Bolita en el cuello de mi bebé

Junio 2017

Descubre qué son los ganglios linfáticos, por qué se inflaman y cómo afectan a los bebés y a los niños.


Qué son los ganglios

Las consultas sobre la aparición de ciertos bultos a ambos lados del cuello son frecuentes.


Habitualmente, se trata de ganglios linfáticos que han crecido debido a una serie de procesos infecciosos que afectan a la vía respiratoria superior tales como la faringoamigdalitis, el resfriado común, la rinitis o la sinusitis. A los afectados les preocupa tener un bulto en el cuello que crece y piensan que tal vez no debería estar allí. Aunque lo cierto es que estos bultos siempre han estado en el cuello aunque generalmente no se vean ni se palpen.

Qué son esas bolitas en el cuello que se mueven

El cuello es la localización en la que, con más frecuencia, se notan los ganglios en los bebés y los niños. Tanto es así que a cerca del 50 % de los niños menores de cinco años se les puede palpar los ganglios en ausencia de enfermedad. Lo más probable es que los ganglios disminuyan de tamaño progresivamente hasta volverse casi imperceptible al tacto.

Cuál es la diferencia entre adenopatía y adenitis

La adenopatía es la enfermedad de los ganglios, especialmente de los linfáticos.

La adenitis es el crecimiento del ganglio con signos de inflamación. Puede haber dolor, calor y enrojecimiento de la zona. Lo más habitual es que el crecimiento de un ganglio se deba a una respuesta inflamatoria transitoria debido a una infección local como una faringitis, un catarro, arañazos o heridas o bien como consecuencia de una infección generalizada procedente de la mononucleosis, toxoplasmosis o rubéola, entre otras.

Que es una adenopatía

La adenopatía es el aumento anormal del tamaño de los ganglios o el cambio anormal de la consistencia o la apariencia de los ganglios. Es decir, cuando el ganglio ha adoptado una consistencia dura, está fijo y no se desplaza con los dedos, duele y la piel adquiere un tono enrojecido y está caliente.


Un ganglio no inflamado tiene un tamaño inferior a un centímetro. Es blandito y no produce dolor. El ganglio es del mismo color que la piel del cuello y no aumenta de tamaño.

Por qué salen bolitas en el cuello que duelen

En los bebés y los niños la causa más frecuente de adenopatías en el cuello son las infecciones.

Si un niño tiene un resfriado, una amigdalitis, una otitis, una faringitis o una infección en cualquier zona de la nariz o la garganta, lo más habitual es que los ganglios aumenten de tamaño en el cuello.

Cuando los ganglios crecen excesivamente en ambos lados del cuello se trata de infecciones víricas: adenovirus, rinovirus, influenza, CMV, VEB o Coxackie.

Si únicamente ha crecido un ganglio en un lado del cuello, la causa será una infección bacteriana por estafilococo o estreptococo. Esto quiere decir que la bacteria que estaba en la garganta se escapó de su medio y se introdujo en uno de los ganglios infectándolo. En ese caso, el ganglio tendrá más de 2 cm de diámetro, producirá dolor y será de color rojo. En esta situación es probable que el pediatra prescriba un tratamiento con antibióticos.

En las zonas laterales del cuello, los bultos pueden ser linfomas, tumores malignos propios de los ganglios linfáticos o carcinomas que se han extendido desde otros lugares como la garganta, la mama o el pulmón.

Los ganglios linfáticos únicos y de pequeño tamaño suelen ser benignos y no requieren más medidas, a menos que presenten cambios que sugieran malignización.

En cambio, si los ganglios son múltiples, miden más de 2 cm, crecen con el tiempo o se encuentran intensamente adheridos será necesario realizar pruebas (análisis de sangre, radiografías y ecografías o ultrasonidos). La más fiable es la extirpación con biopsia posterior del ganglio.

Por qué tienes una bolita en el lado izquierdo del cuello

Los ganglios son nódulos de un tamaño inferior a 1 cm ubicados dentro del sistema linfático, constituido por una red de conductos muy finos que recorren el cuerpo.

Por el sistema linfático circula la linfa (parte del plasma sanguíneo) hasta incorporarse a la sangre venosa. Sin embargo, la linfa se acumula en los ganglios y queda expuesta a los virus y las bacterias. Además de desempeñar una función de filtrado, los ganglios fabrican las defensas del organismo (glóbulos blancos como los linfocitos o los monocitos y células plasmáticas) que ayudan a combatir las infecciones.

Habitualmente, los ganglios no se palpan pero cuando pueden palparse es debido a procesos benignos.

Dónde se encuentran los ganglios

Los ganglios se agrupan en racimos en el cuello, las axilas, los codos, las ingles o detrás de las rodillas.

Los ganglios pueden palparse fácilmente a ambos lados del cuello, por debajo de la mandíbula y delante y detrás de las orejas. También en las ingles y en los codos.

Por el contrario, son más difíciles de palpar en las axilas y en el hueco poplíteo. Ciertos grupos de ganglios solo pueden palparse abriendo el tórax o el abdomen, ya que se ubican profundamente dentro de estas cavidades.

¿Es peligrosa la inflamación de los ganglios?

Si los ganglios miden más de 2 cm de diámetro suele citarse al paciente en una o dos semanas para ver la evolución.


Si tienen signos inflamatorios, es decir, están rojos, grandes, calientes, duros como piedras y producen dolor será necesario acudir al médico.

La inflamación también podría ser peligrosa si los ganglios aumentan de tamaño en dos semanas y no disminuyen en cuatro y seis semanas o no desaparecen en ocho y doce semanas.

Además, los ganglios deben estar vigilados cuando se localizan en la zona supraclavicular (justo encima de la clavícula) o van acompañados de pérdida de peso, cansancio, sudoración nocturna repentina, pérdida de apetito y apatía.

Crecimiento de ganglios por enfermedad del arañazo de gato

Los ganglios también pueden crecer a causa del arañazo de un gato. Los felinos tienen en sus garras y en su saliva la bacteria Bartonella henselae, de modo que cuando un felino araña o muerde a una persona, le inocula esta bacteria y al cabo de unos días o semanas se produce una inflamación en la zona del arañazo y un crecimiento de los ganglios correspondientes a esa zona. Es decir, si el arañazo se produjo en el antebrazo, crecerán los ganglios del codo. Si arañó el brazo, afectará a los axilares y si el daño tuvo lugar en una pierna, crecerán los ganglios inguinales.

Foto: © Dmitry Lobanov - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 4 de noviembre de 2016 a las 22:09 por CaminoCCMSalud.
El documento «Bolita en el cuello de mi bebé» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.