Fecundación in vitro (FIV)

Diciembre 2017
La fecundación in vitro, también llamada FIV, consiste en la fecundación de un óvulo por un espermatozoide para formar un embrión, pero en un laboratorio, donde se reproduce lo que ocurre de forma natural en las trompas de Falopio.


Fecundación in vitro: ventajas y desventajas

Entre las ventajas de la fecundación in vitro destaca la seguridad y la comodidad. Con la FIV se estima que 6 de cada 10 consiguen un embarazo. Se realiza en probetas de material sintético, de un uso único, con medios de cultivo producidos y controlados por la industria farmacéutica y cuya composición es próxima al ambiente natural de las trompas de Falopio. Las probabilidades de éxito son variables y se sitúan en una media en torno al 30 % y 40 %.


La fecundación in vitro se realiza fuera del cuerpo de la mujer, in vitro, con la ayuda de una probeta, de ahí el nombre de bebés probetas que antes se utilizaba. Louise Brown, la primera bebé probeta, vino al mundo en el Reino Unido en 1978, gracias a la técnica puesta a punto por Patrick Steptoe y Robert G. Edwards tras 10 años de investigaciones.

Después de las 5 fases del proceso (estimulación ovárica, punción de los ovocitos, preparación de la muestra de semen, fecundación y trasferencia embrionaria) existe la posibilidad de realizar una sexta fase que consisten en congelar los embriones. Una vez concluido el proceso de la FIV —que tiene una duración aproximada de 3 semanas— solo queda esperar unos días más para conocer el resultado del test de embarazo.

Una vez que se transfiere el embrión al útero no es necesario que la mujer repose, puede realizar sus actividades cotidianas. Solo debe evitar esfuerzos como levantar objetos pesados o realizar ejercicios físicos bruscos y deporte. Se recomienda evitar el baño en la piscina, la playa o la bañera para evitar infecciones.

En cuanto a las desventajas de la fecundación in vitro, la más importante es la posibilidad de embarazos múltiples. La legislación española fija un máximo de tres embriones transferidos para una FIV con el fin de evitar este riesgo. Según datos de la Sociedad Española de Fertilidad, la media es de 1,8 embriones por transferencia (el 71,5 % de las transferencias son de dos embriones). Cuando se transfieren dos embriones la probabilidad de tener un embarazo múltiple (sobre todo gemelos) es del 6 %. Cuando se transfieren tres embriones la probabilidad de tener un embarazo gemelar es de un 12 % y existe también un 3 % de probabilidad de tener embarazo triple.

Desarrollo de una fecundación in vitro

En primer lugar, los tratamientos de estimulación ovárica permiten estimular la ovulación con el fin de obtener una maduración suficiente de varios folículos en los ovarios.

Después se encuentra la punción de los ovocitos. Se administra una inyección de la hormona HCG 34 o 36 horas antes de la punción de los ovocitos. A continuación se extraen varios óvulos maduros que serán utilizados para la fecundación. Los análisis sanguíneos hormonales se efectúan cada día en el mismo laboratorio de referencia para evaluar la calidad de la secreción hormonal de los folículos. Una ecografía permite seguir la respuesta al tratamiento y controlar el crecimiento folicular. La inducción de la estimulación se efectúa cuando el número y el tamaño de los folículos son satisfactorios y los niveles hormonales suficientes. El médico localiza los folículos maduros con la ecografía y aspira su contenido con la ayuda de una aguja que atraviesa la vagina en dirección a los ovarios. La punción de los folículos se lleva a cabo de forma ambulatoria y con una sedación anestésica. Los folículos se conservan en un medio de cultivo apropiado. Por lo general, se recogen de 5 a 10 folículos y se conservan en una incubadora a 37 grados.

Enseguida se realiza la preparación de la muestra de semen. El esperma del cónyuge se recoge el mismo día de la punción de los folículos. También es posible utilizar tanto el esperma del cónyuge previamente congelado, como el esperma de un donante. El esperma es tratado para obtener los espermatozoides más fecundos.

Para la fecundación, los óvulos y los espermatozoides se colocan en un medio de cultivo favorable para su supervivencia y en una incubadora a 37 grados. Después de 48 horas de incubación el huevo fecundado se transforma en embrión y puede transferirse al útero.

Por último, se lleva a cabo la transferencia al útero de los embriones. Se suelen obtener varios embriones, de los cuales dos o tres son transferidos al útero. Los otros se congelan para una transferencia ulterior, si la pareja lo desea.

Fecundación in vitro: porcentaje de éxitos

Los factores más importantes para el éxito de una FIV son, en primer lugar, la edad de la paciente; en segundo, es el número de embriones transferidos; y el tercero, la experiencia del centro. La FIV alcanza entre el 30 % y 40 % de éxito, pero depende de la patología que tenga la pareja, pues en enfermedades muy serias el porcentaje puede disminuir bastante. Mientras que, por ejemplo, en caso de patología de las trompas el éxito es mucho mayor.

Las estadísticas más favorables afirman que el 45 % de las parejas terminan con un hijo en casa, siempre que cada pareja candidata acepte someterse a cinco transferencias de embriones.

Causas de los fracasos de fecundación in vitro

Entre las principales causas de los fracasos, se encuentra la ausencia de óvulos durante la punción ovárica, la mala calidad de los óvulos obtenidos, una respuesta ovárica insuficiente o demasiado elevada a la estimulación hormonal, la ausencia de fecundación, un fallo en el proceso de división celular y el fracaso en la implantación de los embriones en el útero.

Después de una FIV fallida, cuánto hay que esperar

El plazo más frecuente entre 2 fecundaciones in vitro es de 6 meses, es decir dos tentativas por año. Mientras que el plazo más corto puede ser de 2 a 3 meses. Este plazo es más corto para mujeres mayores de 38 años y más largo para mujeres jóvenes. Los plazos varían también en función de la actividad de los centros: algunos centros pueden tener plazos de un año o un poco más. El plazo habitual entre 2 tentativas de inseminación artificial es de 1 a 3 meses

Cuándo se recomienda una fecundación in vitro

Se recomienda una FIV en caso de fracasar la inseminación artificial; una alteración de las trompas (trompas obstruidas, alteradas o ausentes); presentar endometriosis; infertilidad masculina; una mala penetración de los espermatozoides en el moco cervical; secuelas por un embarazo extrauterino; una intervención quirúrgica o una infección. También en las mujeres con el síndrome del Distilbene, una esterilidad de origen desconocido, en caso de embarazos múltiples o cuando la mujer es afectada por el síndrome de hiperestimulación, provocado por los medicamentos inductores de la ovulación: dolor de cabeza, sofocos, dolores abdominales que sobrevienen después de la punción, así como un aumento de peso moderado.

La procreación médica asistida (PMA) engloba el conjunto de técnicas necesarias para ayudar a las parejas estériles a concebir fuera de la unión natural y alcanzar un embarazo. A la hora de elegir un centro donde hacer la FIV se deben buscar los centros aprobados, ya que cualquiera de estos centros ofrece las garantías necesarias.

Los protocolos aconsejan no someter a la mujer a más de cuatro intentos de fertilización, pero no todos los especialistas lo cumplen. La abogada María José Varela, que ha destacado por sus críticas a la forma en que se experimentan las técnicas de reproducción, asegura que muchas mujeres con grandes ansias de tener hijos, cuando son rechazadas en un programa por presentar contraindicaciones o haber fracasado en varios intentos, acuden a otros especialistas que, por afán de lucro, las someten a nuevos tratamientos con grave riesgo para su salud. Cuatro intentos de fertilización pueden costar alrededor de 12.000 euros.

Cuáles son los riesgos de la fecundación in vitro

El proceso comporta riesgos a corto y largo plazo, pues algunos estudios apuntan la posibilidad de que las mujeres sometidas a tratamientos excesivos de estimulación puedan sufrir una menopausia prematura, lo que incrementa el peligro de osteoporosis y afecciones cardiovasculares. No hay ningún indicio que sugiera que los tratamientos de fertilidad producen un aumento del riesgo de cáncer de mama en ningún tipo de pacientes.

¿Es posible adoptar embriones?

Sí. Es una opción para los miles de embriones conservados en las clínicas sobre los que los padres no toman una decisión, ya sea porque no se pueden localizar o porque les cuesta elegir una de las opciones y dejan la decisión en manos del centro de reproducción asistida.

Precio de la fecundación in vitro

En España, las técnicas de reproducción asistida tienen un precio más bajo que en otros países como Estados Unidos. Lo habitual es que oscile entre 3.000 euros y 5.000 euros.

Éxitos y fracasos de la fecundación in vitro

Las probabilidades de embarazo son estables, del orden del 22 % al 23 % por ciclo de FIV. La tasa de éxito global aumenta al repetir las tentativas hasta 4 tentativas de FIV. El promedio para conseguir un embarazo se sitúa a partir de la cuarta FIV en una mujer de menos de 40 años.

Según un estudio de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, publicado en febrero de 2008 en British Medical Journal, la práctica de sesiones de acupuntura paralelamente a las tentativas de la fecundación in vitro podría aumentar las probabilidades de embarazo.

La investigación científica basada en siete estudios y 1366 mujeres de Estados Unidos, Alemania, Australia y Dinamarca. Entre estas mujeres, algunas eran tratadas con acupuntura justo antes o después de la FIV, mientras que las otras no lo eran o al menos las agujas no fueron situadas en los puntos de acupuntura identificados como favorecedores del embarazo. Otros estudios deben realizarse a fin de determinar los efectos de la acupuntura sobre el desarrollo de los embarazos por FIV.

Presente y futuro de la fecundación in vitro

Efectuar fecundaciones in vitro sin estimulación para disminuir la cantidad de hormonas inyectadas. La FIV ligera permite obtener una tasa de nacimiento idéntica a la de las otras técnicas reduciendo las complicaciones de la hiperestimulación, los tiempos de punción de los ovocitos con un tiempo de medicación de unos 10 días, mientras que actualmente se necesitan 2 meses con los tratamientos habituales. Un solo embrión transferido de buena calidad seleccionado según criterios específicos, se recomienda a mujeres de menos de 36 años permitiendo una disminución de los embarazos múltiples y de su complicación, prioridad de todos los especialistas. Esta decisión depende de la edad de la paciente, del rango de tentativas de PMA y de datos clínicos. La maduración in vivo se refiere a la extracción de un óvulo inmaduro que se desarrollará en un laboratorio

Fecundación in vitro en España

Aunque este método de reproducción está contemplado por la Seguridad Social en casi todas las comunidades autónomas, las listas de espera son interminables y por ello las parejas acuden a centros privados. La primera niña de FIV española nació en 1984. Su nombre es Victoria Anna y nació en Barcelona. Las pacientes mayores de 40 años no se aceptan para FIV en la Seguridad Social.

La Seguridad Social ¿cubre los gastos de medicina si se realiza la FIV por una clínica privada?
Depende del centro pues en algunos centros homologados se cubre este costo, pero no son todos los casos. En los centros no homologados por la Seguridad Social, a la paciente le toca cubrir los gastos de los medicamentos. Las mutuas privadas no cubren, generalmente, los tratamientos de FIV.

Foto: © Viktoriya Kabanova – 123RF.com

FIV - Fécondation in vitro
FIV - Fécondation in vitro
IVF: In-vitro fertilisation
IVF: In-vitro fertilisation
Última actualización: 13 de noviembre de 2017 a las 05:25 por gslaura.
El documento «Fecundación in vitro (FIV)» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
La donación del esperma y la donación de ovocitos
¿Cuántas parejas tienen problemas para concebir hijos?