Como deben ser las paredes vaginales si eres virgen

Denunciar
-
Message postés
6407
Date d'inscription
sábado, 14 de diciembre de 2019
Estatus
Miembro
Última intervención
miércoles, 30 de diciembre de 2020
-
Hola,

mi novio me esta poniendo realmente nerviosa porque me sigue preguntando si aun soy virgen o no cuando ya le dije que si y medijo quesi el siente que no soy lo suficiente apretada va a pensar que no lo soy y lo que pasa es que he tenido algunos gases vaginalesy noo se si eso tenga algoo que ver con que apretada eres

1 respuesta

Message postés
6407
Date d'inscription
sábado, 14 de diciembre de 2019
Estatus
Miembro
Última intervención
miércoles, 30 de diciembre de 2020
1.356
Con todo el respeto, cielo, tu novio no tiene ni idea de sexo ni de anatomía femenina.

Las paredes vaginales de una mujer no cambian porque haya tenido o no relaciones sexuales, la tontería esa de que una chica es apretada si es virgen es simplemente una estupidez. La vagina es elástica, se dilata con la excitación y luego vuelve a su forma.
Lo único que cambia el tono muscular de la vagina de forma permanente son los partos vaginales.
Los gases vaginales se producen al introducirse aire en la vagina por meter cosas en ciertas posturas y obviamente no cambian la anchura de la vagina.

Además, qué habría de malo en que no fueras virgen? Las personas no tienen más o menos valor por tener o no tener relaciones sexuales.

Dile a tu novio que deje de ver tanta pornografia, de creerse estupideces y de hacerse el entendido en sexo porque no tiene ni idea, y que lea más y se informe mejor sobre biología y sexología humana, porque no tiene ni idea y encima con sus "grandes conocimientos en vaginas" te está haciendo sentir mal por tu cuerpo y cuestionandote por una supuesta vida sexual anterior a él.

No dejes jamás que tu pareja te haga sentirte avergonzada de cosas que son normales en tu cuerpo o cuestione y dude de constantemente de tu vida sexual o decisiones vitales. Eso es maltrato psicológico. Déjale bien clarito que tú eres como eres, que no hay nada malo o raro en tu cuerpo, y que el que está equivocado aquí es él, que no debe hacer que te sientas mal o avergonzada y mucho menos dudar de tu palabra. Y si no quiere entender esto, mándale a paseo cielo, que eres muy joven como para andar amargandote ya la vida con alguien así.