Haz una pregunta »

Efectos a medio y largo plazo del consumo de alcohol en el organismo

Mayo 2016


Cómo actúa el alcohol

Los efectos del consumo excesivo de alcohol sobre la salud del organismo son numerosos y diversos. El alcohol es una droga depresora del sistema nervioso central que inhibe de forma progresiva las funciones cerebrales.

Esta droga afecta a la capacidad de autocontrol. Inicialmente puede provocar euforia y desinhibición, por lo que puede confundirse con un estimulante.

Cuáles son las distintas fases de la intoxicación etílica

Después de ingerir alcohol aparecen una serie de efectos o síntomas que dependerán de la dosis ingerida y de otros factores individuales.


La primera fase es la fase de euforia y excitación. El consumo de alcohol genera locuacidad, euforia, desinhibición y conducta impulsiva. La tasa de alcoholemia en esta fase inicial suele alcanzar 0,5 g/l.

Si se sigue bebiendo alcohol, el organismo entrará en la fase hipnótica o de confusión caracterizada por cierta irritabilidad, agitación, somnolencia o cefalea. También puede desencadenar disartria, ataxia y dismetría. El bebedor puede experimentar también náuseas y vómitos. La tasa de alcoholemia en el organismo se situará en 2 g/l.

Cuando se ha bebido una gran cantidad de alcohol, el organismo alcanza la fase anestésica o de estupor y coma en la que el lenguaje se vuelve incoherente, disminuye el nivel de conciencia (obnubilación y coma) y del tono muscular y se padece incontinencia de esfínteres e incluso puede resultar difícil respirar. En esta fase, la tasa de alcoholemia es de 3 g/l.

Por último, en la fase bulbar o de muerte, el organismo sufrirá un shock cardiovascular con inhibición del centro respiratorio y parada cardio-respiratoria que conducirá a la muerte. El organismo habrá alcanzado una tasa de alcoholemia de 5 g/l.

Cómo afecta el consumo de alcohol al cerebro y al sistema nervioso a medio y largo plazo

Los efectos que provoca el consumo de alcohol en múltiples órganos y sistemas del organismo a medio y largo plazo son muy diversos.


La presencia habitual de alcohol en el cerebro inhibe de forma progresiva las funciones cerebrales.

Cuando se empieza a beber alcohol, esta sustancia afecta a los procesos de pensamiento y juicio y también a las emociones al provocar cambios súbitos de humor. A partir de un determinado momento, el consumo continuado de alcohol altera el control motor y aparecen problemas al hablar, se tarda más en reaccionar ante determinadas situaciones y se pierde el equilibrio.

También disminuye el estado de alerta y los reflejos y aparecen problemas de visión, pérdida de coordinación muscular, temblores, alucinaciones, problemas de memoria, de capacidad de concentración y de las funciones motoras.

Cuáles son las consecuencias psicológicas y sociales del abuso de alcohol a medio y largo plazo

Asimismo, el consumo frecuente de alcohol provoca trastornos del sueño, aislamiento del entorno social y problemas familiares (discusiones, divorcios, abandonos) y laborales (pérdida del empleo). Esta situación suele desencadenar una depresión e incluso conducir al suicidio.

Qué enfermedades cerebrales desencadena el abuso de alcohol

El alcohol daña las células del cerebro y de los nervios periféricos de forma irreversible.

Además, esta sustancia disminuye la producción de vitamina B1 y puede ser un factor de riesgo de la enfermedad de Wernicke-Korsakoff que provoca alteración de los sentimientos, pensamientos y memoria, de modo que los enfermos confunden la realidad con su imaginación.

Cómo afecta el abuso de alcohol al corazón y al aparato circulatorio a medio y largo plazo

El consumo de alcohol incrementa la actividad cardíaca. Si bien es cierto que un consumo muy moderado mejora la circulación sanguínea, una dosis superior provocaría lesiones.


Los componentes tóxicos de esta bebida producen hipertensión arterial y dañan el músculo cardíaco, provocando incluso miocarditis así como insuficiencia cardíaca puesto que debilita el músculo cardíaco y su capacidad para bombear la sangre.

También puede provocar vasodilatación periférica que genera enrojecimiento y aumento de la temperatura superficial de la piel.

Cómo afecta el abuso de alcohol al aparato digestivo

Un consumo excesivo de alcohol genera molestias gástricas, acidez o ardor estomacal, especialmente si se han mezclado diferentes bebidas o combinados. También incrementa la producción de ácido gástrico y da lugar a la aparición de úlceras, hemorragias y perforaciones de la pared del estómago a largo plazo.

El consumo excesivo de alcohol puede causar cáncer de estómago, esófago y páncreas

Se ha vinculado el consumo frecuente de alcohol con la aparición de enfermedades como cáncer de estómago, cáncer de laringe, esófago y páncreas, así como esofagitis (inflamación del esófago), varices esofágicas que pueden sangrar y desgarros de Mallory-Weiss.

Asimismo, en pacientes adictos al alcohol se ha observado un incremento de casos de pancreatitis aguda (inflamación severa del páncreas que puede conducir a la muerte), pancreatitis crónica con dolores abdominales permanentes, diabetes de tipo II, peritonitis, hepatitis alcohólica y cirrosis hepática, cáncer de hígado y aparición de edemas (acumulación de líquido en las extremidades inferiores).

Cómo afecta al funcionamiento del riñón el consumo excesivo de alcohol

El alcohol altera la función del riñón, reduce los niveles de la hormona antidiurética y causa deshidratación.

Por qué el abuso de alchool puede desencadenar una desnutrición

El alcohol aporta abundantes calorías (7 kcal por gramo de alcohol) con escaso valor nutritivo. Esto quiere decir que el alcohol no nutre pero elimina el apetito. Por tanto, a largo plazo puede provocar desnutrición y perjudicar la absorción de algunas vitaminas y minerales.

El consumo excesivo de alcohol debilita el sistema inmunitario

El alcohol reduce la producción de glóbulos rojos y puede provocar anemia.

También disminuye la producción de glóbulos blancos y provoca alteraciones en el sistema inmunitario, por lo que el organismo es más vulnerable a las infecciones por bacterias y virus.

Cómo afecta el alcohol a la vida sexual

El exceso de alcohol disminuye la líbido y la actividad sexual.

También altera las hormonas femeninas en las mujeres por lo que trastorna el ciclo menstrual y produce infertilidad.

Además de causar infertilidad e impotencia puede provocar ginecomastia en los hombres (hipertrofia de las glándulas mamarias).

Por qué es peligroso para el feto beber alcohol durante el embarazo

El abuso del alcohol durante el embarazo puede provocar el síndrome alcohólico fetal.
Se han observado retrasos del crecimiento en el feto, alteración de rasgos cráneo-faciales, malformaciones cardíacas, hepáticas, renales y oculares.

Sin embargo, puesto que el mayor daño se origina en el sistema nervioso central del feto, el riesgo de padecer retraso mental es elevado.

Foto: © Fotolia.

Consulta este artículo sin tener que estar conectado, descárgalo gratis aquí en formato PDF:
Efectos-a-medio-y-largo-plazo-del-consumo-de-alcohol-en-el-organismo.pdf

Consulta también

En la misma categoría

Publicado por DRA. MARNET. - última actualización por CaminoCCMSalud
Este documento intitulado « Efectos a medio y largo plazo del consumo de alcohol en el organismo  » de Ccm (salud.ccm.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.