Reflujo gastroesofágico: alimentos y bebidas a evitar

Haz una pregunta




Numerosos alimentos y bebidas representan factores de riesgo del reflujo gastroesofágico.

El chocolate


El chocolate contribuye a relajar el músculo del esfínter.

La leche


Las grasas, proteínas y el calcio presentes en la leche estimulan más los ácidos gástricos.

Los alimentos grasos


Los alimentos grasos como la mantequilla, el queso, los embutidos, las salsas y los pasteles aumentan las secreciones ácidas del estómago.

Naranjas, limones, toronjas (pomelos)


La acidez de los cítricos aumenta la acidez de los jugos gástricos.

Menta


La menta favorece el relajamiento del esfínter esofágico y puede participar en el reflujo.

Los tomates


Los tomates contribuyen al reflujo esofágico.

Las cebollas


Las cebollas irritan la mucosa del esófago agravando así el ardor de estómago.

Las especias y los condimentos


Las especias y los condimentos irritan la mucosa del esófago.

Las bebidas


Muchas bebidas pueden representar un factor agravante del reflujo gastroesofágico.

Bebidas gaseosas


Evitar las bebidas gaseosas que provocan gases, ya que son factores agravantes del reflujo gastroesofágico.

Alcohol

  • Las bebidas alcohólicas, como el vino, la cerveza o los alcoholes fuertes participan en el relajamiento del esfínter esofágico, agravando así el riesgo del reflujo.
  • Cuando estas bebidas alcohólicas son consumidas en ayunas con el estómago vacío, los riesgos del reflujo esofágico se agravan.

Café y té


El café y el té favorecen el relajamiento del esfínter del esófago, provocando las manifestaciones del reflujo (acidez, ardores gástricos...), e irritan la mucosa del esófago.

Saber más

Medicamentos para el reflujo gastroesofágico: los alginatos
Contaminación en los coches por: tabaco, COV y alérgenos