Diagnóstico serológico de la hepatitis C

Haz una pregunta

¿Qué es la hepatitis C?

La hepatitis C es una enfermedad infecciosa del hígado que se transmite por vía sanguínea, sexual y perinatal.

La infección se caracteriza por una inflamación del hígado que puede evolucionar hacia una hepatitis crónica luego a una cirrosis o un cáncer de hígado. Puede ser aguda (de corta duración) o crónica.

La hepatitis C es asintomática en la mayoría de los casos.

¿En qué casos una prueba de despistaje de la hepatitis C es prescrita?

La hepatitis al ser la mayoría de las veces asintomática en su fase aguda, raramente es diagnosticada en el curso de ésta.

Ciertos síntomas o anomalías de la función hepática identificadas durante las pruebas sanguíneas de rutina (una prueba serológica) pueden conducir a la detección de la hepatitis C.

El análisis sanguíneo de los anticuerpos anti hepatitis C (anticuerpo anti-VHC) permite detectar una infección por el virus.

Diagnóstico serológico: interpretación de los resultados

  • Si el anti-VHC es negativo: no hay ninguna infección por el VHC o la infección es muy reciente para ser detectada mediante una prueba serológica.
  • Si el anti-VHC es positivo: existe una infección probable que debe ser confirmada con una segunda prueba. Este resultado no permite diferenciar a los portadores crónicos de los pacientes inmunizados.

Pruebas suplementarias son requeridas para determinar si la infección por el virus de la hepatitis C está en curso de evolución.

Atención

Dependiendo de la técnica utilizada por los laboratorios, los resultados pueden variar.

Los resultados no constituyen un diagnóstico. Con el propósito de prever exámenes complementarios o un eventual tratamiento es importante consultar a un médico.
Dra. Marta Marnet

CCM Salud es una publicación informativa realizada por un equipo de especialistas de la salud y redactores supervisados por la Dra. Marta Marnet (número de registro 19741 en el Colegio de Médicos de Barcelona, España).

Más información sobre el equipo de CCM Salud