Los conflictos en la pareja: ¿puede ayudar un terapeuta?

Haz una pregunta

Período inicial: el período del enamoramiento

  • La etapa inicial de una relación de pareja se caracteriza por el enamoramiento.
  • En esta etapa se crean expectativas fantásticas e idealizadas de la futura convivencia.
  • Los enamorados viven como en burbuja: todo es un sueño, hermoso, perfecto y maravilloso.
  • Pero, desgraciadamente, hay que tener en cuenta que la pareja ideal no existe : pertenece al mundo de las ideas. La realidad, habitualmente, es muy diferente de los que nos habíamos imaginado al principio de la relación.

Cuando llega la fase de la convivencia

  • Generalmente, la convivencia en pareja se encarga de desmoronar este concepto de pareja ideal.
  • En esta fase debemos enfrentar lo que, en realidad, significa vivir en pareja.
  • Debemos aprender a convivir con las diferencias y los conflictos: las parejas que conviven durante algún tiempo saben que los conflictos aparecen, que son inherentes a la relación.

Los conflictos

  • El problema no son los conflictos en sí mismos: lo verdaderamente importante es aprender a solucionarlos de forma equilibrada y armónica.
  • Para convivir en armonía en el mundo real debemos aprender a afrontar de forma positiva los innumerables conflictos que aparecen en la vida cotidiana.
  • Hay que asumir con normalidad las tensiones y los conflictos ya que éstos forman parte de la vida en común.
  • Es importante tener una actitud positiva para superar los conflictos.

Las causas de los conflictos son, casi siempre, las mismas

  • Casi todas las parejas tienen uno o más temas conflictivos importantes.
  • Casi siempre estos temas con recurrentes, siempre los mismos y aparecen una y otra vez en las conversaciones.

Los temas conflictivos más frecuentes en las parejas

  • La relaciones con las familias de la pareja.
  • La educación de los hijos.
  • La distribución de las tareas domésticas.
  • La utilización de los espacios comunes.
  • El orden y el desorden.
  • El manejo de la economía.
  • Los problemas de infidelidad.
  • Los celos patológicos.
  • Los problemas derivados de la falta de comunicación entre la pareja.
  • La violencia doméstica.
  • Los roles que cada uno asume, la distribución de la jerarquía (quién manda y quien no).
  • Los problemas sexuales.

Una buena estrategia para afrontar los problemas de pareja

  • Hacer una pequeña lista con los temas conflictivos importantes de la pareja.
  • Intentar buscar la solución empezando por los problemas más sencillos.
  • Avanzar poco a poco en la discusión y en las estrategias de negociación.

Algunos consejos prácticos

  • Hablar del problema sólo cuando estamos tranquilos, calmados: si la ira, la rabia y la frustración son muy fuertes no es buen momento para la comunicación.
  • Escuchar sinceramente al otro: intentar meterse en su situación, entenderlo, ser verdaderamente empático.
  • Hablar de un tema unicamente en cada conversación, no mezclar unos temas con otros.
  • Hablar en primera persona: el hábito de criticar o de interpretar lo que el otro dice, está muy arraigado en nuestra cultura.
  • Intentar igualar las posiciones: para que una negociación justa sea posible, ambos tienen que tener la misma fuerza y peso para decidir. No es bueno que sólo uno se sacrifique por del otro.
  • Saber buscar un punto de equilibrio, un punto intermedio para que el acuerdo pueda satisfacer a las dos partes: no hay que ceder más de la cuenta, hay que tener en cuenta los intereses de las dos partes, tener una actitud generosa. Vivir en pareja requiere querer al otro como a "ti mismo", ni más ni menos.
  • No aislarse, compartir con el entorno: para tener una relación equilibrada es importante tener ratos de tranquilidad, de diversión, de compartir con los amigos, de perder el tiempo juntos, en definitiva de ocio y disfrute.

¿Puede la terapia de pareja ayudar a resolver los conflictos?

  • La terapia de pareja puede ser un espacio muy propicio para el re-encuentro de la pareja.
  • Requiere la implicación activa de ambos miembros de la pareja.
  • El terapeuta de pareja cumple un papel de mediador que ayuda a resolver los malos entendidos que se van acumulando en la propia historia de la relación de pareja.
  • La terapia de pareja puede ayudar a unir a la pareja: para que sea efectiva se necesita el compromiso, la voluntad, el esfuerzo y las ganas de hacer que la relación vuelva a funcionar.
  • En ocasiones la terapia de pareja puede ayudar también a negociar una separación sana y lo menos traumática posible si la decisión de la separación es irreversible.

Saber más

Dra. Marta Marnet

CCM Salud es una publicación informativa realizada por un equipo de especialistas de la salud y redactores supervisados por la Dra. Marta Marnet (número de registro 19741 en el Colegio de Médicos de Barcelona, España).

Más información sobre el equipo de CCM Salud