Tratamiento para la sarna

Julio 2017

La sarna es una infección de la piel, contagiosa, cuyo agente responsable es un ácaro que provoca enrojecimiento y picazón. Este artículo describe las formas de contagio de la sarna, cómo prevenirla y el tratamiento más adecuado.


Qué es la sarna o escabiosis

La sarna o escabiosis es una enfermedad cutánea de fácil propagación causada por un ácaro muy pequeño.

La sarna generalmente aparece en los hombros, glúteos, debajo de los senos, en las plantas de los pies, alrededor de la cintura, entre los dedos, en las rodillas, en la zona genital, cerca del codo y en las axilas.

Qué es la sarna noruega

La sarna noruega es una forma de sarna que aparece en pacientes inmunodeprimidos y en enfermos con retraso mental y trastornos neurológicos.


Las lesiones producidas por la sarna noruega albergan una gran cantidad de parásitos, motivo por el cual es altamente contagiosa y difícil de tratar.

Los pacientes tienen sus defensas disminuidas debido a una infección por VIH, por corticoterapia sistémica o tópica y por trasplantes o hemopatías.

Este tipo de afección no puede tratarse exclusivamente con tratamiento tópico sino que es necesario administrar el fármaco ivermectina por vía oral, con una dosis única de 200 µm/kg de peso. La ivermectina es un fármaco seguro, fácil de administrar, particularmente eficaz en pacientes inmunodeprimidos y que hasta ahora no ha generado resistencias.

Qué causa la escabiosis o sarna en el humano

Tradicionalmente se ha relacionado la sarna o escabiosis humana con una mala higiene pero hoy se sabe que la suciedad no es la causa de la sarna sino el ácaro Sarcoptes scabiei.

El contacto de piel con piel entre personas transmite este ácaro, ya sea en la convivencia diaria o mediante las relaciones sexuales. El ácaro puede vivir hasta tres días fuera de la piel.

Los ácaros perforan la capa córnea que es la capa más superficial de la piel. Está formada por una sustancia llamada queratina. Una vez dentro forman túneles que terminan en un punto más amplio llamado eminencia acarina. Ahí viven, ponen sus huevos y mueren. Las larvas pueden salir al exterior a través de los túneles y contagiar la misma piel o la de otras personas.

Factores de riesgo de la sarna

Convivir con una persona que padezca sarna aumenta la probabilidad de padecer sarna, así como mantener relaciones sexuales con una persona que padezca sarna, aunque no se considera una enfermedad de transmisión sexual.


El contagio también se produce al compartir sábanas o ropa, aunque es bastante raro, a menos que se comparta inmediatamente después de haber sido usada por una persona infectada.

Vivir en campamentos, residencias, centros penitenciarios, academias militares también aumenta la posibilidad de contagio.

Tratamiento de la sarna o escabiosis

El tratamiento de la sarna o escabiosis consiste en eliminar el ácaro de la piel y en aliviar el picor de la persona infectada. No solo se debe tratar a la persona enferma, también a sus familiares o a las personas con las que convive, aunque no tengan síntomas.

Antes del tratamiento hay que lavar la ropa de calle, la ropa interior, las toallas, la ropa de cama y los pijamas con agua caliente (40 °F o 60 °C). El lavado en seco también funciona. De no ser posible lavar de forma tradicional o en seco, es necesario mantener estos artículos lejos del cuerpo durante al menos 72 horas ya que los ácaros mueren cuando se mantienen lejos del cuerpo durante cierto tiempo. También se aconseja aspirar los tapetes y muebles tapizados. La ropa que no se pueda lavar a esta temperatura, se coloca en una bolsa de plástico con polvos insecticidas durante 48 horas.

El tratamiento con fármacos debe ser administrado a la familia o las parejas sexuales de las personas infectadas. La crema más utilizada es la permetrina al 5 %. Otras cremas incluyen benzoato de bencilo, azufre con vaselina y crotamitón. Las cremas se aplican por todo el cuerpo una sola vez o varias veces durante una semana. Algunos médicos prescriben una única pastilla de ivermectina para tratar casos difíciles de sarna.

Para aliviar el picor, los expertos aconsejan baños frios y la aplicación de una loción de calamina También se pueden tomar antihistamínicos orales si el picor es intenso y el médico lo considera oportuno.

Qué jabón ayuda a tratar la sarna en humanos

El jabón de azufre y lavanda es una opción de tratamiento para quienes no pueden seguir un tratamiento farmacológico.

El azufre mata los ácaros que producen la sarna y la lavanda actúa como antiséptico e impide las infecciones secundarias.

Se recomienda el lavado con jabón de azufre y lavanda dos veces al día, preferentemente por la mañana y por la noche, durante tres meses. Se debe formar una espuma con el jabón, frotarla suavemente por todo el cuerpo y dejar que el jabón actúe sobre la piel durante cinco minutos. Es posible que el azufre no mate los huevos de los ácaros, por lo tanto, es necesario un tratamiento prolongado para evitar la reincidencia de la enfermedad.

Cómo tratar la sarna en perros

Los animales también pueden tener sarna o escabiosis pero la infección procede de otro tipo de ácaro y no se puede transmitir a las personas.


Tampoco es un medio de contagio bañarse en piscinas, utilizar baños públicos o ir a saunas.

El veterinario prescribirá un fármaco acaricida oral, tópico o inyectable, generalmente con ivermectina, selamectina, moxidectina y milbemicina oxima.

También pautará la administración de analgésicos, antiinflamatorios, algún champú o polvos para baños con productos calmantes para la piel y con acaricidas y algún medicamento más específico para algún problema cutáneo secundario, como una posible infección por bacterias (bactericida o antibiótico) o por hongos (fungicida).

En caso de sarna otodéctica, el medicamento acaricida será de uso tópico especial para los oídos. Se echan unas gotas en los oídos del perro y se masajea la oreja para que penetre. Será de vital importancia que, sea la sarna que sea, el fármaco se aplique todos los días sin excepción durante el tiempo que indique el veterinario. Si retiramos el tratamiento antes de tiempo lo más probable es que la sarna reaparezca en pocos días o semanas ya que los pocos ácaros que puedan haber quedado se recuperarán y volverán a proliferar.

Qué tipo de vinagre ayuda a tratar la sarna

La naturaleza ácida del vinagre blanco cambia el nivel de pH de la piel, lo cual provoca la muerte de los ácaros.

Sin embargo el vinagre blanco no puede emplearse solo sino mezclado con agua. Después, se empapa una bola de algodón en la solución y se aplica sobre la piel afectada. Se deja actuar durante unos minutos y se enjuaga con agua tibia. El vinagre debe aplicarse tres veces al día durante diez o quince días para combatir la infección por completo.

Foto: © Syda Productions - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 12 de febrero de 2017 a las 10:43 por DRA. MARNET.
El documento «Tratamiento para la sarna» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.