La posición del cérvix y los días fértiles

Julio 2017




El cuello del útero o cérvix es el punto de unión entre el útero y la vagina. Los cambios hormonales que se producen durante el ciclo sexual femenino (el tiempo entre una menstruación y la siguiente) no sólo influyen en la temperatura basal y en la producción del moco cervical ,sino también en la posición del cérvix. Entender estas variaciones representan una herramienta más en la determinación de los días fértiles.
No es un método práctico y tampoco higiénico ya que puede favorecer la aparición de infecciones aún limpiándose previamente las manos.
De todas formas este método podría ser útil sobre todo para las mujeres que no perciban el moco cervical o tengan poco.

En los días NO fértiles

En los días NO fértiles el cuello del útero tiene una función como la de un muro: el orificio está cerrado por un tapón de moco espeso y ácido que obstruye el camino a los espermatozoides. Este tapón también protege contra las bacterias y los virus, protegiendo así el aparato sexual femenino de las infecciones.

En los días fértiles

En los días fértiles, el cuello uterino permite y favorece el paso de los espermatozoides hacia el útero, y desde aquí van a las trompas de Falopio para encontrar al óvulo expulsado tras la ovulación . En la fase de la ovulación el cérvix aumenta la producción de moco compuesto por un mayor porcentaje de agua. Este moco es menos ácido y, por lo tanto, menos hostil a los espermatozoides. Además su consistencia y textura orientan a los espermatozoides hacia el útero.
Los días antes de la ovulación el cuello se hace más blando, se abre y se coloca en una posición más alta en el canal vaginal. En cambio, en los días siguientes a la ovulación vuelve a ser duro, cerrado y bajo.

¿Cómo se realiza esta autoexploración?

Para realizarla es importante adoptar algunas precauciones antes de la primera vez. Es recomendable preguntar o hablar con un ginecólogo.
Primero es fundamental limpiarse cuidadosamente las manos para evitar infecciones. Luego es importante encontrar la posición más cómoda para la inspección. Una vez encontrada la mejor posición es esencial utilizarla para las siguientes evaluaciones, para tener las mismas referencias. La mejor posición sería agachada con la espalda recta y las piernas dobladas.
Se tiene que introducir el dedo medio por la vagina hasta tocar el final del canal vaginal: allí se encuentra el cérvix.
Sólo cuando se acerca la ovulación el cérvix es blando a la palpación, alto, abierto, mojado y el moco cervical es transparente y elástico.
En las otras fases del ciclo menstrual, el cérvix está duro, bajo y cerrado.

Puede servir para orientar los días fértiles pero no es un método seguro

Observando y evaluando conjuntamente los diferentes aspectos (el estado del cérvix, el moco cervical y la temperatura basal) se pueden detectar con aproximación los días fértiles.

Saber más



Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 11 de agosto de 2014 a las 16:16 por DRA. MARNET.
El documento «La posición del cérvix y los días fértiles» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.