Misofonia

Denunciar
Message postés
1
Date d'inscription
viernes, 15 de abril de 2016
Estatus
Miembro
Última intervención
viernes, 15 de abril de 2016
-
Dr. Carlos Salinas
Message postés
64782
Date d'inscription
viernes, 13 de julio de 2012
Estatus
Miembro
Última intervención
viernes, 29 de noviembre de 2019
-
Saben algo sobre Misofonia, llamada también la enfermedad de las 4 S. Síndrome de sensibilidad selectiva del sonido. Desde niña sufri este trastorno y recien hace unos días me entere que se llama Misofonía. Es una enfermedad limitante ya que muchas personas se aíslan por no soportar ciertos sonidos o movimientos repetitivos. He comenzado con mi búsqueda y no encuentro que haya hasta ahora alguna solución a nuestro problema.
Agracezco cualquier información al respecto.
Aida La Merica

1 respuesta

Message postés
64782
Date d'inscription
viernes, 13 de julio de 2012
Estatus
Miembro
Última intervención
viernes, 29 de noviembre de 2019
12.655
¿Te han diagnosticado ese trastorno? es relativamente nuevo y aún no se acepta totalmente su existencia.
Justamente estoy buscando profesionales que se ocupen de ello, ya que como se conoce poco o casi nada cuando recurrimos a algun médico nos envian a un psicologo diciendo que es una fobia o algo asi.
Conozco casi tres mil personas que tienen los mismos síntomas y a todos nos pasa igual nos dicen que tal cosa no existe. Nosotros que lo padecemos sabemos que si existe y que todavia no esta bien estudiado su origen. Lo único que les digo que es muy triste escuchar personas muy jovenes quejarse por este problema. Yo ya soy mayor me pase la vida soportando y sufriendo, ahora que se que es una enfermedad busco ansiosamente alguien que se interese en el tema. Gracias por escucharme.
Dr. Carlos Salinas
Message postés
64782
Date d'inscription
viernes, 13 de julio de 2012
Estatus
Miembro
Última intervención
viernes, 29 de noviembre de 2019
12.655
Debes ir al psiquiatra no al psicólogo y pues si, es un tipo de fobia, asociado a ansiedad.
La misofonía es una enfermedad neurológica. Eso significa que no es psicológica sino fisiológica (o sea, que es física y no psíquica). Cuando nos derivan a psicólogas y psiquiatras para "curarnos", es como si nos rompemos un brazo y nos mandan a la psicoanalista para que nos lo repare.
Pero la psicología puede ayudar guiándonos para que asumamos mejor nuestra enfermedad, dándonos herramientas para sobrellevarla. Lo que está claro es que conforme más tranquilas y más relajadas estemos, menos nos afectará la misofonía. Y esto tiene una explicación muy sencilla.
La misofonía es como un cruce de cables en nuestro cerebro (como la sinestesia, o la hiperacusia) que nos hace interpretar ciertos sonidos "normales" para la mayoría de las personas, como sonidos de peligro. No somos conscientes de que los percibimos así, pero nuestra amígdala reacciona secretando adrenalina a nuestro torrente sanguíneo igual que si a nuestro alrededor estuviésemos escuchando rugidos de león a oscuras en medio de una selva. La adrenalina nos impele a huir o a atacar, por eso cuando tenemos un episodio de misofonía agredimos verbalmente (es raro que lleguemos a hacerlo físicamente), o agredimos a los objetos, o salimos corriendo alejándonos del ruido detonante. La adrenalina nos aumenta el ritmo cardíaco, nos hace sudar e incluso podemos sentir cómo nos cosquillean los dedos de las manos. Si nos quedamos aguantando el sonido, las descargas de adrenalina continuarán hasta tener niveles de adrenalina en sangre insoportables, que nos harán gritar, golpear o tener ataques de ansiedad hiperventilando y llorando, el corazón nos irá a mil y los músculos de nuestras extremidades se pondrán tan en tensión que terminaremos temblando.
Si nuestro organismo está tenso porque estemos estresados, un poco de adrenalina desencadenará episodios más intensos. Si nuestro cuerpo está relajado, con niveles altos de serotonina, oxitocina, endorfinas, etc., podremos hacer frente a ese aporte extra de adrenalina mucho mejor. Por eso es tan importante aprender a vivir con tranquilidad, lo más optimistas posibles, relax, felicidad, etc., para que nos dé tiempo a alejarnos del sonido antes de que nos afecte demasiado.
La adrenalina cae en el torrente sanguíneo con mayor rapidez de lo que nuestro cuerpo puede eliminarla. De hecho tardamos tanto en eliminarla que después de un episodio vital muy estresante, como por ejemplo un accidente de coche, tardaremos horas, e incluso un par de días en volver a tener en sangre unos niveles de adrenalina normales. Por eso, si estamos expuestos a muchos sonidos a diario, nuestro nivel de "aguante" disminuirá y nuestro repertorio de sonidos detonantes aumentará, porque tendremos adrenalina acumulada de episodios anteriores.
Dr. Carlos Salinas
Message postés
64782
Date d'inscription
viernes, 13 de julio de 2012
Estatus
Miembro
Última intervención
viernes, 29 de noviembre de 2019
12.655
Gracias por el aporte, pero la misofonía parece la van a agregar en el DMS VI de trastornos mentales.