Tratamiento de la esquizofrenia

Julio 2017


Los medicamentos antipsicóticos son los más efectivos



Las indicaciones de una hospitalización

  • Los pacientes con esquizofrenia suelen requerir hospitalización, sobre todo cuando presentan problemas graves de conducta y desorganización.
  • Otra causa de ingreso hospitalario puede ser estabilizar la medicación, evitar que se lastime o que dañe a otros, y aislarlo ante ideas suicidas u homicidas.

El tratamiento con fármacos

  • Actualmente la esquizofrenia se trata fundamentalmente con determinados medicamentos, denominados neurolépticos o antipsicóticos.
  • Existen dos tipos de antipsicóticos:
    • Los antipsicóticos clásicos: la clorpromazina, el haloperidol o la tioridazina.
    • Los neurolépticos atípicos: son más recientes y entre ellos encontramos la clozapina, la risperidona, la olanzapina, la ziprasidona o la quetiapina.

¿Cómo actuan los neurolépticos?


El problema de los efectos secundarios

  • Temblores.
  • Vértigo.
  • Rigidez.
  • Inquietud interna.
  • Sudoración.
  • Aumento de peso.
  • Ictericia, piel amarilla.
  • Convulsiones.
  • Somnolencia.
  • Fiebre.
  • Aparición de lesiones en la piel.
  • Hipotensión arterial.
  • Anemia.
  • Hipercolesterolemia.

Discinesia tardía

  • A largo plazo, la toma de estos medicamentos antipsicóticos puede incrementar el riesgo de un trastorno de movimiento llamado discinesia tardía.
  • Esta patología provoca movimientos repetitivos que uno no puede controlar y tics que afectan especialmente a la musculatura facial sobre todo alrededor de la boca.

Los tratamientos con antipsicóticos son de por vida

  • Debido a que la esquizofrenia es una enfermedad crónica, la mayoría de las personas que la padecen necesitan seguir con medicación antipsicótica de por vida.
  • La psicoterapia de apoyo es muy importante.
  • No deben consumir alcohol ni drogas ya que aumentan los riesgos e inducen a brotes más agresivos.

Tratamiento con electroshock

  • En casos muy concretos o ante la falta de respuesta al tratamiento con medicamentos, con grave riesgo de suicidio o agresión hacia otros puede estar indicado el tratamiento con electroshock.
  • Se puede utilizar en el subtipo de esquizofrenia catatónica.
  • Pese a su mala prensa, las condiciones de aplicación actual del electroshock hacen que sea un procedimiento seguro, además de muy eficaz.

Vivir en la comunidad: la terapia psicosocial

  • Los tratamientos antipsicóticos han permitido que, en la mayor parte de los casos, el paciente con esquizofrenia pueda vivir en la comunidad.
  • Es muy importante combinar el tratamiento farmacológico con una serie de medidas destinadas a que el paciente esté ocupado y activo.
  • Cumplen una fución muy importante los mecanismos asistenciales como por ejemplo los talleres ocupacionales, los centros de día, los centros de salud mental y los grupos de autoayuda.

El papel del psiquiatra

  • El diálogo entre paciente con esquizofrenia y el médico puede ser un instrumento terapéutico importante.
  • El enfermo debe conocer su patología y hay que enseñarle a convivir con ella y a utilizar sus propios recursos psicológicos y ajenos -familia, amigos, apoyo-, para acercarse más a su entorno.
  • El psiquiatra debe informar, tanto al paciente como a los familiares con los que convive, sobre las características y los síntomas de la enfermedad.
  • Debe instruirles también en identificar los síntomas de alerta que pueden conducir a una reagudización.
  • Debe informar sobre los tratamientos antipsicóticos, sus efectos y ventajas, y también los posibles efectos adversos.
  • Además es necesario que el médico psiquiatra ayude al enfermo y a las personas de su entorno próximo a que consigan una comunicación adecuada en el medio familiar.
  • Otras técnicas de psicoterapia individual, por ejemplo las de tipo psicoanalítico, no parece ser eficaces en la esquizofrenia.

Saber más


Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 25 de septiembre de 2012 a las 11:20 por DRA. MARNET.
El documento «Tratamiento de la esquizofrenia» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.