La cesárea

Julio 2017
La cesárea es una intervención quirúrgica practicada bajo anestesia general o local por la cual nace el bebé con la ayuda de una incisión efectuada en el útero.




El médico realiza una incisión en el abdomen y en seguida se rompe la bolsa amniótica y sale el líquido amniótico. Más tarde extrae al bebé. Las consecuencias de un parto por cesárea son idénticas a las de un parto por vía vaginal.
Se hace una sutura de la incisión: los puntos de sutura se retiran aproximadamente 10 días después. El padre no está autorizado, en la gran mayoría de las ocasiones, a presenciarla.

Cesárea: etimología

Esta palabra procede del latín caedere que significa "cortar". Hay quien la relaciona con Cayo Julio César aunque esta relación no está clara.

Tipos de cesárea

Existen tres tipos de cesáreas: en la cesárea clásica la incisión es vertical en el centro del abdomen (es la que presenta mas complicaciones y actualmente casi no se practica). En la cesárea en el segmento inferior la incisión es transversal u horizontal en la parte inferior del abdomen, es la que se practica con mas frecuencia actualmente ya que comporta menos pérdida de sangre y la cicatriz es mas estética. Por último tenemos la cesárea histerectomía en la que se extirpa el útero después del parto. Sólo se hace en casos extremos, como cuando el sangrado es incontrolable o cuando la placenta se adhiere a la pared del útero y no es posible separarla.

Las indicaciones médicas más frecuentes de una cesárea

Las indicaciones mas frecuentes de una cesárea son las situaciones de urgencia que necesiten del parto rápido del bebé (cuando aparecen signos de sufrimiento fetal como problemas de ritmo cardíaco y en caso de un sangrado importante de la madre), cuando el niño está en una mala posición (de nalgas, de espaldas o de frente), cuando el niño es demasiado grande o la pelvis de la madre demasiado estrecha, cuando el niño es de muy bajo peso, en caso de anomalías en la placenta, cuando hay un bloqueo del cuello del útero o en la parte baja del útero que puede provocar una hemorragia, en caso de una hipertensión arterial que pueda entrañar complicaciones en el transcurso del parto, por la presencia de un herpes genital que corre el peligro de contaminar al bebé en el momento de la expulsión, etc. ( Lista incompleta)

Lo que hace falta saber en relación con la cesárea: recuperación después de una cesárea

A menudo la madre se siente adormecida, picores en el cuerpo y tiene náuseas que pueden durar hasta 48 horas. La lactancia puede efectuarse, pero debe esperarse un tiempo de unas 10 horas después del parto. Al igual que cualquier mujer después del parto aparecerá un flujo vaginal llamado loquios, constituido por sangre y tejido muerto de las paredes del útero. En los primeros tres o cuatro días será de color rojo intenso. La anestesia epidural es la que se practica en la mayoría de los casos. La estancia en la maternidad se hace más larga y dura de 5 a 7 días. La recuperación completa suele tardar unas semanas.

¿Cuánto tiempo hay que esperar para tener un bebé después de una cesárea?

Es habitual aconsejar a la madre esperar aproximadamente un año antes de concebir otro bebé con el fin de que la cicatriz se cierre completamente. Pero también se dan casos en los que la madre vuelve a quedar embarazada antes de este plazo de tiempo. Es preferible dejarse aconsejar por el médico.

El segundo bebé no nacerá forzosamente por cesárea

Fuera de indicaciones que necesiten el recurso a una cesárea dar a luz a un segundo hijo no implica forzosamente el recurso sistemático a una nueva cesárea.

El número máximo de cesáreas

Se considera que el máximo número de cesáreas es de 3 ó 4 debido a los riesgos asociados a la cicatriz.

Polémica: ¿abuso de la cesárea?

El porcentaje de partos con cesárea sigue aumentando en España. Ese porcentaje es mayor en los centros sanitarios privados que en los públicos. En España en la Sanidad Pública el 22% de los partos son cesáreas. Y el porcentaje de esta operación está creciendo: en el año 2000, la cifra era del 19,5%. En las Clínicas privada la situación es aún peor: las cesáreas superan el 30% (se achaca a un factor económico: la clínica puede cobrar hasta 1000 Euros más por una cesárea que por un parto por vía vaginal).
La OMS recomienda no superar el 15% de nacimientos por este método aunque cada vez se practican más. Los riesgos de complicación y de mortalidad infantil y materna no han disminuido a pesar del aumento del número de cesáreas. La cifra es del 6 % en los Países Bajos, siendo la cifra de mortalidad inferior.

¿Por qué existe tal aumento del número de cesáreas?

El aumento de las tasas de cesáreas se explica principalmente por el desarrollo de la procreación médicamente asistida, la PMA y por la edad cada vez más avanzada de las futuras madres.

La posición de la OMS

La OMS precisa que los países donde las tasas de mortalidad perinatal son las más bajas del mundo tienen una tasa de cesáreas inferior a 10. El aumento del número de cesáreas tiene pocas consecuencias en la reducción de la mortalidad y la morbilidad neonatal. Para numerosos expertos, no existe ninguna prueba de que una tasa elevada de cesáreas comporte una mejor salud de los bebés.

Las tasas de cesáreas varían considerablemente de un Centro Sanitario a otro

Éstas dependen también del nivel de la maternidad. En un hospital con muchos medios puede haber más cesáreas precisamente porque a él se derivarán los partos más conflictivos. Las cesáreas se realizan más en las maternidades privadas que en las públicas y en las instituciones que no dispongan permanentemente de todos los recursos técnicos y humanos necesarios en caso de una urgencia; pueden, en tal caso, por precaución, limitar los riesgos de complicaciones con el fin de evitar las complicaciones y las consecuencias médico legales.

Las cicatrices de una cesárea

Entre las preocupaciones de muchas mujeres está la evolución de su cicatriz ya que las cicatrices de las cesáreas suelen ser grandes y gruesas. A menudo aparecen las llamadas cicatrices queloides, que son las cicatrices abultadas, con cierto relieve y de color rosáceo. Para evitarlas hay que preparar la piel antes hidratándola y nutriéndola lo suficiente para que la dermis sufra lo menos posible. La alimentación debe ser rica en proteínas y la hidratación correcta.

Las ventajas de una cesárea de conveniencia, fuera de estas situaciones de riego para la madre y el bebé: la cesarea programada

Existe un importante número de cesáreas de conveniencia efectuadas a las mujeres que no responden a las indicaciones exigidas para efectuar dicho acto.

Para los médicos (fuera de toda situación médica que necesite imprescindiblemente una cesárea)

Los partos realizados bajo anestesia general o bajo epidural son más cortos, de una duración media de una hora aproximadamente. Es mas cómodo para el médico que no tiene que levantarse por la noche y está mejor remunerado (en el caso de las Clínicas privadas). La programación de la cesárea permite evitar planificar el parto en fin de semana, un día festivo o en vacaciones.

Para la futura madre

Se puede hacer en la fecha que se desee, puede parir con el ginecólogo o el anestesista que la ha seguido a lo largo del embarazo, el parto es más corto y los riesgos de imprevistos son menos frecuentes. Asimismo los dolores, el gran temor de las madres, son menos violentos y ésta se consuela al pensar que su bebé sufrirá menos y que su periné estará indemne. También la lejanía de ciertas maternidades, situación frecuente desde el cierre de las pequeñas maternidades, inquieta a las futuras madres que temen dar a luz en malas condiciones.

Cesárea: complicaciones

Como complicaciones de la cesárea podemos encontrar las típicas de cualquier postoperatorio como las hemorragias, las infecciones de la herida, las trombosis, embolias o la aparición de adherencias en la zona de la cicatriz. También pueden aparecer complicaciones a distancia como dificultades a la hora de volver a buscar un embarazo o, incluso, la esterilidad.

Conocer los riesgos de una cesárea

Las mujeres que dan a luz y desean una cesárea de conveniencia deben conocer los riesgos que conlleva una cesárea.

Para la madre

El riesgo de mortalidad después de una cesárea puede tener múltiples factores que varían de 2 a 10 en relación con el parto por vía vaginal. Cuanto más alta sea la tasa de cesáreas, más riesgos de complicación maternos graves existen, como las hemorragias. También las hemorragias tardías y las infecciones de la cicatriz son más importantes.
En la madre también encontramos un descenso de la fertilidad y la aparición de una cicatriz permanente en el útero que dificulte la llegada de otro hijo.

Para el bebé

Una cesárea representa igualmente riegos para el bebé (problemas respiratorios, fallecimiento...). Se ha observado un aumento en el número de las complicaciones y de los fallecimientos entre los bebés nacidos por cesárea.

Lo que hace falta saber

Es necesario evaluar la necesidad de realizar una cesárea de conveniencia y tener toda la información necesaria concerniente a los riesgos de una cesárea con el fin de poder tomar una decisión. Es importante informarse de la tasa de cesáreas del Centro Sanitario donde está previsto el parto. La OMS recomienda una tasa de cesáreas de alrededor del 15%. Esta tasa varía igualmente en función del nivel de la maternidad.
Una mujer de edad comprendida entre 37 y 40 años, que da a luz a su primer hijo después de haber tenido dificultades para concebir (problemas de esterilidad...), aceptará más facilmente el recurso a una cesárea. No hay que dudar en hablar de este problema con su médico o su comadrona

Informe realizado con la colaboración de Claire Gabillat.


Foto: 28332222_m.jpg

Consulta también


Césarienne - Accouchement par césarienne
Césarienne - Accouchement par césarienne
Caesarean section
Caesarean section
Der Kaiserschnitt
Der Kaiserschnitt
Última actualización: 1 de julio de 2017 a las 09:10 por DRA. MARNET.
El documento «La cesárea» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.