN 14476.. Esta determina la actividad virucida (que mata los virus) para los antisépticos y desinfectantes utilizados en medicina humana. Los productos que respondían a esta norma demostraron su eficacia para matar diferentes cepas de virus.

Nota: otras normas pueden ser utilizadas para determinar la eficacia de un producto sobre otros agentes infecciosos, así como la norma NF EN 1040 y NF EN 1500 (actividad bactericida) y NF EN 1275 (actividad fungicida).

Las normas explícitamente deben figurar sobre el etiquetado de los productos.

Composición recomendada de las soluciones hidroalcohólicas

Los productos utilizados y su concentración determinan la eficacia de las soluciones hidroalcohólicas. Su composición debe figurar claramente en el etiquetado.

La ANSM recomienda la utilización de productos a base de alcohol etílico (o etanol), de alcohol propílico (propane-1-ol o n-propanol) o alcohol isopropílico (propano-2-ol o isopropanol). Su concentración óptima es comprendida entre el 60% y el 70% (o entre 520 y 630 mg/g).

Riesgos y peligros de productos hidroalcohólicos

Según un informe publicado en marzo de 2011 por la ANSM, ningún riesgo sanitario relativo a la exposición al etanol por vía cutánea o inhalada, en el marco de una utilización intensiva de soluciones hidroalcohólicas, ha sido puesto en evidencia.

La ANSM señala la ausencia de riesgos carcinógenos, reprotóxicos o neurotóxicos, en condiciones normales de utilización. El riesgo de alergia al etanol o alcohólico isopropílico, incluso si existe, es raro.

Además, no existe contraindicación a la utilización de las soluciones hidroalcohólicas en las mujeres embarazadas.

Foto: © Herjua - Fotolia

Consulta también

Artículo original escrito por p.horde. Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 11 de octubre de 2016 a las 20:59 por Carlos-vialfa.
El documento «Higiene de las manos: Soluciones hidroalcohólicas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.