Déficit inmunitario: Tipos, causas y diagnóstico

Julio 2017


Un déficit inmunitario puede ser de origen genético o debido a numerosas patologías. Se caracteriza por un debilitamiento de las defensas del organismo contra numerosas infecciones llamadas "oportunistas".

A continuación un panorama sobre los diferentes tipos de déficits inmunitarios y sus principales causas.

Los déficits inmunitarios primitivos (DIP)


Los déficits inmunitarios primitivos se caracterizan por un defecto de ciertas células del sistema inmunitario que constituyen las defensas del organismo contra numerosos agentes infecciosos.

Debido a anomalías cuantitativas que afectan ciertas células o su disfunción, el organismo no puede defenderse normalmente contra algunas infecciones virales, fúngicas (setas) parasitarias o bacterianas.

Más de 200 formas de déficits inmunitarios primitivos, de severidad variable, son actualmente identificadas.

El Déficit Inmunitario Común Variable (DICP)


El déficit inmunitario común variable es un trastorno relativamente corriente, que se caracteriza por tasas de inmunoglobulinas séricas (anticuerpos) débiles. Las diferentes formas que recubre son también llamados déficits inmunitarios primitivos humorales.

Una tasa de anticuerpos más baja predispone un riesgo mayor de infecciones diversas. Las causas del DICV son desconocidas, aunque orígenes genéticos son actualmente pensados.

El déficit inmunitario común variable es generalmente diagnosticado después de 20 o 30 años, en la medida en que los síntomas aparecen tardíamente en la mayoría de los casos. Se caracterizan por infecciones reincidentes (en las orejas, los senos, la nariz, los bronquios y los pulmones). Este trastorno se trata por inmunoglobulinoterapia.

Déficits Inmunitarios Combinados Severos (DICS)


Los déficits inmunitarios combinados severos (DICS) se caracterizan por un defecto de la función de las células del sistema inmunitario (linfocitos T, B, NK), que protegen el organismo contra las afecciones microbianas. Esta patología es rara.

La forma más frecuente (el 50 % de los casos) es la deficiencia de la cadena común gamma de los receptores de los linfocitos T. Los DICS son debidos a anomalías diversas y genéticas.

Otras formas de déficits inmunitarios primitivos


Otras formas principales de DIP son el déficit de la fagocitosis (déficit de polinucleares) y el déficit del sistema del complemento.

¿Cuándo se produce un déficit inmunitario primitivo?


En el niño o el adulto, un déficit inmunitario primitivo puede ser diagnosticado en caso de sensibilidad aumentada a las infecciones, a la frecuencia y la gravedad de estas y en caso de mala respuesta al tratamiento de estas infecciones.

Causas y factores exteriores de un déficit inmunitario


Un déficit inmunitario es llamado "secundario" o "adquirido" cuando resulta de una patología que provoca una disfunción del sistema inmunitario.

Los déficits inmunitarios secundarios no tienen un origen genético.

Déficit inmunitario secundario: Principales causas

El VIH (SIDA)


El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es una causa posible de inmunodeficiencia secundaria.

Este virus provoca la baja de la tasa de linfocitos T, células que desempeñan un papel esencial en el sistema inmunitario. Esto vuelve el organismo vulnerable a infecciones múltiples y oportunistas, como la tuberculosis, la enfermedad de Kaposi, el herpes, las enfermedades digestivas, etc.

Desnutrición severa


La desnutrición, más particularmente la subnutrición, afecta ciertas funciones de respuesta inmunitaria del organismo y aumenta el riesgo de contratar una enfermedad infecciosa.

Diabetes de tipo 2


El déficit inmunitario es una de las comorbilidades (patologías asociadas) posibles de la diabetes de tipo 2. Los pacientes que sufren de esta patología poseen en efecto menos células inmunitarias que las personas sanas.

Con respecto a la diabetes de tipo 2, un equipo del INSERM recientemente puso en evidencia la relación entre glucemia elevada, número reducido de células inmunitarias NK y el debilitamiento crónico del sistema inmunitario.

Quimioterapia y medicamentos inmunosupresores


En el tratamiento del cáncer, la quimioterapia es una causa frecuente de la disminución de la función inmunitaria del organismo. Los medicamentos inmunodepresores, utilizados para un injerto de órgano o para tratar ciertas enfermedades autoinmunes, también debilitan la respuesta inmunitaria del organismo.

Leucemia


La leucemia, la enfermedad que se caracteriza por la producción excesiva de glóbulos blancos anormales en el cuerpo, perturba el funcionamiento del sistema inmunitario.

El organismo es más vulnerable a numerosas infecciones.

Otras causas posibles


Diferentes cánceres y una insuficiencia severa del funcionamiento del hígado pueden ser responsables de un déficit de la inmunidad.

Balance de un déficit inmunitario


Cuando un déficit inmunitario es sospechado, un balance que contiene diferentes exámenes permite explorar y poner en evidencia las causas posibles de la enfermedad.

Según las circunstancias clínicas, un examen general de un déficit inmunitario puede comprender: un examen biológico (hemograma, numeración de los leucocitos y linfocitos), electroforesis de las proteínas plasmáticas, un análisis específico de las inmunoglobulinas, una detección del HIV e incluso un examen hepático.


Foto: © fotoliaxrender - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 16 de junio de 2014 a las 20:10 por Carlos-vialfa.
El documento «Déficit inmunitario: Tipos, causas y diagnóstico» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.