Inmunoglobulinas contra la hepatitis B: Indicaciones, posología y efectos secundarios

Haz una pregunta

Las inmunoglobulinas son anticuerpos fabricados por ciertos glóbulos blancos. Desempeñan un papel determinante en el sistema inmunitario bloqueando los cuerpos extraños y los agentes responsables de infecciones. Existen inmunoglobulinas específicas que permiten tratar y prevenir la hepatitis B.

Utilización

Las inmunoglobulinas contra la hepatitis B entran en la composición de las vacunas contra la hepatitis B. Las inmunoglobulinas son administradas a título preventivo o curativo a las personas infectadas por el virus de la hepatitis B, a los recién nacidos cuya madre es portadora del virus y a ciertos pacientes hemodializados (que sufren de insuficiencia renal).

Se administra también a los pacientes que ya han sido vacunados contra la hepatitis B pero cuyo organismo no presenta la respuesta esperada.

Propiedades

Las inmunoglobulinas contra la hepatitis B crean una inmunidad contra la infección por el virus de la hepatitis B.

Hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad que afecta al hígado y que es provocada por un virus. La transmisión esencialmente se hace por vía sanguínea especialmente al compartir jeringas o por vía sexual. Es la razón para la cual los toxicómanos son particularmente expuestos a la enfermedad. La enfermedad también puede transmitirse de la madre al niño durante el embarazo.


Se trata de una medida sanitaria mundial. No tratada, la enfermedad puede provocar complicaciones graves tales como cirrosis o cáncer del hígado. La hepatitis B afecta a más de 240 millones de personas y causa 600 000 víctimas al año alrededor del mundo.

Vacunación

La prevención de la hepatitis B se basa en la vacunación. Desde el nacimiento, la vacuna es administrada en 3 o 4 dosis a los bebés (la primera dosis es generalmente en las primeras 24 h). La protección dura por lo menos 20 años.

Eludril: Indicaciones, posología y efectos secundarios
Donormyl: Indicaciones, posología y efectos secundarios